Mu­ni­ci­pal

El se­cre­ta­rio no ve ile­ga­li­dad en la car­ta de Cuí­ña aun­que usa cri­te­rios para pe­dir el sí

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PORTADA - P. V.

La opo­si­ción acu­sa al go­bierno so­cia­lis­ta de Si­lle­da de ma­ni­pu­lar el re­fe­ren­do po­pu­lar

No con­ven­ció el al­cal­de so­cia­lis­ta de Si­lle­da a los por­ta­vo­ces de PP y BNG de que el pa­sa­do pleno del re­fe­ren­do de Si­lle­da no se ce­rró en fal­so. Con­si­de­ra­ron José Luis Es­pi­ño y Ma­tías Rodríguez que de­bió vo­tar­se y de­bió per­mi­tir más de­ba­te. Dis­cre­pa­ron re­gi­dor y el se­cre­ta­rio mu­ni­ci­pal, que no obs­tan­te no tu­vie­ron in­con­ve­nien­te en que se in­clu­ya en el ac­ta. Fue un avan­ce ini­cial del te­ma cen­tral del pleno de ayer que tu­vo con­ti­nui­dad en rue­gos y pre­gun­tas. Al ini­cio y lue­go, el se­cre­ta­rio ofre­ció múl­ti­ples ex­pli­ca­cio­nes de es­te pro­ce­so sin­gu­lar en par­te jus­ti­fi­ca­ti­vas de los des­ajus­tes y des­en­cuen­tros.

Tan­to Ad­mi­nis­tra­ción cen­tral, co­mo au­to­nó­mi­ca y Xun­ta Elec­to­ral de Zona de­jan to­do el pro­ce­so en ma­nos del se­cre­ta­rio xe­ral si­lle­den­se. Se­rá quien re­suel­va to­das las cues­tio­nes que sur­jan co­mo en el ca­so de re­cla­ma­cio­nes, so­bre lo que in­ci­dían PP y BNG. Tam­bién va­li­da­rá el vo­to por co­rreo y las ac­tas re­co­gi­das en la me­sas al fi­nal del día. Tan­to INE co­mo la Xun­ta Elec­to­ral de Zona tras­la­da­ron a Si­lle­da ra­zo­nes nor­ma­ti­vas para no en­tre­gar cen­sos ni ocu­par­se del pro­ce­so elec­to­ral. El cen­so se­rá el usa­do en mu­ni­ci­pa­les, ajus­ta­do con el pa­drón lo­cal y le se­rá en­tre­ga­do a los gru­pos po­lí­ti­cos que tam­bién pue­den te­ner in­ter­ven­to­res en las me­sas.

El se­cre­ta­rio fue dan­do res­pues­tas y ex­pli­có que le con­fir­ma­ron que era el pri­mer ca­so en Ga­li­cia de es­te ti­po de con­sul­ta que se rea­li­za y por tan­to no hay na­da al res­pec­to y hay que ir re­sol­vien­do las si­tua­cio­nes, co­mo fue el ca­so de elec­ción de re­pre­sen­tan­tes de las me­sas. De he­cho que­da en pa­pel mo­ja­do cues­tio­nes que re­co­ge el de­cre­to de la Xun­ta (y sal­drá hoy en el BOP) co­mo la in­ter­ven­ción de la Xun­ta Elec­to­ral de Zona. Se cue­ce to­do en Si­lle­da (aun­que hay in­ten­so con­tac­to con la Xun­ta) y es el se­cre­ta­rio el res­pon­sa­ble má­xi­mo de to­do el pro­ce­so.

To­do cla­ro, sal­vo que la opo­si­ción no ve ga­ran­tías en el pro­ce­so. Que­rían sa­ber an­te quien re­cla­mar y es el pro­pio se­cre­ta­rio y aun­que le con­ce­den in­de­pen­den­cia, el BNG re­cla­ma­ba un ór­gano su­pe­rior y es­pe­ra­rá res­pues­ta ahora del se­cre­ta­rio a sus re­cla­ma­cio­nes tras co­no­cer que no po­día de­nun­ciar an­te al Xun­ta Elec­to­ral de Zona, al no exis­tir en el pro­ce­so, lo que con­si­de­ra una «ma­ni­pu­la­ción do re­fe­ren­do».

PP, su­til y BNG, al cho­que

El PP, su­til­men­te, y el BNG, al cho­que, apun­ta­ron en la mis­ma di­rec­ción. El go­bierno lo­cal pu­bli­có en la re­vis­ta mu­ni­ci­pal in­for­ma­ción del re­fe­ren­do y el al­cal­de fir­ma una car­ta que es­tá lle­gan­do a los ve­ci­nos. Cri­ti­can que no sea neu­tral, que de­ta­lle los be­ne­fi­cios de la pro­pues­ta. «Ten­den­cio­so», di­jo Es­pi­ño y «re­fe­ren­do ma­ni­pu­la­do», di­jo Da Torre, para quien esas ex­pre­sio­nes lo in­va­li­dan por­que en­tre otras cues­tio­nes in­for­mar ti­tu­lan­do y desa­rro­llan­do «Por qué cam­biar o con­sis­to­rio de si­tio», ma­ti­zó Ma­tías Rodríguez, es pe­dir el si y tra­tar de ma­ni­pu­lar y eso no pue­de ha­cer­lo el al­cal­de co­mo tal, y si pu­do ha­cer­lo el PSOE. Pre­gun­tó al se­cre­ta­rio y le pi­dió que no le res­pon­die­ra po­lí­ti­ca­men­te y el má­xi­mo res­pon­sa­ble del pro­ce­so elec­to­ral zan­jó: «Non hai nin­gun­ha ile­ga­li­da­de ne­sa car­ta». «Si que hai», res­pon­dió el edil. «In­ví­too a que vaia ó xul­ga- do», «¡Pá­ga­mo ti!», si­guie­ron en el des­en­cuen­tro. El al­cal­de ade­más de re­cha­zar acu­sa­cio­nes, in­di­có que la re­vis­ta sa­lió an­tes del pro­ce­so y la car­ta so­lo pi­de par­ti­ci­pa­ción a los ve­ci­nos. Cuí­ña re­pro­chó con du­re­za el tu­teo y los tér­mi­nos del edil con el se­cre­ta­rio, que es fun­cio­na­rio del Es­ta­do con cri­te­rio ofi­cial re­co­no­ci­do aun­que no le gus­te al edil.

El PP, con Ig­na­cio Ma­ril, co­ló (ya no la que­ría el al­cal­de) una última pre­gun­ta al se­cre­ta­rio so­bre su va­lo­ra­ción de la in­ten­cio­na­li­dad del pá­rra­fo de la car­ta que des­ta­ca las ven­ta­jas del cam­bio de ubi­ca­ción, la te­sis del go­bierno. El se­cre­ta­rio no se in­hi­bió: «Creo que si, pa­re­ce ob­vio que son cri­te­rios uti­li­za­dos para pe­dir o sí».

To­da la ges­tión de la con­sul­ta que­da en el mar­co de Si­lle­da, ba­jo di­rec­ción del se­cre­ta­rio mu­ni­ci­pal

MIGUEL SOUTO

Ex­pre­sio­nes en po­si­ti­vo del go­bierno para el cam­bio no son neu­tra­les para PP ni BNG.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.