El Pontevedra di­ce adiós con ho­nor

Fa­se de as­cen­so a Se­gun­da El equi­po gra­na­te lle­gó a creer en la re­mon­ta­da tras el 0 a 1 de Eiz­men­di

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA DEPORTES - ALEI­XAN­DRE MÉN­DEZ / ÁREA 11 PONTEVEDRA / MUR­CIA

El Pontevedra se des­pi­dió ayer del sue­ño del as­cen­so a Se­gun­da con un em­pa­te in­su­fi­cien­te en Mur­cia, pe­ro que le per­mi­te re­gre­sar a ca­sa con la ca­be­za al­ta. El equi­po gra­na­te cum­plió con la pro­me­sa de de­jar­lo to­do en el cam­po, y tras ade­lan­tar­se en el mar­ca­dor al ini­cio de la se­gun­da mi­tad gra­cias a un tan­to de Ene­ko Eiz­men­di, in­clu­so lle­gó a creer que la re­mon­ta­da era po­si­ble. Sin em­bar­go, su ri­val no se des­com­pu­so, y tras em­pa­tar en el tra­mo fi­nal, fue apa­gan­do po­co a po­co las an­sias de un va­lien­te Pontevedra.

De ini­cio, el Mur­cia se hi­zo con el con­trol del ba­lón, pe­ro el Pontevedra no tar­dó en sa­cu­dir­se la pre­sión lo­cal y me­ro­dear el área con­tra­ria. Tan­to que, en el mi­nu­to 16, a pun­to es­tu­vie­ron los de Lui­si­to de inau­gu­rar el mar­ca­dor en una gran ju­ga­da que cul­mi­na­ba con una pa­red en­tre Ja­co­bo y Ene­ko en la fron­tal del área para que es­te úl­ti­mo se plan­ta­se so­lo an­te el me­ta lo­cal. Sin em­bar­go, Si­món se im­pu­so en el mano a mano y des­ba­ra­tó el pe­li­gro.

El Pontevedra te­nía aho­ra el ba­lón y bus­ca­ba abrir hue­cos en la za­ga lo­cal. El Mur­cia, por su par­te, in­ten­ta­ba pre­sio­nar la sa­li­da del ba­lón de los gra­na­tes. En esos mi­nu­tos fue­ron los de Mir los que con­ta­ron con dos bue­nas oca­sio­nes de Ray­co y Go­lo­bart. Y pa­sa­da la me­dia ho­ra de jue­go, el par­ti­do en­tró en una fa­se de jue­go bron­co y sin con­trol.

Así se lle­gó al des­can­so y, tras el mis­mo, el Pontevedra sa­lió a por to­das, pu­dien­do ya Ene­ko en el mi­nu­to 48 de sa­car pe­tró­leo de un des­pis­te del guar­da­me­ta lo­cal. Ha­bía sa­li­do dor­mi­do el Mur­cia y los gra­na­tes sa­ca­ron pro­ve­cho de ello, ha­cién­do­se con el ba­lón y lan­zán­do­se en bus­ca de la por­te­ría con­tra­ria has­ta con­se­guir el pre­mio del gol en el mi­nu­to 51. Fue en un cen­tro des­de la iz­quier­da de Bo­ni­lla que Ene­ko con­tro­ló en la fron­tal del área, su­peró a Go­lo­bart y en­ca­ró a Si­món, ba­tién­do­le por ba­jo.

Con el 0-1, el Mur­cia in­ten­tó reac­cio­nar, pe­ro era el Pontevedra el que se­guía dis­fru­tan­do de las me­jo­res oca­sio­nes co­mo otra de Ene­ko en el 59 en una gran ju­ga­da por ban­da iz­quier­da, pe­ro es­ta vez el me­ta lo­cal se im­po­nía en el uno con­tra uno. Los de Lui­si­to se­guían ge­ne­ran­do pe­li­gro, aun­que

el Mur­cia tam­bién em­pe­zó a ha­cer­lo, has­ta que en el 79 Ser­gi Guar­dio­la re­ci­bió el ba­lón en in­me­jo­ra­ble po­si­ción den­tro del área y ba­tió a Edu en el mano a mano. El gol com­pli­ca­ba mu­cho la si­tua­ción de un Pontevedra que, pe­se a to­do, no se rin­dió, ni si­quie­ra cuan­do es­tu­vo a pun­to de lle­gar el se­gun­do de los lo­ca­les en un pe­nal­ti por mano de Tri­go. Sin em­bar­go, Edu le adi­vi­na­ba la in­ten­ción a Víc­tor Cur­to y pa­ra­ba el lan­za­mien­to.

En los úl­ti­mos mi­nu­tos el Pontevedra lo si­guió in­ten­tan­do, lle­gan­do in­clu­so a re­cla­mar un po­si­ble pe­nal­ti por mano de Da­vid Sán­chez con el tiem­po cum­pli­do, has­ta que el ár­bi­tro pi­tó el fi­nal de un par­ti­do que apa­gó de­fi­ni­ti­va­men­te el sue­ño del as­cen­so de un Pontevedra que, en cual­quier ca­so, ca­yó con or­gu­llo en la des­pe­di­da de una tem­po­ra­da no­ta­ble.

PASCU MÉN­DEZ AGEN­CIA LOF

Mou­ri­ño, que ayer fue ti­tu­lar, in­ten­ta des­ha­cer­se de un ri­val en un lan­ce del par­ti­do dispu­tado en la Nue­va Con­do­mi­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.