Po­lé­mi­ca

La or­ga­ni­za­ción ape­nas con­ta­bi­li­za una quin­ce­na de po­tros

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PORTADA - LÓPEZ PENIDE

Los reite­ra­dos ata­ques de los lo­bos co­lo­can en la cuer­da flo­ja la ce­le­bra­ción de la ra­pa de Amil

Si ya el pa­sa­do año la ce­le­bra­ción de la tra­di­cio­nal Bai­xa das bes­tas de Amil, en el mu­ni­ci­pio pon­te­ve­drés de Mo­ra­ña, es­tu­vo con­di­cio­na­da por los reite­ra­dos ata­ques de los lo­bos a la ca­ba­ña equi­na, la del 2017 vuel­ve a es­tar en la cuer­da flo­ja por es­te mis­mo mo­ti­vo. Luis Cal­vo, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Ca­ba­lar Mon­te Aci­bal, se­ña­ló que «a fes­ta hai que fa­ce­la igual, a ra­pa hai que fa­ce­la», pe­ro ma­ti­zó que se­rán muy po­cos los po­tros mar­ca­dos, ya que ape­nan con­ta­bi­li­zan una quin­ce­na.

Es­ti­man que, en lo que va de año, los lo­bos han po­di­do aca­bar con la vida de unos cua­ren­ta ejem­pla­res, en su ma­yor par­te po­tros muy jó­ve­nes. No obs­tan­te, du­ran­te el in­vierno se con­ta­bi­li­za­ron las muer­tes de, al me­nos, sie­te ye­guas. Es­tos son los da­tos que, más o me­nos, con­si­de­ran acre­di­ta­dos, ya que se tie­ne el con­ven­ci­mien­to de los ata­ques mor­ta­les pue­den ha­ber si­do más, pe­ro no dis­po­nen de prue­bas de que se ha­llan pro­du­ci­do.

Así, si el domingo de la se­ma­na pa­sa­da se lo­ca­li­za­ron los res­tos prác­ti­ca­men­te de­vo­ra­dos de un po­tro, ape­nas vein­ti­cua­tro ho­ras se echa­ron en fal­ta otros dos. Am­bos ejem­pla­res des­apa­re­cie­ron, por lo que des­de la aso­cia­ción ca­ba­llar tie­nen cla­ro que han pe­re­ci­do ba­jo las den­te­lla­das de los cá­ni­dos.

Los pro­pie­ta­rios de es­tos ani­ma­les se mues­tran muy crí­ti­cos con la Xun­ta de Ga­li­cia a la ho­ra de re­cla­mar el abono de los da­ños cau­sa­dos por los lo­bos. «Din que non po­den pa­gar­nos na­da por­que non hai for­ma de xus­ti­fi­ca­lo», apun­tó Luis Cal­vo.

El ejem­plo más evi­den­te de lo que es­tán vi­vien­do los ga­na­de­ro se pro­du­jo a raíz del ata­que del 5 de ju­nio. Se aler­tó a la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca y se to­ma­ron fo­to­gra­fías de los res­tos del po­tro, pe­ro los fun­cio­na­rios, se­gún ad­vir­tie­ron des­de la aso­cia­ción mo­ra­ñe­sa, no se per­so­na­ron has­ta uno o dos días des­pués, cuan­do ya no que­da­ba res­to al­guno del equino.

Las imá­ge­nes que se to­ma­ron pa­ra evi­den­ciar lo ocu­rri­do, fi­nal­men­te no han ser­vi­do pa­ra acre­di­tar la reali­dad del ata­que de los lo­bos. Y es que tie­nen que ser, se­gún aco­tan des­de la Aso­cia­ción Ca­ba­lar Mon­te Aci­bal, los pro­pios em­plea­dos pú­bli­cos de la Xun­ta los que tie­nen que acre­di­tar per­so­nal­men­te la reali­dad de es­tos ata­ques in si­tu, en el mis­mo lu­gar don­de se pro­du­cen ana­li­zan­do los res­tos que que­den de los ca­ba­llos. «Es­tá cla­ro que non po­de­mos fa­cer gar­das de vin­te e ca­tro ho­ras pa­ra evi­tar que des­apa­re­zan os res­tos», aña­dió.

La tra­di­cio­nal Bai­xa das bes­tas de Amil se ce­le­bra ha­bi­tual­men­te en el mes de ju­lio y ha­ce diez años se lle­ga­ron a re­unir cer­ca de tres­cien­tos ca­ba­llos. Hoy se es­ti­ma que es­ta ci­fra se ha re­du­ci­do con­si­de­ra­ble­men­te, en gran me­di­da, por los ata­ques de los lo­bos, in­ci­den des­de Mon­te Aci­bal. Es una ci­ta en la que los ejem­pla­res son lle­va­dos has­ta el cu­rro, don­de los po­tros son mar­ca­dos y ra­pa­dos.

Úl­ti­mo ata­que en el mon­te Aci­bal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.