Seis años en la cár­cel por ha­cer­se pa­sar por su ex­cu­ña­do pa­ra per­pe­trar es­ta­fas

Cons­ti­tu­yó una em­pre­sa con el DNI del su­plan­ta­do y co­bró ade­lan­tos de obras que nun­ca lle­gó a eje­cu­tar

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - SANTIAGO - XURXO MELCHOR

Ma­nuel Lla­nos Ro­drí­guez pa­sa­rá seis años en la cár­cel por ha­cer­se pa­sar por su ex­cu­ña­do pa­ra cons­ti­tuir una em­pre­sa cons­truc­to­ra y acep­tar en­car­gos de obras por los que co­bró ade­lan­tos pe­ro que ja­más lle­gó a eje­cu­tar. El jui­cio se ce­le­bró ayer en la sección com­pos­te­la­na de la Au­dien­cia Pro­vin­cial y el acu­sa­do, que cum­ple ac­tual­men­te pri­sión por otra cau­sa, te­nía po­co que ob­je­tar a las con­tun­den­tes prue­bas que ha­bía en su con­tra. Por eso pre­fi­rió ad­mi­tir su cul­pa pa­ra que la Fis­ca­lía y las acu­sa­cio­nes par­ti­cu­la­res acep­ta­sen re­ba­jar­le la pe­na de pri­sión que ini­cial­men­te pe­dían pa­ra él, que su­pe­ra­ba los do­ce años.

El acuer­do sus­cri­to en­tre las par­tes re­ba­ja a sie­te años y nue­ve me­ses la pe­na de­fi­ni­ti­va de cár­cel, aun­que Lla­nos Ro­drí­guez so­lo cum­pli­rá un má­xi­mo de seis de­bi­do a que se le apli­ca la re­gla que es­ti­pu­la que, cuan­do hay va­rios de­li­tos y va­rias pe­nas, so­lo pue­de per­ma­ne­cer en pri­sión el tri­ple del tiem­po que mar­ca la má­xi­ma de las con­de­nas im­pues­tas, que en es­te ca­so es de dos años.

Las pe­nas que el acu­sa­do ha acep­ta­do son de dos años por un de­li­to con­tra los de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res, seis me­ses por el de usur­pa­ción del es­ta­do ci­vil y un año nue­ve me­ses y un día por un de­li­to con­ti­nua­do de fal­se­dad do­cu­men­tal. Ade­más, de­be­rá ha­cer fren­te a otras dos pe­nas de un año, nue­ve me­ses y un día por dos de­li­tos de es­ta­fa con­tra las per­so­nas a las que co­bró por obras que nun­ca eje­cu­tó.

Fue el ca­so de Do­min­go Jo­sé L. O., con el que acor­dó aco­me­ter una obra pa­ra cam­biar el ca­na­lón de una na­ve en el po­lí­gono in­dus­trial de Mi­lla­doi­ro (Ames). El acu­sa­do co­bró mil eu­ros con un ta­lón ban­ca­rio y dio al em­pre­sa­rio un do­mi­ci­lio en el que nun­ca pu­do en­con­trar­le.

Tam­bién en­ga­ñó al ma­tri­mo­nio for­ma­do por Ma­nuel O. C. y Flo­rin­da O. B., vecinos de Ve­dra. Am­bos de avan­za­da edad y con pro­ble­mas de mo­vi­li­dad. Él acu­dió al jui­cio en si­lla de rue­das y ella va­lién­do­se de mu­le­tas. Tras ga­nar­se su con­fian­za vi­si­tán­do­les a me­nu­do y lle­ván­do­les pas­te­les, les con­ven­ció de que por so­lo 150.000 eu­ros les cons­trui­ría una ca­sa adap­ta­da, con as­cen­sor in­te­rior in­clui­do, en una fin­ca pro­pie­dad de la pa­re­ja si­tua­da en O Gro­ve (Pon­te­ve­dra). Pa­ra lo­grar que le pa­ga­ran ade­lan­tos, en­vió ope­ra­rios que de­rri­ba­ron la vi­vien­da vie­ja y eje­cu­ta­ron al­gu­nos tra­ba­jos, pe­ro sin or­den ni per­mi­sos le­ga­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.