«Per­dí mi casa, me echa­ron... ¿Quién nos va a al­qui­lar con una de­nun­cia por vio­la­ción?»

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PROVINCIA -

Des­de la pri­me­ra de­nun­cia, la vi­da de es­tas dos fa­mi­lias se con­vir­tió en un in­fierno. En el ca­so de Ma­ría An­to­nia Por­te­la lle­gó a ver­se en la ca­lle con sus hi­jos: «Per­dí mi casa, me echa­ron de mi casa... Per­dí mi pe­lo, en­fer­mé... ¿Quién me va a pa­gar a mí es­tos da­ños? ¿Quien nos va a al­qui­lar con una de­nun­cia por vio­la­ción?», se­ña­ló en­tre lá­gri­mas a las puer­tas del edi­fi­cio ju­di­cial de A Par­da don­de in­ter­pu­sie­ron ayer una de­nun­cia.

En su ca­be­za aún re­sue­nan los gri­tos que sus hi­jos pro­fe­rían al­gu­nas no­ches te­mien­do la in­ter­ven­ción de la po­li­cía —«Ma­má, me van a lle­var. Por fa­vor, ayú­da­me— o los que es­cu­cha­ba en Co­mi­sa­ría al­gu­na vez en que fue­ron arres­ta­dos: «‘‘Ma­má, soy inocen­te’’. Eso pa­ra una ma­dre es muy fuer­te. Es­tán trau­ma­ti­za­dos».

Du­ran­te es­tos me­ses, «la po­li­cía los pa­ra­ba por la ca­lle pa­ra ver a don­de iban co­mo a unos de­lin­cuen­tes. Iban a ti­rar la ba­su­ra, les pre­gun­ta­ban que lle­va­ban en las bol­sas». De igual mo­do, los in­ves­ti­ga­do­res «nos le­van­ta­ban de la ca­ma, nos pin­cha­ban los te­lé­fo­nos, las wi­fi de casa... Y yo co­la­bo­ré con la po­li­cía siem­pre y aho­ra que tie­nen su­fi­cien­tes prue­bas nos de­jan así...». Y cues­tio­nan al amparo a la de­nun­cian­te por la Jus­ti­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.