Dos ho­no­ris cau­sa en guar­dia por la de­ri­va de la cien­cia ha­cia la tec­no­lo­gía

Las ca­te­drá­ti­cos ad­vier­ten de que la so­cie­dad ma­ni­pu­la­da de «Un mun­do fe­liz» pue­de ser una reali­dad

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - SANTIAGO - SU­SA­NA LUAÑA

«Es un error pre­ten­der que la fun­ción de la in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca sea lo mis­mo que el desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co»

Uli­ses Moulines Ca­te­drá­ti­co de Fi­lo­so­fía

El Cam­pus da Ci­da­da­nía de la Uni­ver­si­da­de de Santiago, un am­bi­cio­so pro­yec­to a pun­to de pre­sen­tar su Plan Es­tra­té­xi­co, apro­ve­chó la pre­sen­cia en Santiago de los emi­nen­tes ca­te­drá­ti­cos Uli­ses Moulines y To­más Vi­ves pa­ra or­ga­ni­zar una con­fe­ren­cia en la Fa­cul­ta­de de De­rei­to en la que se ha­bló de ciu­da­da­nía, de cien­cia y de los re­tos de la hu­ma­ni­dad an­te los avan­ces cien­tí­fi­cos. En un ac­to pre­si­di­do por el rec­tor Juan Via­ño y que con­tó con la pre­sen­cia co­mo an­fi­trión del de­cano de De­rei­to, Gu­mer­sin­do Gui­nar­te, y del im­pul­sor del nue­vo cam­pus, el pro­fe­sor Jo­sé An­to­nio Ca­ri­de, el emi­nen­te es­pe­cia­lis­ta en Fi­lo­so­fía da Cien­cia, Uli­ses Moulines, pro­nun­ció la con­fe­ren­cia La li­ber­tad y los sa­be­res cien­tí­fi­cos en el ho­ri­zon­te de la ciu­da­da­nía, mien­tras que el pres­ti­gio­so ju­ris­ta Vi­ves An­tón ha­bló de Li­ber­tad y ciu­da­da­nía.

Carlos Uli­ses par­tió de la ba­se de que pre­de­cir el fu­tu­ro es im­po­si­ble, y ape­ló a so­no­ros fra­ca­sos en ese sen­ti­do, pe­ro ad­mi­tió que Hux­ley, con su obra Un mun­do fe­liz, se ha­bía acer­ca­do mu­cho a los peligros que ace­chan a la so­cie­dad ac­tual. «Es una obra maes­tra, si no de la li- te­ra­tu­ra, sí al me­nos de la fu­tu­ro­lo­gía». Cree el fi­ló­so­fo que el gran error de los tiem­pos pre­sen­tes es con­fun­dir desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co con cien­cia. De se­guir así, «la cien­cia se con­ver­ti­rá en cien­cia apli­ca­da, o lo que es lo mis­mo, en tec­no­lo­gía, y se de­ja­rá en se­gun­do lu­gar la cien­cia co­mo co­no­ci­mien­to».

El fi­ló­so­fo se nie­ga a ad­mi­tir esa ecua­ción por la que cien­cia es igual a tec­no­lo­gía, y pu­so ejem­plos en los que el sa­ber cien­tí­fi­co no su­pu­so nin­gún avan­ce tec­no­ló­gi­co, co­mo la ló­gi­ca, la ma­te­má­ti­ca, la lin­güís­ti­ca, la teo­ría de la re­la­ti­vi­dad o la teo­ría de la evo­lu­ción. En cam­bio, hoy en día se pri­man as­pec­tos co­mo la ener­gía nu­clear, la ro­bó­ti­ca o la ge­né­ti­ca, avan­ces que han des­per­ta­do el te­mor en la hu­ma­ni­dad. «Ya no se cree que la cien­cia va a apor­tar co­sas bue­nas pa­ra el hom­bre». Y Moulines cree que ese sen­tir es ló­gi­co: «No es his­te­ria co­lec­ti­va, es preo­cu­pa­ción jus­ti­fi­ca­da». Y to­do ello por pre­ten­der «que la fun­ción de la in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca es la mis­ma que el desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co». To­do ello pa­ra con­cluir, sin di­si­mu­lo, que se es­tán dan­do pa­sos im­por­tan­tes «pa­ra que se ha­ga reali­dad la teo­ría de Un mun­do fe­liz» en la que el bie­nes­tar se con­si­gue a cos­ta de una so­cie­dad ma­ni­pu­la­da y con­di­cio­na­da por las dro­gas.

