Ma­rí­ti­ma

Las co­fra­días agi­li­zan las cap­tu­ras de ber­be­re­cho en la ría pa­ra pa­liar las pér­di­das por mar­tei­lia

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PORTADA - MAR­COS GAGO

La tem­po­ra­da ma­ris­que­ra en la ría de Pon­te­ve­dra afron­ta otro año con gra­ves pro­ble­mas pa­ra el ber­be­re­cho, mo­lus­co que lle­gó a re­por­tar be­ne­fi­cios su­pe­rio­res al mi­llón de eu­ros anua­les a la lon­ja de Cam­pe­lo. Los es­tu­dios téc­ni­cos han re­ve­la­do una ele­va­da in­ci­den­cia de la mar­tei­lia, un pa­rá­si­to res­pon­sa­ble de la mor­tan­dad de es­te bi­val­vo ha­ce ya cua­tro años. La pa­tro­na ma­yor de Lou­ri­zán, Ma­ría del Car­men Váz­quez, ex­pli­có que se han in­cre­men­ta­do los cu­pos de ber­be­re­cho tan­to en el sec­tor de a flo­te y co­mo en el de a pie, en sus dis­tin­tas va­rie­da­des de cla­se A,B y ex­tra pa­ra po­der sa­car el má­xi­mo ren­di­mien­to del ber­be­re­cho que to­da­vía per­ma­ne­ce en los ban­cos. Por eso las co­fra­días agi­li­zan la re­ti­ra­da de mo­lus­co de ta­ma­ño co­mer­cial an­tes de que sea tar­de.

«Re­ci­bi­mos el avi­so de que el ber­be­re­cho se es­ta­ba mu­rien­do por la in­ci­den­cia de la mar­tei­lia», re­la­tó la pa­tro­na ma­yor de Lou­ri­zán. Las ca­jas de prue­ba en va­rios pun­tos de las pla­yas sir­vie­ron co­mo ad­ver­ten­cia de que al­go es­ta­ba pa­sán­do­le a es­te bi­val­vo y que se re­que­rían me­di­das drás­ti­cas. No hay to­da­vía nin­gu­na fór­mu­la efi­caz pa­ra li­brar al mo­lus­co de la pre­sión de la mar­tei­lia, por lo que la de­ci­sión de las co­fra­días fue sa­car cuan­to an­tes el pro­duc­to y co­mer­cia­li­zar­lo. Un re­tra­so po­dría re­pro­du­cir el pa­no­ra­ma de­sola­dor de ha­ce va­rios años cuan­do el pa­rá­si­to no de­jó ape­nas ber­be­re­cho en la ría pon­te­ve­dre­sa. Fue una si­tua­ción que se re­pi­tió tam­bién en Arou­sa y en Vi­go.

Aún así, los es­tra­gos cau­sa­dos por la mar­tei­lia ya se de­jan no­tar. Váz­quez in­di­có que, a pe­sar de una cuo­ta pre­fe­ren­te pa­ra el ber­be­re­cho, los ma­ris­ca­do­res «se las ven y a las desean» pa­ra cu­brir el cu­po. En mu­chos ca­sos, no lle­gan si­quie­ra a apro­xi­mar­se al vo­lu­men au­to­ri­za­do. En el ma­ris­queo a flo­te, los ma­ri­ne­ros es­tán en­con­tran­do una inusual can­ti­dad de con­cha va­cía que de­mues­tra el im­pac­to de la mor­tan­dad. Es una ma­lí­si­ma no­ti­cia pa­ra el sec­tor, por­que el ber­be­re­cho en­cuen­tra com­pra­do­res a buen pre­cio en la lon­ja de Cam­pe­lo, por lo que si fue­sen ca­pa­ces de man­te­ner el abas­te­ci­mien­to du­ran­te el ve­rano sa­ca­rían un buen ren­di­mien­to eco­nó­mi­co. Ac­tual­men­te to­da esa po­si­bi­li­dad de ne­go­cio se en­cuen­tra en el ai­re, por­que la mar­tei­lia ata­ca­rá más fuer­te cuan­do ha­ga más ca­lor. Ese es el te­mor de los pó­si­tos.

CAPOTILLO

El ma­ris­que­ro es una de las prin­ci­pa­les ac­ti­vi­da­des del sec­tor pes­que­ro en las Rías Bai­xas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.