Ga­lli­ni­tas

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - AGENDA - Em­ma Araú­jo

Ha­ce unos cuan­tos años, el so­ni­do y el tin­ti­neo de unas ga­lli­nas me des­per­tó más tem­prano de lo que me gus­ta­ría. Tan ató­ni­ta es­ta­ba que pen­sé que el rui­do for­ma­ba par­te de un sue­ño al que no sa­bía en­con­trar ex­pli­ca­ción. «Le­vas me­ses co­men­do ovos da ca­sa e ago­ra das­te con­ta de on­de es­tán as ga­li­ñas...», me con­tes­tó mi ma­dre cuan­do le con­té mis du­das oní­ri­cas mien­tras desa­yu­na­ba el biz­co­cho que ella me se­ña­la­ba.

Du­ran­te mu­cho tiem­po, las ga­lli­nas fue­ron mi des­per­ta­dor, con el in­cor­dio de te­ner que lle­var­les la co­mi­da muy de cuan­do en cuan­do con los res­tos de nues­tra co­ci­na. El ci­clo per­fec­to del re­ci­cla­je. Ha­ce unas se­ma­nas, una de mis pri­mas, tras re­gre­sar de Áfri­ca, a don­de acu­dió co­mo miem­bro de una oen­gé, me con­tó que allí na­da se ti­ra y que el bi­cho que no pro­du­ce por la ra­zón que sea es el me­nú del día si­guien­te. En ese mo­men­to, re­cor­dé a las ga­lli­nas de mi ma­dre, que vi­vían con vis­tas al Mi­ño y mo­rían de vie­jas y gor­das, por­que, «xa son da ca­sa, e to­tal, co­men o que non que­re­mos», de­cía.

Ha­ce tan so­lo unos días, en par­te gra­cias a los gri­llos, re­vi­ví la ex­pe­rien­cia de co­ger el pe­que­ño cu­bo con los res­tos de co­mi­da pa­ra que las ga­lli­nas me de­ja­sen dor­mir. Re­sul­ta que el re­ci­pien­te era igua­li­to al que re­par­tie­ron en mi ba­rrio en­tre los fri­kis que par­ti­ci­pa­mos en el proyecto del com­pos­ta­je en ple­na ciu­dad Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad, la mis­ma que con­ta­mi­na más de lo que de­be­ría y por en­ci­ma de las po­si­bi­li­da­des de to­dos. Me da que con los exi­guos desechos or­gá­ni­cos que ge­ne­ra mi co­ci­na po­cas ga­lli­nas po­dría ali­men­tar, así que apues­to por el ci­clo im­per­fec­to del re­ci­cla­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.