Aquí y allá

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - AGENDA - Pe­pe Seoa­ne

Al­go cae­rá. Quién sa­be si, un su­po­ner, en Osa­ka aca­ba im­po­nién­do­se el con­su­mo de los vi­nos ou­ren­sa­nos so­bre los bor­go­ñas, los aus­tra­lia­nos, o los chi­le­nos. Ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción, ca­li­dad so­bra­da­men­te con­tras­ta­da y clase, so­bre to­do clase, no fal­ta. Se­ría un pun­ta­zo, la ver­dad, co­mo que to­da la pro­duc­ción de cas­ta­ñas —la que se re­co­ge, cla­ro, pues las to­ne­la­das que se pier­den no cuen­tan— aca­ba­ra en aque­llas me­sas. O que nos que­dá­ra­mos sin pul­po, por ser tal el en­tu­sias­mo en Kio­to que no nos po­dría­mos per­mi­tir la ra­ción a cin­cuen­ta eu­ros. Que no sea por fal­ta de ima­gi­na­ción. Esta vez son em­pre­sa­rios ja­po­ne­ses, co­mo an­tea­yer eran chi­nos, o ha­ce unas se­ma­nas ha­bían si­do colombianos y me­xi­ca­nos quie­nes ve­nían y pas­ma­ban con el ni­ve­la­zo y lo bien or­ga­ni­za­dos que es­ta­mos. De lo que se tra­ta, se­gún nos cuen­tan, es de mos­trar­les qué bue­nos so­mos y cuán­tas co­sas ri­cas te­ne­mos, so­bre to­do vi­nos, li­co­res, con­ge­la­dos y de­li­ca­de­zas en ge­ne­ral. La cla­ve es­tá en de­mos­trar que te­ne­mos una al­tí­si­ma ca­pa­ci­dad pa­ra pro­du­cir, co­mo mues­tran los cien­tos y cien­tos de hec­tá­reas a ple­na pro­duc­ción que ha­brán po­di­do ver, ellos, en el ca­mino a Ou­ren­se en tren o en co­che, des­de San­tia­go, Vi­go o Ma­drid. Cla­ro. Los bos­ques fron­do­sos a uno u otro la­do de las au­to­vías, las viñas, la huer­ta, son el me­jor ejem­plo de una pro­ver­bial ca­pa­ci­dad pa­ra ren­ta­bi­li­zar los re­cur­sos. Co­mo cuan­do en Cu­ba pin­ta­ban un idí­li­co fu­tu­ro con la is­la lle­na de bo­nia­tos, el tu­bércu­lo que se iba a con­ver­tir en el nue­vo ma­ná. Los im­por­ta­do­res ob­ser­van y los an­fi­trio­nes lo ador­nan. Mien­tras, los viticultores re­cla­man ayudas pa­ra pa­liar los da­ños de las heladas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.