La «Liga de De­za», pa­ra el Ago­la­da

Los ago­len­ses pue­den re­fren­dar el «título co­mar­cal» con un as­cen­so histórico a Re­gio­nal Pre­fe­ren­te

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS DEPORTES - JA­VIER BE­NI­TO

La Pri­me­ra Au­to­nó­mi­ca ba­jó el te­lón el día 14 en su grupo se­gun­do. Ca­si una cuar­ta par­te de sus die­ci­ocho equi­pos tie­nen de­no­mi­na­ción de ori­gen de­za­na, en una tem­po­ra­da his­tó­ri­ca por di­ver­sos mo­ti­vos a la que pue­de po­ner co­lo­fón el as­cen­so a Pre­fe­ren­te Au­to­nó­mi­ca del Ago­la­da. Uno de los cua­tro con­jun­tos que con­for­ma­ron la par­ti­cu­lar Liga de De­za, en el con­jun­to de es­ta com­pe­ti­ción. Una cam­pa­ña re­ple­ta de sor­pre­sas, más ne­ga­ti­vas que po­si­ti­vas y don­de sin du­da una de las anéc­do­tas es­tri­ba en que el único en­tre­na­dor que se man­tu­vo en el ban­qui­llo di­ri­gi­rá to­da­vía es­te do­min­go un úl­ti­mo par­ti­do, a ca­ra o cruz. Ha­bla­mos ló­gi­ca­men­te del téc­ni­co del con­jun­to ago­len­se, Luis Gon­zá­lez Pi­chel.

An­tes de que el ba­lón co­men­za­se a ro­dar el pa­sa­do sep­tiem­bre se pre­veía más afi­cio­na­dos en los cam­pos en ese cre­ci­mien­to ex­po­nen­cial de los der­bis co­mar­ca­les, tras des­cen­der de Pre­fe­ren­te el La­lín y re­cu­pe­rar el Si­lle­da la ca­te­go­ría. De un plu­ma­zo se ha­bían du­pli­ca­do de dos a cua­tro los con­ten­dien­tes de­za­nos. Y en esa liga co­mar­cal to­das las mi­ra­das se di­ri­gían al con­jun­to ro­ji­ne­gro. En el in­fierno fut­bo­lís­ti­co, don­de no pro­fe­sa­ba des­de ha­cía mu­chos años, to­dos apun­ta­ban al cua­dro ro­ji­ne­gro co­mo fir­me can­di­da­to al as­cen­so a Pre­fe­ren­te. Jun­to a los la­li­nen­ses, el Pi­lo­ño pro­du­cía bue­nas vi­bra­cio­nes tras su rec­ta fi­nal de diez en la cam­pa­ña 2015-2016, man­te­nien­do el ar­ma­zón.

El Pi­lo­ño aca­bó en una po­si­ción acep­ta­ble, al igual que un Si­lle­da que sal­vó la ca­te­go­ría

To­dos da­ban al La­lín co­mo as­pi­ran­te a su­bir y ca­si re­pi­te des­cen­so, con la brú­ju­la des­nor­ta­da

Me­nos op­cio­nes otor­ga­ban en los men­ti­de­ros fut­bo­lís­ti­cos al Ago­la­da y, so­bre to­do, al Si­lle­da. Es­tos últimos me­ti­dos en un to­bo­gán, de sube y ba­ja en­tre Se­gun­da y Pri­me­ra Au­to­nó­mi­ca. Mien­tras, los ago­len­ses con­ta­ban con un grupo con­so­li­da­do pe­ro al que da­ban me­nos por­cen­ta­je de es­tar en los pues­tos de pri­vi­le­gio. Cra­so error, co­mo de­mos­tra­ron los re­sul­ta­dos.

