Una cam­pa­ña bus­ca pre­ve­nir las vio­la­cio­nes con em­pleo de dro­gas

La Dipu­tación tras­la­da­rá es­ta ini­cia­ti­va a los fes­ti­va­les in­clui­dos en el #Ría­sBai­xa­sFest

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PROVINCIA - L. PENIDE

Con el nom­bre de Lem­bra! Eu de­ci­do, ti res­pec­tas, la Dipu­tación de Pon­te­ve­dra ha pues­to en mar­cha una cam­pa­ña pa­ra pre­ve­nir y ac­tuar fren­te a las agre­sio­nes se­xua­les que se pro­du­cen en el trans­cur­so de una ci­ta o en aque­llas en las que el vio­la­dor em­plea al­gún ti­po de dro­ga pa­ra so­me­ter a la víc­ti­ma. La ini­cia­ti­va, en pa­la­bras de la pre­si­den­ta del or­ga­nis- mo pro­vin­cial, Carmela Silva, bus­car rea­li­zar un lla­ma­mien­to «pa­ra que as mu­lle­res de­ci­dan e os ho­mes res­pec­ten», de tal mo­do que pre­ten­de vi­si­bi­li­zar «dúas for­mas de agre­sión que pre­sen­tan ca­rac­te­rís­ti­cas que di­fi­cul­tan e obs­ta­cu­li­zan o re­co­ñe­ce­men­to do de­li­to e a súa pos­te­rior de­nun­cia».

De he­cho, se mos­tró con­ven­ci­da de que exis­te un número ocul­to de ca­sos que no se de­nun­cian an­te la di­fi­cul­tad que las víctimas en­cuen­tran pa­ra de­mos­trar con prue­bas las vio­la­cio­nes. No en vano, las dro­gas em­plea­das pa­ra so­me­ter su vo­lun­tad e im­pe­dir que se re­sis­tan fren­te al agre­sor —su­mi­sión quí­mi­ca— des­apa­re­cen del or­ga­nis­mo al ca­bo de unas ho­ras, mien­tras que las agre­sio­nes en ci­ta sue­len es­tar pro­ta­go­ni­za­das por al­gún ami­go o co­no­ci­do de la víc­ti­ma «o que fai que se des­víe a res­pon­sa­bi­li­da­de do de­li­to á pro­pia ví­ti­ma e se cues­tio­ne o seu re­la­to, e se lle dea cre­di­bi­li­da­de ao seu agre­sor».

En es­te pun­to, alu­dió a que las es­ta­dís­ti­cas del Mi­nis­te­rio del In­te­rior re­co­gen que ca­da ocho ho­ras se pro­du­ce una vio­la­ción, «tres vio­la­cións ao día». Carmela Silva pre­ci­só que es­ta cam­pa­ña es una es­tra­te­gia de sen­si­bi­li­za­ción y pre­ven­ción, «di­ri­xín­do­nos par­ti­cu­lar­men­te ás mo­zas e aos mo­zos e en con­tex­tos lú­di­cos e fes­ti­vos». A es­to se su­ma el he­cho de que son las vio­la­cio­nes me­nos de­nun­cia­das «ao pro­du­cir­se nun en­torno de fes­tas e diversión».

La con­ju­ga­ción de to­dos es­tos fac­to­res ha lle­va­do a la Dipu­tación a to­mar la de­ci­sión de es­tre­nar la cam­pa­ña en el mar­co de los fes­ti­va­les mu­si­ca­les en­cua­dra­dos en el #Ría­sBai­xa­sFest. En es­tos even­tos aten­di­do por cua­tro di­na­mi­za­do­res que ase­so­ra­rán a in­tere­sa­dos así co­mo re­par­ti­rán vein­te mil fo­lle­tos in­for­ma­ti­vos.

La mi­tad de los mis­mos es­tán es­pe­cí­fi­ca­men­te di­ri­gi­dos a los chi­cos, a los que se les tras­la­dan ocho cues­tio­nes que de­ben te­ner asu­mir cuan­do se re­la­cio­nen con el se­xo opues­to. «Non te po­ñas pe­sa­do: que al­guén no che si­ga o con­to for­ma par­te do seu de­rei- to a di­cir non», o «non te ofus­ques nin in­ter­pre­tes os desexos da ou­tra per­soa. Se non hai un si, é non!» son al­gu­nos men­sa­jes.

«An­te a dú­bi­da, pi­de ou­tra!»

En el ca­so de las chi­cas, el con­te­ni­do va­ria sus­tan­cial­men­te, ya que se tra­ta de guías emi­nen­te­men­te in­for­ma­ti­vas en las que se res­pon­de a cues­tio­nes co­mo qué es la su­mi­sión quí­mi­ca, có­mo se com­por­tan los agre­so­res o se les ad­vier­te de que no to­dos los vio­la­do­res son des­co­no­ci­dos. De igual mo­do, se les in­sis­te en la ne­ce­si­dad de de­nun­ciar cual­quier he­cho de­lic­ti­vo, así co­mo se les acon­se­ja que vi­gi­len sus be­bi­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.