Ago­la­da apro­bó un re­ajus­te que le exi­ge aho­rrar 23.000 eu­ros en dos años

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS - R. RA­MOS

Ago­la­da ten­drá que vol­ver­se a apre­tar el cin­tu­rón el in­cum­pli­mien­to de la re­gla de gasto y de la de es­ta­bi­li­dad pre­su­pues­ta­ria por el au­men­to de las in­ver­sio­nes le exi­ge po­ner en mar­cha un nuevo plan fi­nan­cie­ro de ajus­te o, más bien, ha­cer fren­te a un nuevo re­ajus­te que fue apro­ba­do ayer en pleno con la abs­ten­ción de los edi­les no ads­cri­tos. Bá­si­ca­men­te el Con­ce­llo tie­ne que amor­ti­zar 6.000 eu­ros es­te año y 17.000 eu­ros el que vie­ne.

Los edi­les apro­ba­ron tam­bién, en es­te ca­so con el vo­to en con­tra de los con­ce­ja­les no ads­cri­tos, una mo­di­fi­ca­ción de cré­di­tos por un mon­tan­te de 26.700 eu­ros.- Una can­ti­dad pre­su­pues­ta­da en pla­zas que no es­tán cu­bier­tas y que se des­ti­na­rá a gasto co­rrien­te e in­ver­sio­nes.

Je­sús Sán­chez, de no ads­cri­tos, ar­gu­men­tó el vo­to de su gru­po ex­pli­can­do que las modificaciones de cré­di­tos son una prác­ti­ca ha­bi­tual del go­bierno y que acha­can a una fal­ta de ges­tión.

El gru­po de no ads­cri­tos pre­sen­tó va­rias mo­cio­nes. Unos plan­tea­mien­tos que fue­ron acep­ta­dos en la ma­yo­ría de los ca­sos por el gru­po de go­bierno.

La úni­ca re­cha­za­da de plano fue la pe­ti­ción de los no ads­cri­tos de que se in­clu­ye­ra a un con­ce­jal de la opo­si­ción en la jun­ta de go­bierno y en las me­sas de con­tra­ta­ción. Una de­man­da que fue re­cha­za­da por el go­bierno lo­cal.

Los res­pon­sa­bles mu­ni­ci­pa­les apun­ta­ron que en las me­sas de con­tra­ta­ción ya es­tu­vie­ron, que es­tas son pú­bli­cas y que si quie­ren pue­den ir a ellas. Otra co­sa muy dis­tin­ta es la jun­ta de go­bierno. La opo­si­ción pidió que se les avi­sa­ra.

Pi­die­ron que se re­vi­sa­ran los par­ques in­fan­ti­les ale­gan­do que no cumplen la nor­ma­ti­va. Al­go que el gru­po de go­bierno se com­pro­me­tió a ha­cer con­tra­tan­do a una em­pre­sa pa­ra lle­var a ca­bo la re­vi­sión de los mis­mos.

Los edi­les de la opo­si­ción se que­ja­ron del mal es­ta­do en el que se en­con­tra­ban los par­ques in­fan­ti­les y de­nun­cian que in­cum­plen la nor­ma­ti­va de­man­dan­do ya en más de una oca­sión el arre­glo de los mis­mos.

En el apar­ta­do de rue­gos y pre­gun­tas, los con­ce­ja­les se in­tere­sa­ron por el ho­ra­rio que te­nía el al­cal­de de aten­ción a los ve­ci­nos a los ve­ci­nos y les con­tes­ta­ron que los mar­tes. Ex­pli­can­do que aun­que el al­cal­de po­día es­tar por el Con­ce­llo tam­bién otros días, eran los mar­tes, la jor­na­da que des­ti­na­ba a la aten­ción de los ve­ci­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.