Atra­can con un cu­chi­llo de mon­te la es­ta­ción de ser­vi­cio de Do­zón

Se lle­vó la re­cau­da­ción con el mis­mo mé­to­do em­plea­do ha­ce 15 días en Ago­la­da

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS - O. P.

Nue­vo atra­co a una ga­so­li­ne­ra en la co­mar­ca de­za­na, dos se­ma­nas des­pués del per­pe­tra­do en Ago­la­da. En es­ta oca­sión, la dam­ni­fi­ca­da fue la es­ta­ción de ser­vi­cio Cam­pos, de Do­zón, que ope­ra ba­jo la mar­ca Pe­tro­nor. Cuan­do el em­plea­do que pres­ta­ba ser­vi­cio es­ta­ba ya a pun­to de echar el cie­rre a la ofi­ci­na, una per­so­na que ves­tía ro­pa os­cu­ra y con la ca­be­za cu­bier­ta en­tró al in­te­rior del lo­cal ar­ma­do con un cu­chi­llo de mon­te. Fue el ar­ma que es­gri­mió pa­ra exi­gir­le que le hi­cie­se en­tre­ga de la re­cau­da­ción de la jor­na­da, que el tra­ba­ja­dor es­ta­ba con­tan­do en ese mo­men­to. El su­ce­so ocu­rrió ha­cia las 22.35 ho­ras de la no­che del miér­co­les, es­to es, po­co des­pués de la ho­ra de cie­rre de la ga­so­li­ne­ra que es­tá fi­ja­da a las 22.30, cuan­do el em­plea­do de la es­ta­ción de ser­vi­cio ha­cía la ca­ja.

Per­so­nal de la es­ta­ción de ser­vi­cio co­men­ta­ba ayer tras lo su­ce­di­do que «quen non ten me­do? Res­pec­to haino sem­pre» an­te si­tua­cio­nes co­mo la vi­vi­da la no­che del miér­co­les: «Ade­mais de noi­te, que pa­ra aca­bar de ma­ta­la hai me­nos trán­si­to», en una lo­ca­li­dad que ha vis­to re­du­ci­da la afluen­cia de vehícu­los de pa­so por la N-525 des­de la aper­tu­ra de la au­to­pis­ta has­ta Ou­ren­se: su gra­tui­dad pa­ra el usua­rio re­du­ce los vehícu­los que si­guen por la vie­ja na­cio­nal a ci­fras tes­ti­mo­nia­les.

Du­ran­te el fút­bol

El mé­to­do em­plea­do por el atra­ca­dor fue el mis­mo en Do­zón que dos se­ma­nas an­tes en Ago­la­da: con un cu­chi­llo de mon­te y en­ca­pu­cha­do. Tam­bién el miér­co­les, co­mo el pa­sa­do día 2, el atra­co se pro­du­jo mien­tras se dispu­taba un par­ti­do de fút­bol te­le­vi­sa­do, en­tran­do jus­to al ter­mi­nar el ser­vi­cio de aten­ción a los clien­tes, por lo que se en­con­tró al em­plea­do com­ple­ta­men­te so­lo.

MI­GUEL SOU­TO

El atra­co se pro­du­jo jus­to cuan­do ha­bía ter­mi­na­do el ho­ra­rio de aten­ción a los clien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.