37 es­tra­den­ses pi­den las ayu­das pa­ra evi­tar el cor­te de luz o pa­gar la fac­tu­ra eléc­tri­ca

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS -

El Con­ce­llo de A Es­tra­da ha fa­ci­li­ta­do a 37 fa­mi­lias del mu­ni­ci­pio la tra­mi­ta­ción de las ayu­das des­ti­na­das a evi­tar los cor­tes de su­mi­nis­tro eléc­tri­co y gas y de apo­yo al pa­go de la fac­tu­ra de elec­tri­ci­dad.

Las fa­mi­lias vul­ne­ra­bles eco­nó­mi­ca­men­te pue­den aco­ger­se a dos ti­pos de ayu­das. Por una par­te es­tá el tic­ket so­cial. Es­ta ayu­da con­sis­te en un pa­go úni­co de 180 eu­ros, o de 300 en el ca­so de fa­mi­lias nu­me­ro­sas. El re­qui­si­to pa­ra po­der aco­ger­se es te­ner al­gún me­nor em­pa­dro­na­do en el do­mi­ci­lio o una per­so­na con dis­ca­pa­ci­dad acre­di­ta­da su­pe­rior al 33 % y que la uni­dad de con­vi­ven­cia no so­bre­pa­se en in­gre­sos los 9.585,19 eu­ros al año. El pla­zo pa­ra so­li­ci­tar es­ta ayu­da con­clu­ye el 30 de ju­nio.

Por otra par­te es­tán las ayu­das ur­gen­tes pa­ra evi­tar los cor­tes de su­mi­nis­tro eléc­tri­co y del gas. Pa­ra aco­ger­se a es­tas ayu­das —com­pa­ti­bles con las an­te­rio­res— la uni­dad de con­vi­ven­cia no pue­de su­pe­rar los 6.390,13 eu­ros al año. Po­drán tra­mi­tar por es­ta vía dos fac­tu­ras que no su­peren el cómpu­to anual de 200 eu­ros. La so­li­ci­tud se pue­de ha­cer has­ta el 15 de di­ciem­bre. Des­pués del fue­go tam­bién pue­de ha­ber vi­da. Eso es lo que in­ten­ta de­mos­trar la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va de la es­cue­la in­fan­til El­fos con un pro­yec­to en el que ha im­pli­ca­do al CEIP Pérez Vion­di, al Con­ce­llo de A Es­tra­da y a la Con­se­lle­ría de Me­dio Ru­ral y en el que quie­re me­ter tam­bién a los ve­ci­nos de Mo­rei­ra (A Es­tra­da).

En el lu­gar de Ou­tei­ro, en Mo­rei­ra, exis­tía ha­ce años un pe­que­ño bos­que que fue arra­sa­do por el fue­go. La su­per­fi­cie ha si­do cedida por el Con­ce­llo al co­lec­ti­vo es­co­lar pa­ra po­ner en prác­ti­ca un mé­to­do de re­po­bla­ción orien­tal lla­ma­do Fu­kuo­ka. Sim­pli­fi­can­do mu­cho, se tra­ta de ama­sar bo­las de ar­ci­lla con se­mi­llas va­ria­das en su in­te­rior pa­ra lan­zar­las so­bre el te­rreno y de­jar que la na­tu­ra­le­za se en­car­gue del res­to.

La ex­pe­rien­cia —desa­rro­lla­da al am­pa­ro del pro­yec­to Voz Na­tu­ra— arran­có el año pa­sa­do con la con­fec­ción y el lan­za­mien­to de las bo­li­tas, tam­bién lla­ma­das «nen­do dan­go», en la fin­ca de Mo­rei­ra. Es­te año, los alum­nos de 2 a 3 años de la es­cue­la in­fan­til y dos gru­pos de Pri­ma­ria del Pérez Vion­di han vuel­to a ama­sar se­mi­llas y ar­ci­lla y han re­gre­sa­do a la fin­ca don­de el año pa­sa­do lan­za­ron los pri­me­ros pro­yec­ti­les. Allí pu­die­ron com­pro­bar que el mé­to­do ha da­do sus fru­tos. De aque­llas bo­las han na­ci­do co­les, re­po­llos, hier­ba, gre­los y has­ta un ro­ble. En la zo­na don­de la re­po­bla­ción ha cua­ja­do los jó­ve­nes rea­li­za­ron tra­ba­jos de lim­pie­za de ma­las hier­bas. En las que si­guen sin ve­ge­ta­ción se han lan­za­do nue­vas bo­li­tas con se­mi­llas de to­do ti­po. Apro­ve­chan­do la vi­si­ta se han plan­ta­do tam­bién al­gu­nos ár­bo­les con la co­la­bo­ra­ción de Me­dio Ru­ral y otros que los pe­que­ños han vis­to cre­cer en los se­mi­lle­ros de la es­cue­la in­fan­til.

El bos­que en fa­se de re­po­bla­ción ya es­tá bau­ti­za­do. Se lla­ma el Bos­que Vion­di­ño, en ho­nor a la mas­co­ta del CEIP Pérez Vion­di.

La se­gun­da fa­se del pro­yec­to se­rá con­ver­tir la zo­na re­cu­pe­ra­da del fue­go en un par­que sos­te­ni­ble. Pa­ra ello El­fos quie­re bus­car la im­pli­ca­ción de los ve­ci- nos de la zo­na. Se­gún ex­pli­ca la di­rec­to­ra de la es­cue­la, Ma­ri­sa Moi­men­ta, las pers­pec­ti­vas de co­la­bo­ra­ción son bue­nas. «Es­te ve­rán xa ti­ve­mos al­gún duen­de re­gan­do que im­pe­diu que se­ca­ra to­do», cuen­ta.

La idea es crear una es­pe­cie de par­que de los sen­ti­dos que sea ade­más un ale­ga­to con­tra el fue­go. Se pre­ten­de cons­truir una ca­ba­ña con ma­te­ria­les re­uti­li­za­dos o crear una es­cul­tu­ra apro­ve­chan­do res­tos de ár­bo­les que­ma­dos. Los ve­ci­nos ten­drían que ejer­cer de guar­dia­nes del bos­que pa­ra ase­gu­rar su fu­tu­ro y evi­tar des­tro­zos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.