En un sen­ti­do si­mi­lar se pro­nun­ció su co­le­ga, que re­cor­dó que his­tó­ri­ca­men­te los con­cep­tos de li­ber­tad y ciu­da­da­nía siem­pre fue­ron jun­tos, pe­ro que a par­tir de la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial se pu­so en en­tre­di­cho el con­cep­to de li­be­ra­lis­mo y de li­ber­tad co­mo al­go bueno. «La fe en la cien­cia se per­dió y se sus­ti­tu­yó por ideo­lo­gías mí­ti­cas de re­sul­ta­do ca­tas­tró­fi­co». A en­ten­der del pres­ti­gio­so ju­ris­ta, la so­cie­dad es­tá hoy en una te­si­tu­ra si­mi­lar, y sin em­bar­go él ase­gu­ra que «no hay fe­li­ci­dad sin li­ber­tad», una cues­tión que en­tien­de que no se es­tá afron­tan­do hoy en día con se­rie­dad. To­más Vi­ves apues­ta por el ca­mino abier­to

«Se di­ce que fra­ca­só la idea de una ciu­da­da­nía uni­ver­sal, pe­ro yo creo que no se in­ten­tó po­ner­la en mar­cha»

To­más Vi­ves Ca­te­drá­ti­co de De­re­cho Pe­nal

por Kant en fa­vor del in­di­vi­duo, «pe­ro no­so­tros es­ta­mos ha­cien­do lo con­tra­rio».

Tan­to Uli­ses Moulines co­mo To­más Vi­ves apo­ya­ron sin fi­su­ras la crea­ción del Cam­pus da Ci­da­da­nía en una uni­ver­si­dad co­mo la de Santiago, con la que man­tie­nen una es­tre­cha re­la­ción, de ahí que se ha­ya acor­da­do el nom­bra­mien­to de los dos ca­te­drá­ti­cos emé­ri­tos co­mo doc­to­res ho­no­ris cau­sa de la USC.

Esa apues­ta por el con­cep­to mul­ti­dis­ci­pli­nar que jus­ti­fi­ca la crea­ción de un cam­pus que de­fien­de el sa­ber cien­tí­fi­co co­mo un to­do, en el sen­ti­do hu­ma­nis­ta del tér­mino, jus­ti­fi­có la con­ver­sa­ción cien­tí­fi­ca desa­rro­lla­da en la Fa­cul­ta­de de De­rei­to, la pri­me­ra de otras mu­chas ac­ti­vi­da­des que pro­yec­tan los pro­mo­to­res del cam­pus.

El fu­tu­ro de la Fi­lo­so­fía

Cu­rio­sa­men­te, las po­nen­cias en las que se apos­tó por la fi­lo­so­fía co­mo una de las esen­cias del ciu­da­dano en pe­li­gro, coin­ci­den con el ini­cio, en las pro­pias au­las de la USC, de unos exá­me­nes de se­lec­ti­vi­dad que pres­cin­den por pri­me­ra vez de la Fi­lo­so­fía co­mo dis­ci­pli­na fun­da­men­tal.

X. A. SOLER

To­más Vi­ves y Uli­ses Moulines de­fen­die­ron un con­cep­to de ciu­da­dano que ellos ven en pe­li­gro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.