«Es­ta ge­ne­ra­ción de mu­je­res es fuer­te; po­de­mos ha­cer lo que que­ra­mos»

Es­ta pro­fe­sio­nal con­si­de­ra que las de­no­mi­na­cio­nes jó­ve­nes, co­mo Rías Bai­xas, no es­tán tan an­cla­das al pa­sa­do

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - AROUSA - M. ALFONSO

Katia Álvarez es, des­de ha­ce más de una dé­ca­da, la di­rec­to­ra del de­par­ta­men­to de enología de Mar­tín Códax. Es tam­bién, se­gún la web bri­tá­ni­ca The Drink Bus­si­nes, una de las diez me­jo­res pro­fe­sio­na­les de Es­pa­ña. Un re­co­no­ci­mien­to que «te anima a ha­cer las co­sas me­jor, a no con­for­mar­te, a se­guir apren­dien­do de gen­te que sa­be más. Da ilu­sión y ga­nas de se­guir tra­ba­jan­do y dan­do a co­no­cer el al­ba­ri­ño» —¿Có­mo es el tra­ba­jo de un enó­lo­go?

—Es un tra­ba­jo de hor­mi­gui­ta. La ven­di­mia es el pun­to cul­men, el más vi­si­ble, pe­ro pa­ra ha­cer un buen vino es im­por­tan­te tam­bién el tra­ba­jo pre­vio. El res­to del año es un tra­ba­jo de se­gui­mien­to. Es una eta­pa muy di­fe­ren­te, pe­ro muy in­tere­san­te. Te pa­sas to­do el día aga­rra­da a la co­pa in­ten­tan­do cla­si­fi­car y de­fi­nir el vino. —¿Có­mo es eso de de­fi­nir el vino? —Ven­di­mia­mos el vino si­guien­do un pro­to­co­lo, con ma­ce­ra­ción, con fer­men­ta­ción, con tem­pe­ra­tu­ras di­fe­ren­tes... Pe­ro eso nos va a dar di­fe­ren­tes per­fi­les de vino que no pue­den ir a una misma bo­te­lla. Te­ne­mos cin­cuen­ta de­pó­si­tos y pri­me­ro te­ne­mos que cla­si­fi­car­los, vien­do que es lo que más des­ta­ca en cada uno. Con esa in­for­ma­ción nos ha­ce­mos una idea del vino que que­re- mos ha­cer y em­pe­za­mos un pro­ce­so de en­sa­yo error. Con un po­co de es­te y otro po­co de es­te de­be­ría sa­lir es­to, aun­que a ve­ces tie­nen una idea y no fun­cio­na. —¿Es el al­ba­ri­ño de Mar­tín Códax al que más es­fuer­zo de­di­ca? —Cuan­do la gen­te ca­ta un Mar­tín Códax no le da el va­lor que tie­ne. Por­que es el vino don­de no pue­des equi­vo­car­te ni un mi­lí­me­tro. To­do el mun­do tie­ne una idea de lo que es y no pue­de de­cep­cio­nar. El tra­ba­jo más fuer­te lo ha­ce­mos pa­ra te­ner un Mar­tín Códax cla­ro y de­fi­ni­do. Es a don­de va el me­jor vino por­que, aun­que es el vino más sen­ci­llo, si de­cep­cio­na es­tás muer­to.

—La su­ya es una pro­fe­sión tra­di­cio­nal­men­te mas­cu­li­na —Es­te es el mo­men­to de las mu­je­res en ge­ne­ral. Es­ta es la ge­ne­ra­ción me­jor pre­pa­ra­da y se nos es­tá em­pe­zan­do a dar opor­tu­ni­da­des. En el mun­do del vino es muy evi­den­te. Tam­bién creo que las de­no­mi­na­cio­nes más jó­ve­nes no es­ta­mos tan an­cla­das al pa­sa­do co­mo otras zo­nas vi­tí­co­las. El he­cho de que sea­mos una de­no­mi­na­ción de blan­cos tam­bién in­flu­ye, por­que Es­pa­ña era una pro­duc­to­ra de tin­tos y ahí es­tá to­da la car­ga tra­di­cio­nal. So­mos una ge­ne­ra­ción de mu­je­res fuer­tes, que cree­mos que po­de­mos ha­cer lo que que­ra­mos.

—O sea que en Rías Bai­xas no hay tan­to ma­chis­mo

—Rías Bai­xas es mo­der­na tan­to eno­ló­gi­ca­men­te co­mo co­mer­ci­la­men­te. Por­que el mun­do de los co­mer­cia­les es tam­bién bas­tan­te mas­cu­lino y ce­rra­do a las mu­je­res. Pe­ro en Rías Bai­xas es­tá co­mo su­pe­ra­do. Creo que lo que mar­ca la di­fe­ren­cia es que es una de­no­mi­na­ción jo­ven. Y tam­bién el ca­rác­ter de la mu­jer ga­lle­ga, so­mos mu­je­res fuer­tes, con per­so­na­li­dad.

—Los enó­lo­gos tie­nen que es­tar siem­pre al día.

—Es una pro­fe­sión don­de tie­nes que te­ner los ojos su­per­abier­tos. No pue­des es­tar en­ce­rra­do en tu bo­de­ga, por­que to­do cam­bia muy rá­pi­do. Tie­nes que in­ter­pre­tar Mar­tín Códax cada año y, pa­ra ello, tie­nes que te­ner in­for­ma­ción de lo que es­tá pa­san­do en el mun­do. Es muy im­por­tan­te es­tar en con­tac­to con el con­su­mi­dor. Mu­chas ve­ces es­tás en tu mun­do y pien­sas que tie­nes un vino es­pec­ta­cu­lar, y lo ca­tan tus clien­tes y no lo en­tien­den. Pe­ro te­ne­mos que po­ner­nos en la piel del con­su­mi­dor, no en­tro­ni­zar­nos. —Qui­zás de eso se ha pe­ca­do un po­co en los úl­ti­mos años. —Por­que lo he­mos he­cho mal. Si cuan­do ex­pli­ca­mos un vino lo ha­ce­mos con un vo­ca­bu­la­rio que no se en­tien­de es­ta­mos ge­ne­ran­do in­ti­mi­da­ción. Solo uti­li­zan­do un vo­ca­bu­la­rio más cer­cano hu­bié­ra­mos he­cho que se nos acer­ca­ra más gen­te. Te­ne­mos que es­for­zar­nos por sim­pli­fi­car la for­ma de ha­blar y ser cons­cien­tes de pa­ra quién es­ta­mos ha­cien­do la ca­ta.

ÓS­CAR VÍFER

Katia Álvarez lle­va más de una dé­ca­da tra­ba­jan­do en Mar­tín Códax.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.