El sin­te­cho de O Tou­ral pro­vo­ca otro in­ci­den­te y los co­mer­cian­tes lla­man a la po­li­cía

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - SANTIAGO -

El úni­co su­per­vi­vien­te de los tres sin­te­cho que cau­sa­ron un pro­ble­ma de con­vi­ven­cia y or­den pú­bli­co al acam­par en O Tou­ral vol­vió a pro­vo­car ayer un nue­vo in­ci­den­te. Tras es­tar be­bien­do al­cohol en la pla­za, que­dó ten­di­do en el sue­lo e in­cons­cien­te. Co­mo no res­pon­día, un co­mer­cian­te de la zo­na de­ci­dió lla­mar a la Po­li­cía Na­cio­nal por­que te­mía que in­clu­so pu­die­ra sufrir un pro­ble­ma de sa­lud gra­ve. Fi­nal­men­te, Ma­nuel San­ti­lla­na, que es co­mo se lla­ma el in­di­gen­te, se le­van­tó ren­quean­te por su pro­pio pie an­tes de que lle­ga­ran los agen­tes y se co­bi­jó en los so­por­ta­les de la Rúa No­va, en los que ha vuel­to a sen­tar su cam­pa­men­to e in­clu­so ha­ce sus ne­ce­si­da­des.

En los úl­ti­mos me­ses, San­ti­lla­na ha vis­to có­mo su ami­go Fé­lix y su pa­re­ja, Sara, mo­rían en la ca­lle. La úl­ti­ma fue la mu­jer, a la que ha­lla­ron sin vi­da en un ba­ño del cen­tro so­cio­co­mu­ni­ta­rio de Por­ta do Ca­mi­ño. Es­tos fa­lle­ci­mien­tos han afec­ta­do mu­cho al sin­te­cho, que se ha que­da­do so­lo y aún más des­va­li­do. Be­be más que nun­ca, no acep­ta la ayu­da que se le brin­da y se nie­ga a ir al hos­pi­tal pa­ra re­ci­bir aten­ción mé­di­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.