Los atas­cos en la AP-9 se re­pe­ti­rán mien­tas du­ren las obras de am­plia­ción

La co­mar­ca de Pon­te­ve­dra acu­mu­la 260 ki­ló­me­tros de es­pe­cial ries­go cir­cu­la­to­rio

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA - LÓ­PEZ PENIDE

Lo vi­vi­do en el arran­que de es­ta Se­ma­na San­ta, y en me­nor in­ten­si­dad es­te do­min­go por la tar­de, en la AP-9 no se­rá un he­cho pun­tual. Las dis­tin­tas au­to­ri­da­des con­sul­ta­das con­fir­ma­ron que los atas­cos y re­ten­cio­nes, que en al­gu­nos mo­men­tos de es­te jue­ves tu­vie­ron una lon­gi­tud de has­ta cin­co ki­ló­me­tros, se re­pe­ti­rán en un fu­tu­ro in­me­dia­to.

Aña­die­ron que los co­lap­sos se re­pro­du­ci­rán pre­vi­si­ble­men­te mien­tras du­ren las obras de am­plia­ción de los cua­tro ca­rri­les del puen­te de Ran­de que es­tá lle­van­do a ca­bo Au­da­sa. El pro­ble­ma es que, en las in­me­dia­cio­nes del des­vío ha­cia Can­gas, los dos ca­rri­les de cir­cu­la­ción se trans­for­man en uno cau­san­do, de es­te mo­do, un cue­llo de bo­te­lla cuan­do se in­cre­men­ta la afluen­cia de vehícu­los en di­rec­ción a Vi­go.

En cual­quier ca­so, la si­tua­ción que se ge­ne­ró lle­vó ayer a la por­ta­voz na­cio­nal del BNG a ins­tar a Xun­ta y Fo­men­to a que san­cio­nen a Au­da­sa por lo ocu­rri­do. Asi­mis­mo, Ana Pon­tón exi­gió el es­ta­ble­ci­mien­to de un pro­to­co­lo que obligue a le­van­tar las barreras de los pea­jes en ca­so de re­ten­cio­nes que su­peren el ki­ló­me­tro.

Se da la par­ti­cu­la­ri­dad de que a es­ca­sos ki­ló­me­tros de don­de se pro­du­jo el co­lap­so se ubi­ca el úni­co pun­to de es­pe­cial ries­go cir­cu­la­to­rio de la AP-9. En las in­me­dia­cio­nes del puen­te so­bre el Lé­rez, en el tér­mino mu­ni­ci­pal de Pon­te- ve­dra, es­tá si­tua­do uno de los ra­da­res que con­tro­lan la vein­te­na de tra­mos y pun­tos de in­ten­si­fi­ca­ción de vi­gi­lan­cia de la ve­lo­ci­dad exis­ten­tes en la co­mar­ca ca­pi­ta­li­na.

En total, el en­torno de la ciu­dad del Lé­rez acu­mu­la 260 ki­ló­me­tros de carretera en los que la Guar­dia Ci­vil de Trá­fi­co ha re­for­za­da la vi­gi­lan­cia me­dian­te ra­da­res fi­jos y mó­vi­les. Se­gún los da­tos apor­ta­dos por la DGT, los pri­me­ros con­tro­lan me­dia do­ce­na de pun­tos muy con­cre­tos de es­ta red via­ria. Así, ade­más de en la AP-9, los con­duc­to­res se pue­den en­con­trar con ra­da­res fi­jos en dos pun­tos con­cre­tos de la au­to­vía de O Sal­nés, la AG-4.1, así co­mo en otros tan­tas zo­nas de la N-550, mien­tras que el sex­to se en­cuen­tra en la N-640, que co- mu­ni­ca Cal­das con Vi­la­gar­cía.

Por su par­te, el sub­sec­tor de Trá­fi­co de Pon­te­ve­dra ha in­ten­si­fi­ca­do el uso de ci­ne­mó­me­tros mó­vi­les en otros tre­ce tra­mos de ca­rre­te­ras. De es­te mo­do, la carretera que pre­sen­ta un ma­yor ries­go cir­cu­la­to­rio es la N-640, don­de se ha in­cre­men­ta­do la vi­gi­lan­cia so­bre un total de 78 ki­ló­me­tros de as­fal­to que dis­cu­rren por tres tra­mos, mien­tras que en la N-550 es­tán con­ta­bi­li­za­dos 57 ki­ló­me­tros. De igual mo­do, se ha pues­to el én­fa­sis en 41 ki­ló­me­tros de la N-541, así co­mo en la to­ta­li­dad de la PO-308, que dis­cu­rre en­tre los mu­ni­ci­pios de Poio y San­xen­xo. La va­rian­te de Ma­rín, la carretera de Vi­la­gar­cía o la PO551 son otras vías en las que Trá­fi­co ha au­men­ta­do su pre­sen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.