Los pe­que­ños ne­go­cios son los más per­ju­di­ca­dos por la aper­tu­ra de la au­to­pis­ta

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - OURENSE -

«Pue­de ha­ber ne­go­cios que si­gan tra­ba­jan­do ca­si al mis­mo rit­mo que an­tes, pe­ro a no­so­tros nos afec­tó bas­tan­te la aper­tu­ra de la au­to­pis­ta». Se­gún Jo­sé Tá­bo­ra, que tra­ba­ja en la con­fi­te­ría de Si­lle­da des­de ha­ce mu­chos años, las ven­tas han caí­do. «No­so­tros vi­vía­mos mu­cho de la gen­te que iba de Santiago a Ou­ren­se que ya no pa­sa por aquí y no ten­go muy cla­ro si es por­que el tren es una nue­va op­ción, por la aper­tu­ra de la au­to­pis­ta o por­que jus­to en el 2009 em­pe­zó la cri­sis». Lo que sa­be Jo­sé a cien­cia cier­ta es que la gen­te que an­tes pa­sa­ba por su es­ta­ble­ci­mien­to en Si­lle­da —al­gu­nos eran clien­tes fi­jos— «siem­pre se lle­va­ba al­go pa­ra co­mer el fin de se­ma­na, y aho­ra no». Ade­más, apun­ta que in­clu­so otros ne­go­cios, co­mo fe­rre­te­rías, han sa­li­do per­ju­di­ca­dos.

A es­ca­sos me­tros de dis­tan­cia de la tien­da de Jo­sé se en­cuen­tra un bar de pa­so de los más mí­ti­cos de Si­lle­da: el Ca­fé La­go. Ma­ria del Car­men Villar, que lle­va 40 años tra­ba­jan­do en él, opi­na muy di­fe­ren­te. «Por aquí si­guen pa­san­do los mis­mos ca­mio­nes y el vo­lu­men de trá­fi­co es el mis­mo». Aun­que cues­ta creer­lo si se rea­li­za el re­co­rri­do com­ple­to por los 342 ki­ló­me­tros de as­fal­to.

Tam­bién hay opi­nio­nes a me­dio ca­mino, co­mo la de Ma­ría Ro­drí­guez, que re­gen­ta el Ho­tel Res­tau­ran­te Amé­ri­ca en el mu­ni­ci­pio de A Estrada. «No­so­tros te­nía­mos el ho­tel mu­cho an­tes de que se cons­tru­ye­se la au­to­pis­ta, des­de ha­ce unos 20 años, y con el res­tau­ran­te lle­va­mos 25». Ma­ría du­da cuan­do se le pre­gun­ta si tie­nen más vo­lu­men de ne­go­cio o me­nos que ha­ce ocho años. «Qui­zás sí lo no­ta­mos en la can­ti­dad de ca­mio­ne­ros y gen­tes de pa­so, pe­ro en las re­ser­vas del ho­tel no mu­cho, por­que la ma­yo­ría las hacen por in­ter­net y co­mo en la au­to­pis­ta no hay dón­de dor­mir, se des­vían has­ta aquí». El res­tau­ran­te se ha vis­to fa­vo­re­ci­do por el au­men­to del pre­cio de la au­to­pis­ta y se man­tie­ne bas­tan­te es­ta­ble gra­cias a las per­so­nas que se des­pla­zan des­de los ayun­ta­mien­tos de al­re­de­dor has­ta Santiago por con­sul­tas mé­di­cas u otras ne­ce­si­da­des.

En la zo­na ou­ren­sa­na de Cea tam­bién se pue­den ver an­ti­guos es­ta­ble­ci­mien­tos —si­tua­dos de­ba­jo de las vi­vien­das fa­mi­lia­res o al la­do de ba­res— es­pe­cia­li­za­dos en el pan que han ce­rra­do. Ne­go­cios que otro­ra era el sus­ten­to de fa­mi­lias y que han des­apa­re­ci­do. Po­cas op­cio­nes hay pa­ra zo­nas a las que ya na­die va a com­prar, más que dis­tri­buir —en el ca­so de los que ten­gan in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra ello— o am­pliar ho­ri­zon­tes con in­ter­net, co­mo en el ca­so de los me­lin­dres de Jo­sé Tá­bo­ra –en el mer­ca­do des­de 1934 y que cuen­ta con va­rios es­ta­ble­ci­mien­tos por to­da Ga­li­cia–.

Jo­sé Tá­bo­ra lle­va años tra­ba­jan­do en la con­fi­te­ría re­gen­tan­do un es­ta­ble­ci­mien­to en Si­lle­da.

Exis­ten va­rios pun­tos ki­lo­mé­tri­cos en los que es di­fí­cil cru­zar­se con al­gún otro vehícu­lo en sen­ti­do con­tra­rio o en el mis­mo en el que se via­ja. El desuso de la N-525 ha su­pues­to el fi­nal pa­ra al­gu­nos co­mer­cios de zo­nas que an­tes so­bre­vi­vían del tu­ris­mo o de los via­je­ros que pa­ra­ban a des­can­sar y re­pos­tar. Las zo­nas con más trá­fi­co se si­túan en mu­ni­ci­pios co­mo La­lín, Si­lle­da o A Estrada, por ser pun­tos neu­rál­gi­cos en los que se cruzan di­fe­ren­tes cal­za­das y por te­ner áreas de co­mer­cio fuer­tes muy tran­si­ta­das.

Tam­bién hay lu­ga­res en los que el as­fal­to ha su­fri­do des­gas­te de­bi­do al gran nú­me­ro de vehícu­los que dis­cu­rre por ellos. En La­lín, cer­ca del mul­ti­usos Are­na, por don­de tran­si­tan con­ti­nua­men­te pea­to­nes, tu­ris­mos o ca­mio­nes con car­ga pe­sa­da: el tra­mo mu­ni­ci­pal se ha re­sen­ti­do. En ge­ne­ral el es­ta­do de la cal­za­da es­tá en bue­na con­di­cio­nes pe­ro en al­gu­nas zo­nas co­mo és­ta, a la al­tu­ra de Ben­do­iro (La­lín) en el pun­to ki­lo­mé­tri­co 296, se en­cuen­tra muy per­ju­di­ca­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.