A Estrada re­cu­pe­ra su ce­rá­mi­ca cas­tre­xa

Los 67 frag­men­tos sal­va­dos de las ex­ca­va­cio­nes en cin­co cas­tros lo­ca­les vuel­ven al mu­ni­ci­pio por un día

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS - ROCÍO GAR­CÍA

Las jor­na­das or­ga­ni­za­das por la con­ce­ja­lía de Tu­ris­mo de A Estrada y la Uni­ver­si­da­de de San­tia­go pa­ra po­ner en va­lor el pa­tri­mo­nio es­tra­den­se per­mi­tie­ron ayer el re­gre­so a A Estrada de 67 frag­men­tos de ce­rá­mi­ca cas­tre­xa en­con­tra­dos en los años 30 del si­glo pa­sa­do en cin­co cas­tros es­tra­den­ses da­ta­dos cro­no­ló­gi­ca­men­te en­tre el si­glo I a. C. y el I d. C.

Se­gún ex­pli­ca Estevo Amado, in­ves­ti­ga­dor del Gru­po de Es­tu­dios da Prehis­to­ria do No­roes­te Pe­nin­su­lar (GEPN) de la USC, An­to­nio Fra­guas —que fue pro­fe­sor en el ins­ti­tu­to de A Estrada en­tre 1933 y 1936— y Fermín Bou­za Brey —que por aquel en­ton­ces ejer­cía de juez en el mu­ni­ci­pio— ex­ca­va­ron en aque­lla épo­ca los cas­tros es­tra­den­ses de Ma­ta­lo­bos, Ri­be­la, Bar­bu­de, Mar­cen­los y Gui­ma­rei.

Am­bos pro­ce­dían del Se­mi­na­rio de Es­tu­dos Ga­le­gos y orien­ta­ron ha­cia la ar­queo­lo­gía su afán de re­cu­pe­ra­ción de la cul­tu­ra ga­lle­ga. Fra­guas in­tro­du­cía ade­más en sus cla­ses un modelo de en­se­ñan­za prác­ti­ca, im­pli­can­do al alum­na­do en vi­si­tas y tra­ba­jos de cam­po.

En las cin­co ex­ca­va­cio­nes ar­queo­ló­gi­cas —rea­li­za­das con cri­te­rios mo­der­nos pa­ra la épo­ca— se re­co­pi­la­ron nu­me­ro­sas pie­zas de ce­rá­mi­ca cas­tre­xa que for­ma­ron par­te de un pe­que­ño mu­seo que ha­bía en el ins­ti­tu­to es­tra­den­se, si­tua­do en el edi­fi­cio de la ca­lle Se­ra­fín Pa­zo que lue­go fue bi­blio­te­ca pú­bli­ca y hoy es­pe­ra una reha­bi­li­ta­ción.

Con la lle­ga­da de la Gue­rra Ci­vil, el ins­ti­tu­to se ce­rró y el mu­seo fue ex­po­lia­do. Antón Fra­guas —apar­ta­do de la en­se­ñan­za por su ideo­lo­gía ga­le­guis­ta— y Bou­za Brey con­si­guie­ron sal­var 67 pie­zas que se re­par­tie­ron y con­ser­va­ron en co­lec­cio­nes par­ti­cu­la­res. Sus res­pec­ti­vas fa­mi­lias las do­na­ron en dos en­tre­gas su­ce­si­vas en 1997 y 1999 al Mu­seo do Po­bo Ga­le­go, don­de se con­ser­van ac­tual­men­te. Ayer, las pie­zas re­gre­sa­ron a A Estrada, don­de fue­ron con­tex­tua­li­za­das en el mar­co de un ta­ller so­bre ce­rá­mi­ca cas­tre­xa im­par­ti­do por la pro­fe­so­ra de Prehis­to­ria Pe­pa Rey Cas­ti­ñei­ras y los in­ves­ti­ga­do­res del GEPN Estevo Amado, Ju­lián Ma­rín y Ana Co­rre­doi­ra y la alum­na del gra­do de His­to­ria Ri­ta Pé­rez. Se­gún ex­pli­ca­ron, las pie­zas re­ve­lan la exis­ten­cia de una flui­da re­la­ción de los cas­tros lo­ca­les con los de las Rías Bai­xas — se ha­lla­ron res­tos de va­si­jas ti­po Vi­go tí­pi­cas de esa zo­na— y, en me­nor me­di­da, con los del Mi­ño. No obs­tan­te, la pér­di­da de los da­tos de con­tex­to de los frag­men­tos ha­lla­dos —so­lo se sa­be que 28 de las pie­zas son de Gui­ma­rei— di­fi­cul­ta la in­ter­pre­ta­ción.

R. AMADO

Los par­ti­ci­pan­tes en el ta­ller de ce­rá­mi­ca pu­die­ron ana­li­zar en vi­vo los frag­men­tos es­tra­den­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.