La res­tau­ra­ción del san­tua­rio de O Cor­pi­ño sa­ca a la luz los co­lo­res del tem­plo la­li­nen­se

Los tra­ba­jos de res­tau­ra­ción des­cu­brie­ron una com­po­si­ción en la que ca­be to­da la pa­le­ta del ar­coí­ris

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PORTADA - ROCÍO RA­MOS LALÍN / LA VOZ

Fue­ron me­ses de tra­ba­jo y aun­que aún no se aca­bó, el re­sul­ta­do pue­de ver­se a sim­ple vis­ta. La res­tau­ra­ción de la cú­pu­la y del al­tar ma­yor del san­tua­rio de O Cor­pi­ño des­cu­bre una com­po­si­ción co­lo­ri­da que lle­na de luz el tem­plo. Una pa­le­ta en el que el o los ar­tis­tas que de­co­ra­ron es­tos mu­ros em­plea­ron to­da la pa­le­ta del ar­coí­ris. Las res­tau­ra­do­ras Va­nia Ló­pez Ai­ras y de An­drea Fló­rez So­to, del Cen­tro de Con­ser­va­ción y Res­tau­ra­ción San Ma­rín de Ourense, fue­ron las en­car­ga­das de lle­var a ca­bo una mi­nu­cio­sa lim­pie­za que per­mi­tió al san­tua­rio re­cu­pe­rar los co­lo­res ori­gi­na­les apa­ga­dos du­ran­te dé­ca­das por la su­cie­dad que se fue acu­mu­lan­do por el hu­mo de las ve­las, la cera y, en el ca­so del re­ta­blo, por una grue­sa ca­pa de bar­niz que se fue os­cu­re­cién­do­se con el pa­so de los años. Las pin­tu­ras mu­ra­les son de 1857, del mis­mo si­glo que el re­ta­blo.

Va­nia Ló­pez des­ta­ca que pe­se al em­pleo de una am­plia pa­le­ta de co­lo­res la com­po­si­ción es ar­mó­ni­ca. En las pa­re­des el ar­tis­ta re­pro­du­ce de for­ma mi­nu­cio­sa los bro­ca­dos de las te­las que van di­bu­jan­do cor­ti­na­jes que se di­bu­jan en las pa­re­des. En el re­ta­blo mo­ra­dos, ro­sas y ver­des plas­man to­do un aba­ni­co de már­mo­les im­po­si­bles so­bre la ma­de­ra que re­sis­tió in­dem­ne el pa­so del tiem­po. Que­da aún que ha­cer, pe­ro el tra­ba­jo ya es­tá ca­si ter­mi­na­do. En al­gu­nas zo­nas aún se pue­de ver el an­tes y el des­pués y el cam­bio que su­po­ne una cui­da­do­sa lim­pie­za y la re­ti­ra­da de to­do el po­so que el tiem­po fue de­jan­do so­bre es­ta obra en la que las res­tau­ra­do­ras en­con­tra­ron po­cas fal­tas.

Pa­ra la ro­me­ría de O Cor­pi­ño, el al­tar ma­yor y la cú­pu­la re­co­bra­rán su esen­cia. Res­ca­ta­do de la pa­rro­quia de San Pe­dro de Lo­són a don­de ha­bía si­do tras­la­da­do, el pá­rro­co, Jo­sé Cria­do, re­cu­pe­ró el sa­gra­rio de ma­de­ra ori­gi­nal a jue­go con el con­jun­to del al­tar y que se co­lo­ca­rá de nue­vo en su lu­gar. Tam­bién lo ha­rá el an­ti­guo cie­rre de ma­de­ra, que aún se con­ser­va­ba, y que se pue­de ver en una foto de 1929 sus­ti­tu­yen­do a la ac­tual ba­laus­tra­da de pie­dra que se re­ti­ra­rá. Se co­lo­ca­rán ade­más de nue­vo cua­tro imá­ge­nes de las vir­tu­des car­di­na­les que se re­cu­pe­ra­ron y que se pue­den ver en una foto an­ti­gua. El re­sul­ta­do de la res­tau­ra­ción es ya es­pec­ta­cu­lar. Un pro­yec­to que fue cos­tea­do ín­te­gra­men­te con los do­na­ti­vos de los de­vo­to. En los al­ta­res la­te­ra­les aún se pue­de ver al­gún re­ta­zo de pin­tu­ra en las pa­re­des. En el ca­so de los re­ta­blos, al­gu­na zo­na, de más uso, fue pin­ta­da por en­ci­ma con pin­tu­ra plás­ti­ca. Se­gu­ra­men­te ori­gi­na­ria­men­te los tres al­ta­res y las tres bó­ve­das for­ma­sen par­te del mis­mo con­jun­to, pe­ro al­gu­nas ac­tua­cio­nes in­co­rrec­tas ha­cen que hoy pue­dan ser di­fí­ci­les de re­cu­pe­rar. La ca­pi­lla pa­só de la os­cu­ri­dad a una sin­fo­nía de luz y de co­lor que trans­mi­te ale­gría

FO­TOS: M. SOUTO

Va­nia Ló­pez y An­drea Fló­rez si­guen tra­ba­jan­do pe­ro la re­ti­ra­da del an­da­mio per­mi­te ver ya el es­pec­ta­cu­lar efec­to.

El tra­ba­jo con­sis­te en ir le­van­tan­do la ca­pa de bar­niz y lim­pian­do.

El sa­gra­rio se re­cu­pe­ró y lo mis­mo se ha­rá con el cie­rre de ma­de­ra.

Con­tras­te de las zo­nas os­cu­re­ci­das a la re­cu­pe­ra­ción del co­lor.

Imagen de la bó­ve­da an­tes de la res­tau­ra­ción.

Así de os­cu­ro se veía el re­ta­blo ba­jo el bar­niz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.