Ma­te­lo re­gre­sa al CD Lalín y es el pri­mer fichaje que se pre­sen­tó pa­ra la nue­va tem­po­ra­da

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PORTADA - J. B.

A sus trein­ta años cam­bian las prio­ri­da­des. Tras una com­pli­ca­da tem­po­ra­da en el Es­tu­dian­til, mar­ca­da por las le­sio­nes, to­ca pro­ta­go­ni­zar el enési­mo re­gre­so a ca­sa. Jo­sé Luis Váz­quez Gon­zá­lez Ma­te­lo se con­vier­te en el pri­mer re­fuer­zo del CD Lalín. Vuel­ve a ca­sa, de don­de se mar­chó en bus­ca de una ca­te­go­ría su­pe­rior o por dis­cre­pan­cias con el fun­cio­na­mien­to del club ro­ji­ne­gro. Con­fía en apor­tar su ex­pe­rien­cia, tras con­ven­cer­lo el pre­si­den­te con el nue­vo pro­yec­to de­por­ti­vo.

A la cuar­ta con­fía Ma­te­lo, que ayer fue pre­sen­ta­do en el Cor­ti­zo, en asen­tar­se en el CD Lalín. Un fut­bo­lis­ta ya ve­te­rano, con ol­fa­to de gol. Re­co­no­cía el ries­go que co­rre al ba­jar de ca­te­go­ría, des­de Pre­fe­ren­te a Pri­me­ra Au­to­nó­mi­ca, pe­ro tam­bién ti­ra­ron los co­lo­res de siem­pre y la ne­ce­si­dad de arri­mar el hom­bro «pa­ra dar­lle vida ao Lalín». Es­pe­ra que ha­ya otros fut­bo­lis­tas, aho­ra fue­ra del equi­po, que to­men una de­ci­sión si­mi­lar pa­ra con­for­mar una plan­ti­lla que aú­ne ve­te­ra­nía y ju­ven­tud. Y es que Ma­te­lo cree que hay cha­va­les con pro­yec­ción que pue­den dar mu­chas ale­grías a cor­to y me­dio pla­zo a la afi­ción ro­ji­ne­gra. En ese ob­je­ti­vo tam­bién con­si­de­ra im­pres­cin­di­ble con­tar de una vez con una re­la­ción flui­da y de co­la­bo­ra­ción con la Es­co­la de Fút­bol Lalín.

Co­mo siem­pre el tiem­po se­rá cla­ve, la pa­cien­cia, por­que re­sur­gir cual ave fé­nix de las ce­ni­zas pue­de ge­ne­rar zo­zo­bras. Y los ri­va­les tam­bién cuen­tan. Lo de mar­car­se ob­je­ti­vos co­mo el as­cen­so pue­de así con­ver­tir­se en un ar­ma de do­ble fi­lo. En esa lí­nea Ma­te­lo alu­de a es­ta tem­po­ra­da en el Es­tu­dian­til, cuan­do se con­for­mó una plan­ti­lla en prin­ci­pio pa­ra no pa­sar los apu­ros de la an­te­rior y ase­gu­rar­se con tran­qui­li­dad la per­ma­nen­cia. Pe­ro los bue­nos re­sul­ta­dos y jue­go ge­ne­ra­ron con­fian­za pa­ra pe­lear has­ta el fi­nal por el as­cen­so.

Ma­te­lo ase­gu­ra­ba ayer que él ha­bía apun­ta­do al ini­cio de la li­ga que el Es­tu­dian­til te­nía plan­ti­lla pa­ra es­tar arri­ba. Apor­tó su gra­ni­to de are­na, me­nor del es­pe­ra­do. «Ti­ven un­ha ro­tu­ra de cuá­dri­ceps e fo­ron dous me­ses de pa­rón e des­pois un pro­ble­ma nun pé, do que es­pe­ro es­tar xa per­fec­to nun mes», apun­tó el fut­bo­lis­ta la­li­nen­se. En su de­ci­sión de re­gre­sar tam­bién pe­só el te­ner que via­jar so­lo a en­tre­nar a Ca­llo­bre.

El de­lan­te­ro ha­bía co­men­za­do ya en la cam­pa­ña 2004-2005 a com­pe­tir con el pri­mer equi­po del CD Lalín, pa­ra pro­bar en el 2008 con vein­te años en el Pon­te­ve­dra. No sa­lió bien el sal­to y re­gre­sa­ba al club ro­ji­ne­gro, don­de mi­li­tó du­ran­te cin­co cam­pa­ñas, ju­gan­do en Ter­ce­ra Di­vi­sión. Eso sí, por el me­dio al­gún sal­to a otros clu­bes, en la ma­yo­ría de los ca­sos por dis­cre­pan­cias con al­gún di­rec­ti­vo y el pro­pio fun­cio­na­mien­to del Lalín. En­tre esos des­ti­nos es­tu­vo el Ne­grei­ra o el Atlé­ti­co Es­cai­rón, así co­mo el pro­pio Bar­ba­dás y el Es­tu­dian­til, don­de es­tu­vo en dos eta­pas. Aho­ra vuel­ve por cuar­ta vez a sus orí­ge­nes.

Re­no­va­cio­nes de Leo y Re­go

Por otra par­te, el club ro­ji­ne­gro anun­ció tam­bién ayer las dos pri­me­ras re­no­va­cio­nes, en con­cre­to de Ma­nu Re­go y Leo.

M. SOUTO

Ma­te­lo fue pre­sen­ta­do ayer en el Ma­nuel An­xo Cor­ti­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.