El de­te­ni­do que hu­yó es­po­sa­do de los juz­ga­dos an­tes de de­cla­rar fue vis­to su­bién­do­se a un co­che

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - SANTIAGO -

El jo­ven que el pa­sa­do miércoles hu­yó es­po­sa­do de los juz­ga­dos de San­tia­go an­tes de de­cla­rar an­te el juez si­gue en pa­ra­de­ro des­co­no­ci­do y en bus­ca y cap­tu­ra por las fuer­zas y cuer­pos de se­gu­ri­dad del Es­ta­do, que a úl­ti­ma ho­ra de ayer aún no lo ha­bían po­di­do lo­ca­li­zar.

No obs­tan­te, la co­la­bo­ra­ción de la Policía Lo­cal con la Na­cio­nal ha per­mi­ti­do apor­tar un nuevo da­to que no so­lo ayu­da a la in­ves­ti­ga­ción de los he­chos, sino que in­ci­de cla­ra­men­te en que la hui­da es­ta­ba muy pro­ba­ble­men­te pla­nea­da por el jo­ven cuan­do ac­ce­dió a los juz­ga­dos de Fon­ti­ñas. Y es que un agen­te mu­ni­ci­pal que es­ta­ba en la zo­na vio co­mo el de­te­ni­do, con los gri­lle­tes pues­tos en sus ma­nos, sa­lía co­rrien­do del edi­fi­cio tras sal­tar por una ven­ta­na de la plan­ta ba­ja, pa­ra des­pués su­bir­se a un vehícu­lo, un Opel As­tra, que le es­ta­ba es­pe­ran­do en las in­me­dia­cio­nes del edi­fi­cio.

El jo­ven ha­bía si­do de­te­ni­do por un sim­ple de­li­to de trá­fi­co, pe­ro co­mo te­nía pen­dien­tes otros ca­sos por in­frac­cio­nes pe­na­les an­te­rio­res, ya sa­bía que la de­ci­sión más pro­ba­ble del juez de guar­dia, an­te el que iba a com­pa­re­cer, era en­viar­le a pri­sión pre­ven­ti­va y que­dar a la es­pe­ra de jui­cio.

El de­te­ni­do hi­zo uso en­ton­ces de su de­re­cho a re­unir­se en pri­va­do con su abo­ga­do an­tes de ser in­te­rro­ga­do por el ma­gis­tra­do. Am­bos es­ta­ban en una sa­la ubi­ca­da en la zo­na del edi­fi­cio en el que es­tá el juz­ga­do de guar­dia, en la plan­ta ba­ja. En un mo­men­to da­do, abrió una ven­ta­na y sal­tó por ella al ex­te­rior sin que los po­li­cías que lo cus­to­dia­ban pu­die­ran ha­cer na­da por atra­par­le. Tam­bién con­tri­bu­yó a po­si­bi­li­tar su hui­da el he­cho de que ha­bía acu­di­do acom­pa­ña­do por ami­gos y fa­mi­lia­res que, con su pre­sen­cia, dis­tra­je­ron a los agen­tes.

Los in­ves­ti­ga­do­res tam­bién sos­pe­chan que el abo­ga­do con el que es­ta­ba reuni­do an­tes de de­cla­rar an­te el juez pu­die­ra ha­ber­le ayu­da­do a es­ca­par, ya que la ven­ta­na es­ta­ba ce­rra­da y el de­te­ni­do lle­va­ba es­po­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.