Los án­ge­les de la guarda de la mon­ta­ña

Vein­ti­cin­co guar­dias ci­vi­les de uni­da­des de res­ca­te se adies­tran es­tos días en los mon­tes de Pon­te Cal­de­las

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA - LÓ­PEZ PENIDE

Pa­ra mu­chos aman­tes de la mon­ta­ña, los agen­tes de los dis­tin­tos gru­pos y equi­pos de res­ca­te e in­ter­ven­ción de la Guar­dia Ci­vil son una suer­te de án­ge­les de la guarda. Los que los co­no­cen no du­dan en se­ña­lar, ti­ran­do de tó­pi­co, que «es­tán he­chos de una pas­ta es­pe­cial. A ve­ces, creo que no le tie­nen mie­do a na­da... Ya pue­da so­plar el vien­to, ne­var o llo­ver to­rren­cial­men­te que siem­pre es­tán dis­pues­tos a sa­lir a rea­li­zar un au­xi­lio».

Lo cier­to es que la la­bor que rea­li­zan no es fru­to de la ca­sua­li­dad o de una anato­mía pri­vi­le­gia­da, sino que es con­se­cuen­cia de un adies­tra­mien­to con­ti­nuo. Y en es­te mar­co se en­cua­dra el he­cho de que vein­ti­cin­co agen­tes de es­tos Gru­pos y Equi­pos de Res­ca­te e In­ter­ven­ción en Mon­ta­ña, pro­ce­den­tes de los pues­tos de Can­gas de Onís y Mie­res, en As­tu­rias; Po­tes (Can­ta­bria); Sa­be­ro (León); y el ou­ren­sano de Po­bra de Tri­ves es­tén es­tos días rea­li­zan­do el de­no­mi­na­do plan de ins­truc­ción es­ti­val en mon­tes de la pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra.

El ob­je­ti­vo de es­ta ini­cia­ti­va, cla­ro es­tá, es «ac­tua­li­zar y per­fec­cio­nar las téc­ni­cas re­la­cio­na­das con sus ac­ti­vi­da­des, so­bre to­do en los su­pues­tos de res­ca­te de per­so­nas ac­ci­den­ta­das en am­bien­tes de mon­ta­ña», pre­ci­sa­ron des­de la Co­man­dan­cia de la ciu­dad del Lé­rez. De es­te mo­do, es­te mar­tes, se des­pla­za­ron has­ta el mu­ni­ci­pio de Pon­te Cal­de­las don­de, coor­di­na­dos y di­ri­gi­dos por el ofi­cial je­fe del SEREIM de Can­gas de Onís, don­de desa­rro­lla­ron una se­rie de ejer­ci­cios de res­ca­te en un ba­rran­co. Allí tu­vie­ron que es­ta­bi­li­zar a una per­so­na su­pues­ta­men­te ac­ci­den­ta­da, co­lo­car­la en una ca­mi­lla e izar­la has­ta la par­te su­pe­rior del ba­rran­co. Y to­do ello, ro­dea­dos de ro­ca y em­pa­pa­dos por el agua de un río.

Sol­ven­ta­do es­te adies­tra­mien­to, ayer, el Ser­vi­cio Ma­rí­ti­mo del ins­ti­tu­to ar­ma­do tras­la­dó a los agen­tes has­ta las is­las Cíes. En es­ta oca­sión, la in­ten­ción fue la de rea­li­zar una se­rie de mar­chas to­po­grá­fi­cas que les per­mi­tie­ron pro­bar los úl­ti­mos dis­po­si­ti­vos y equi­pa­mien­tos tec­no­ló­gi­cos que han ad­qui­ri­do es­tas uni­da­des pa­ra in­ter­ven­cio­nes en me­dio acuá­ti­co.

GUAR­DIA CI­VIL

Un mo­men­to del adies­tra­mien­to que se desa­rro­lló en un ba­rran­co de Pon­te Cal­de­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.