Cin­co años de cár­cel pa­ra el hom­bre que ca­si ma­ta a otro al apu­ña­lar­le en un pub en Ames

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - SANTIAGO - X. M.

La sec­ción com­pos­te­la­na de la Au­dien­cia Pro­vin­cial ha con­de­na­do a cin­co años de pri­sión a Jo­sé An­to­nio Bei­ras Frei­re al de­cla­rar­le cul­pa­ble de un de­li­to de in­ten­to de ho­mi­ci­dio por acu­chi­llar y he­rir gra­ve­men­te en una pier­na y en el ab­do­men a otro hom­bre, Luis Car­los Na­vei­ro Fer­nán­dez, du­ran­te una pe­lea que tu­vo lu­gar en el pub Ra­cing de Ber­ta­mi­ráns (Ames) en la ma­dru­ga­da del 3 de mar­zo del 2013.

El tri­bu­nal ha con­si­de­ra­do que la ins­truc­ción de es­te ca­so se di­la­tó in­jus­ti­fi­ca­da­men­te, lo que le ha per­mi­ti­do al con­de­na­do be­ne­fi­ciar­se de la apli­ca­ción de la ate­nuan­te de di­la­cio­nes in­de­bi­das y re­du­cir así a la mi­tad la pe­na que so­li­ci­ta­ba pa­ra él la Fis­ca­lía, que era de diez años.

La Au­dien­cia tam­po­co ha aten­di­do a la pe­ti­ción de in­dem­ni­za­ción que so­li­ci­ta­ba el mi­nis­te­rio pú­bli­co, que era de 38.000 eu­ros, y ha de­ja­do en so­lo 10.000 la can­ti­dad que Bei­ras Frei­re de­be­rá pa­gar a su víc­ti­ma por la in­ca­pa­ci­dad tem­po­ral que su­frió, las se­cue­las es­té­ti­cas y el da­ño mo­ral. Eso sí, de­be­rá abo­nar to­das las cos­tas del pro­ce­so, in­clui­das las de la acu­sa­ción par­ti­cu­lar. El fa­llo in­clu­ye tam­bién la prohi­bi­ción al acu­sa­do de acer­car­se a me­nos de 200 me­tros del agre­di­do du­ran­te los pró­xi­mos diez años.

La sen­ten­cia con­si­de­ra pro­ba­do que Jo­sé An­to­nio Bei­ras y Luis Car­los Na­vei­ro es­tu­vie­ron jun­tos en el pub Ra­cing y que en un mo­men­to da­do se pro­du­jo un in­ci­den­te du­ran­te el cual el pri­me­ro sa­có una na­va­ja del ti­po ma­ri­po­sa y apu­ña­ló al se­gun­do en la pier­na y en el la­do iz­quier­do del ab­do­men, lo que hi­zo que la víc­ti­ma ca­ye­se en­san­gren­ta­da al sue­lo, an­te lo que el con­de­na­do ti­ró el ar­ma blan­ca y aban­do­nó apre­su­ra­da­men­te el lo­cal. El tri­bu­nal dic­ta­mi­na además que el agre­di­do ha­bría muer­to por la gra­ve­dad de sus le­sio­nes de no ha­ber si­do ope­ra­do de ur­gen­cia.

Jo­sé A. Bei­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.