LOS PRI­ME­ROS PE­RE­GRI­NOS DE LA RU­TA DOS ARRIEIROS A Es­tra­da se ha­ce hue­co en el Ca­mino

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS - RO­CÍO GAR­CÍA

De las nue­ve ru­tas his­tó­ri­cas re­co­no­ci­das por la Xun­ta co­mo ca­mi­nos ja­co­beos so­lo la Vía de la Pla­ta —que dis­cu­rre por San Mi­guel de Cas­tro— to­ca sue­lo es­tra­den­se. Sin em­bar­go, exis­ten fuer­tes in­di­cios que apun­tan a la exis­ten­cia de otro ca­mino me­die­val que en­tra­ría en el mu­ni­ci­pio es­tra­den­se des­de Sou­te­lo de Mon­tes y atra­ve­sa­ría Co­de­se­da y A Es­tra­da de ca­mino a Com­pos­te­la. Ese Ca­mino es el que reivin­di­ca la aso­cia­ción Co­de­se­da Vi­va y el que aca­ban de es­tre­nar tres por­tu­gue­ses con ga­nas de aven­tu­ra que se han con­ver­ti­do en los pri­me­ros pe­re­gri­nos con­tem­po­rá­neos de la de­no­mi­na­da Ru­ta dos Arrieiros.

Luis So­brei­ro, Ma­ría João y João Fi­li­pe Reis son tres ca­mi­nan­tes en­gan­cha­dos al Ca­mino. El año pa­sa­do hi­cie­ron el Cen- tral Por­tu­gués, de Opor­to a San­tia­go, y es­te año se pro­pu­sie­ron bus­car el iti­ne­ra­rio más an­ti­guo pa­ra al­can­zar Com­pos­te­la des­de tie­rras por­tu­gue­sas. En su em­pe­ño por iden­ti­fi­car el ca­mino au­tén­ti­co con­tac­ta­ron con la Aso­cia­ción Xa­co­bea de Bra­ga, que les pu­so en con­tac­to con el his­to­ria­dor Ar­man­din­ho Cun­ha, de la Cá­ma­ra de Bra­ga. Es­te les in­for­mó de una par­te del re­co­rri­do y les de­ri­vó a la Aso­cia­ción Xa­co­bea de Ri­ba­da­via, don­de Ab­dón Fer­nán­dez les de­ta­lló el iti­ne­ra­rio pa­ra el que se es­tá bus­can­do el se­llo ofi­cial y les re­mi­tió tam­bién a la Aso­cia­ción Co­de­se­da Vi­va.

Re­cep­ción ofi­cial

Con to­da esa in­for­ma­ción en su po­der, los ca­mi­nan­tes em­pren­die­ron ru­ta des­de Bra­ga el pa­sa­do 6 de ma­yo y, a gol­pe de eta­pas de 25 o 30 ki­ló­me­tros dia­rios , al­can­za­ron el lu­nes Co­de­se­da y ayer A Es­tra­da ca­pi­tal, don­de fue- ron re­ci­bi­dos por el al­cal­de, Jo­sé Ló­pez. «Nun­ca ima­gi­na­mos es­to», con­fie­sa Ma­ría João sor­pren­di­da. Se­gún ex­pli­ca, el Ca­mi­ño dos Arrieiros les ha pro­por­cio­na­do una ex­pe­rien­cia com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te a la ru­ta ofi­cial rea­li­za­da el año pa­sa­do. «En el otro en­con­tra­mos un mon­tón de pe­re­gri­nos ale­ma­nes, po­la­cos, aus­tra­lia­nos... e hi­ci­mos mu­chos ami­gos. En es­te éramos los úni­cos pe­re­gri­nos, pe­ro el en­cuen­tro fue con la gen­te de los pue­blos, que nos dio muy bue­na aco­gi­da», ex­pli­ca.

Los pe­re­gri­nos es­tán com­ple­tan­do su car­ti­lla con se­llos ex­tra­ofi­cia­les en ba­res y ho­te­les que cer­ti­fi­can los 280 ki­ló­me­tros que com­ple­ta­rán a pie. No es se­gu­ro que les den la Com­pos­te­la, pe­ro lo in­ten­ta­rán. Ade­más, re­co­men­da­rán la ex­pe­rien­cia y qui­zás uti­li­cen to­do el ma­te­rial que co­mo pio­ne­ros es­tán re­co­gien­do pa­ra po­ten­ciar la ru­ta y ayu­dar a otros ca­mi­nan­tes a se­guir­la.

Los pe­re­gri­nos lu­sos fue­ron re­ci­bi­dos ayer en A Es­tra­da por el al­cal­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.