Una pe­re­gri­na po­la­ca que vi­ve en Vi­go, la pri­me­ra en acu­dir al reabier­to al­ber­gue de A La­xe

Las ins­ta­la­cio­nes de La­lín abrie­ron de nue­vo sus puer­tas tras más de dos me­ses y me­dio de cie­rre

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PORTADA - J. BE­NI­TO

Por la ma­ña­na se da­ban ayer los úl­ti­mos re­to­ques, tras la lim­pie­za a fon­do del al­ber­gue de A La­xe, en Ben­do­iro, el pa­sa­do mar­tes. Aje­treo pa­ra te­ner to­do dis­pues­to y re­abrir unas ins­ta­la­cio­nes que per­ma­ne­cían ce­rra­das al pú­bli­co des­de el día 1 de mar­zo. La ju­bi­la­ción de la per­so­na en­car­ga­da de aten­der el re­cin­to, cu­yo sa­la­rio pa­ga­ba el Con­ce­llo de La­lín y la im­po­si­bi­li­dad mu­ni­ci­pal de cu­brir esa pla­za, mo­ti­vó que se de­ja­se de pres­tar ese ser­vi­cio. Y se de­mo­ra­ron las ges­tio­nes en­tre el go­bierno lo­cal y la Xun­ta pa­ra que es­ta úl­ti­ma Ad­mi­nis­tra­ción asu­mie­se el fun­cio­na­mien­to del al­ber­gue. No fal­tó con­tro­ver­sia en es­te pro­ce­so, con el con­ve­nio que re­gía la ges­tión mu­ni­ci­pal ca­du­ca­do des­de ha­ce años, di­la­tán­do­se en el tiem­po y ge­ne­ran­do pro­ble­mas a los pe­re­gri­nos que se en­con­tra­ban ce­rra­do A La­xe. Te­nían que ser tras­la­da­dos a otros hos­pe­da­jes o in­clu­so a ca­sas par­ti­cu­la­res.

Du­ran­te la pa­sa­da jor­na­da no fal­tó tam­po­co la pre­sen­cia en el al­ber­gue la­li­nen­se de per­so­nal de la So­cie­da­de Anó­mi­ca de Xes­tión do Xa­co­beo pa­ra su­per­vi­sar que la em­pre­sa en­car­ga­da de la ges­tión tu­vie­se to­do en per­fec­to or­den del re­vis­ta. Ya por la tar­de lle­ga­ba la pri­me­ra pe­re­gri­na a La­xe des­pués de 79 días sin que fun­cio­na­sen las ins­ta­la­cio­nes. En con­cre­to se tra­ta­ba de una mu­jer de ori­gen po­la­co, aun­que afin­ca­da des­de ha­ce unos diez años en Vi­go.

La pri­me­ra pe­re­gri­na que re­es­tre­nó el al­ber­gue lle­ga­ba a Ben­do­iro rea­li­zan­do una eta­pa de la Vía da Pra­ta, pro­ce­den­te de tie­rras ou­ren­sa­nas. Des­co­no­cía que se iba a con­ver­tir en la pri­me­ra clien­te des­pués de tan­to tiem­po de cie­rre, ya que ha­bía pre­vis­to esa pa­ra­da en su ru­ta a San­tia­go sin sa­ber si es­ta­ba abier­ta o ce­rra­da es­ta ins­ta­la­ción.

El de­ba­te sur­gi­do en­tre Con­ce­llo y Xa­co­beo in­clu­so ha­bía sus­ci­ta­do la po­si­bi­li­dad de que el go­bierno lo­cal re­cla­ma­se can­ti­da­des adeu­da­das por la ges­tión del al­ber­gue. En con­cre­to los pa­gos rea­li­za­dos por los pe­re­gri­nos por sus es­tan­cias du­ran­te los úl­ti­mos cua­tro años. El edil de Tu­ris­mo, Fran­cis­co Vilariño, ha­bía apun­ta­do a prin­ci­pios de mar­zo que el Con­ce­llo nun­ca lle­gó a per­ci­bir los dos ter­cios por las per­noc­ta­cio­nes de via­je­ros en la ins­ta­la­ción, co­mo re­co­gía el con­tra­to sus­cri­to en el 2001.

MI­GUEL SOU­TO

Una po­la­ca re­si­den­te en Vi­go fue la pri­me­ra en per­noc­tar en A La­xe tras re­abrir­se el al­ber­gue.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.