Pe­ro, ¿quién se lle­vó el trofeo de la Liga de De­za? Lo con­si­guió con mu­cha hol­gu­ra un Ago­la­da ca­paz de re­na­cer cual ave fé­nix de los va­ra­pa­los re­ci­bi­dos es­ta liga, no tan­to en lo fut­bo­lís­ti­co co­mo en lo aními­co. Les to­có le­van­tar­se tras per­der de for­ma trá­gi­ca a uno de sus ju­ga­do­res en un ac­ci­den­te de trá­fi­co. O so­bre­po­ner­se a la le­sión de su ar­ti­lle­ro Ai­tor, que le de­jó fue­ra al­gu­na jor­na­da y otras las afron­ta­ba a me­dio gas. Pe­ro el blo­que com­pac­to, de sa­cri­fi­cio, de co­la­bo­ra­ción con el com­pa­ñe­ro, jun­to al acier­to go­lea­dor de Ai­tor y del re­pes­ca­do Jem­ba, pro­ce­den­te del La­lín, les lle­vó de me­nos a más. In­clu­so es­tu­vie­ron lí­de­res del grupo, des­ban­ca­dos des­pués por el Dum­bría, pe­ro fir­ma­ron una ex­ce­len­te se­gun­da pla­za que les man­tie­ne en la pe­lea, dispu­tan­do ma­ña­na la vuel­ta en la fa­se de as­cen­so con­tra el San Tir­so.

Si los ago­len­ses sin du­da co­pan el pro­ta­go­nis­mo de­zano con su se­gun­do pues­to y fa­se de as­cen­so, en la liga co­mar­cal el Pi­lo­ño es­tu­vo en unas ci­fras a con­si­de­rar aun­que sin acer­car­se al sue­ño de la pe­lea por el as­cen­so. Fir­mó una quin­ta pla­za en la ge­ne­ral, se­gun­do de De­za. No fal­ta­ron al­ti­ba­jos du­ran­te una liga don­de su­frió, co­mo otros dos equi­pos, el mal del ban­qui­llo. Da­vid Simal de­ci­día de­jar el car­go, re­tor­nan­do Es­tre­lla po­cos me­ses des­pués de su mar­cha.

Pe­ro sin du­da las ma­yo­res sor­pre­sas lle­gan con la ter­ce­ra y cuar­ta po­si­ción. El Si­lle­da en su re­gre­so a la ca­te­go­ría fir­ma­ba un me­ri­to­rio pues­to 12, su­frien­do has­ta el fi­nal pa­ra sal­var la ca­te­go­ría. No fal­tó cam­bio de en­tre­na­dor ca­si en la rec­ta fi­nal, tras ce­der Ja­vi Gon­zá­lez el tes­ti­go a su se­gun­do, Álex. Una cam­pa­ña no­ta­ble que con­tras­ta con el sus­pen­so del La­lín. El re­cién des­cen­di­do a pun­to es­tu­vo de en­ca­de­nar la pér­di­da de otro pel­da­ño fut­bo­lís­ti­co. En la pe­núl­ti­ma jor­na­da re­fren­da­ron con mu­cha an­gus­tia se­guir en Pri­me­ra.

Los ro­ji­ne­gros pa­sa­ron apu­ros en lo fut­bo­lís­ti­co, con cam­bio de en­tre­na­dor in­clui­do, tras des­pe­dir a Al­ber­to Pe­rei­ra pa­ra dar las rien­das al has­ta en­ton­ces su se­gun­do, Brais Vidal. Pe­ro tam­bién a ni­vel di­rec­ti­vo, con opa­ci­dad so­bre la com­po­si­ción de la jun­ta, im­pa­gos a ju­ga­do­res, mar­cha de in­te­gran­tes de la plan­ti­lla y un com­pás de es­pe­ra so­bre su fu­tu­ro ante la pre­vi­si­ble re­nun­cia del pre­si­den­te, el pá­rro­co Marcos To­rres, a se­guir en el car­go.

MI­GUEL SOUTO

Der­bi en el Cor­ti­zo en­tre el La­lín y el Ago­la­da, la cruz y la ca­ra en la liga co­mar­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.