DÍA DE MER­CA­DO Lleno en la ven­ta de ver­du­ras y de­ten­ción del rey Bal­ta­sar

Agen­tes de la Guar­dia Ci­vil in­cau­ta­ron ayer pren­das de mar­cas fal­si­fi­ca­das en la fe­ria a un ve­cino de La­lín

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS - RO­CÍO RA­MOS

El buen tiem­po ade­lan­tó la flo- ra­ción de al­gu­nas plan­tas es­tos me­ses y tam­bién la plan­ta­ción. Eso hi­zo que ayer, la fe­ria la­li­nen­se con­gre­ga­se a un gran nú­me­ro de per­so­nas. Los pues­tos de ven­ta de to­do ti­po de ver­du­ras pa­ra plan­tar en la huer­ta, ins­ta­la­dos en O Re­guei­ri­ño es­tu­vie­ron a to­pe de gen­te y de vehícu­los ha­cien­do ca­si im­po­si­ble a ra­tos, en­con­trar un lu­gar don­de es­ta­cio­nar.

En el cam­po da fei­ra y en el la rúa Ro­sa­lía de Cas­tro, el mo­vi- mien­to tam­bién fue im­por­tan­te. Los que tam­po­co se per­die­ron es­te día de mer­ca­do fue­ron los agen­tes de la Guar­dia Ci­vil que ayer fue­ron vis­tos por la zo­na de ins­pec­ción.

No se fue­ron con las ma­nos va­cías. Lle­va­ron a ca­bo la de­ten­ción de un ve­cino de La­lín, na­tu­ral de Se­ne­gal, co­no­ci­do por in­vi­tar a los vecinos a em­pa­dro­nar­se en La­lín y que re­par­tió ilu­sión en­tre los más pe­que­ños co­mo rey Bal­ta­sar.

A él le in­cau­ta­ron al pa­re­cer en torno a un cen­te­nar de pren­das de es­ti­lo de­por­ti­vo su­pues­ta­men­te fal­si­fi­ca­cio­nes de co­no­ci­das mar­cas. La Guar­dia Ci­vil le re­qui­rió el per­mi­so del pues­to, del que al pa­re­cer ca­re­cía.

Tras su iden­ti­fi­ca­ción, que­dó en li­ber­tad. Se tra­ta­ría, de lle­gar a tér­mino, de un de­li­to de ca­rác­ter le­ve por la ven­ta de ro­pa de fal­si­fi­ca­cio­nes de mar­ca que po­dría aca­rrear­le en to­do ca­so una mul­ta. Fue la úni­ca de­ten­ción en la fe­ria, en la que otros tu­vie­ron más suer­te. Al ver a los agen­tes, otros dos am­bu­lan­tes que ven­dían ce­dés sa­lie­ron hu­yen­do a la ca­rre­ra con­si­guien­do evi­tar una po­si­ble de­ten­ción.

Mien­tras, en O Re­guei­ri­ño triun­fa­ban los pro­duc­tos de huer­ta. Una de las co­sas que más ven- ta re­gis­tró fue­ron las ce­bo­llas, pe­ro los pues­tos ex­hi­bían to­do ti­po de plan­tas des­ti­na­das a cre­cer en las huer­tas de la zo­na. Des­de un sin­fín de va­rie­da­des de pi­mien­tos a to­do ti­po de to­ma­tes, aun­que ha­bía que pre­fie­re es­pe­rar. Jun­to a ellos le­chu­gas, pue­rros y to­do un es­ca­pa­ra­te hor­tí­co­la. La ma­yo­ría de los ven­de­do­res son ha­bi­tua­les y hay quien lle­va des­pla­zán­do­se a La­lín mu­chos años co- mo uno de Bo­quei­xón que ase­gu­ra­ba que so­lo acu­de a La­lín tres ve­ces al año, pre­ci­sa­men­te a los mer­ca­dos de es­ta épo­ca del año don­de es­te ti­po de pro­duc­tos tie­nen una gran de­man­da.

En la rúa Ro­sa­lía de Cas­tro, el co­lo­ri­do de las plan­tas de pri­ma­ve­ra lu­cía en to­do su es­plen­dor for­man­do ex­ten­sio­nes de ge­ra­nios y otras flo­res de épo­ca que lle­na­rán los jar­di­nes.

MI­GUEL SOUTO

La ven­ta de pro­duc­tos hor­tí­co­las pa­ra plan­tar en la huer­ta atra­jo a nu­me­ro­so pú­bli­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.