El fis­cal re­ba­ja las pe­nas pa­ra la red de O Mu­lo, pe­ro cris­pa a las de­fen­sas

Los abo­ga­dos con­si­de­ran que la re­duc­ción no es la que co­rres­pon­de a la con­fe­sión

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA - LÓ­PEZ PENIDE

La de ayer fue una jor­na­da has­ta cier­to pun­to ac­ci­den­ta­da en la Au­dien­cia de Pon­te­ve­dra, don­de se re­to­ma­ba la vis­ta oral con­tra Ra­fael Bu­ga­llo, O Mu­lo, y otros su­pues­tos miem­bros de su red. Así, la vis­ta oral de­be­ría arran­car con una vi­deo­con­fe­ren­cia con un ex­per­to en ar­mas de fue­go de la Po­li­cía Na­cio­nal, pe­ro to­do pa­re­ce in­di­car que el agen­te no es­ta­ba dis­po­ni­ble, por lo que se op­tó por desis­tir de su tes­ti­mo­nio.

Mi­nu­tos des­pués, y tras la bre­ve in­ter­ven­ción de una em­plea­da del as­ti­lle­ro de Cas­te­los (Cambados) don­de el fis­cal sos­tie­ne que se cons­truían y per­tre­cha­ban lan­chas rá­pi­das que lue­go se des­ti­na­rían «al trá­fi­co ilí­ci­to de co­caí­na», el re­pre­sen­tan­te del mi­nis­te­rio pú­bli­co anun­ció que mo­di­fi­ca­ba su es­cri­to de acu­sa­ción. Era al­go es­pe­ra­do des­pués de que O Mu­lo y otros con­fe­sa­sen su par­ti­ci­pa­ción en el trans­por­te de 3,6 to­ne­la­das de co­caí­na en agos­to del 2008.

Sin em­bar­go, una vez re­ci­bi­do el do­cu­men­to co­men­za­ron los mur­mu­llos. «No es lo que ha­bía­mos acor­da­do», se lle­gó a es­cu­char en sa­la. Efec­ti­va­men­te, el fis­cal ha­bía re­du­ci­do sus­tan­cial­men­te las pe­nas que ini­cial­men­te so­li­ci­ta­ba, pe­ro no en los tér­mi­nos que las de­fen­sas con­si­de­ra­ban que se ten­dría que ha­ber he­cho a la vis­ta de la con­fe­sión de sus clien­tes.

El ma­les­tar, más que evi­den­te, de­ter­mi­nó que el pre­si­den­te de la sec­ción se­gun­da acor­da­se un re­ce­so de unos mi­nu­tos, tiem­po en el que los abo­ga­dos man­tu­vie­ron una reunión con el fis­cal an­ti­dro­ga de Pon­te­ve­dra. No sir­vió de na­da, por lo que pre­vi­si­ble­men­te los le­tra­dos cen­tra­rán su informe de hoy en de­fen­der las te­sis que no con­ven­cie­ron al fis­cal.

En to­do ca­so, ayer el fis­cal re­ti­ró las acu­sa­cio­nes con­tra dos de los en­cau­sa­dos, uno de ellos de ori­gen co­lom­biano. «No es que no hu­bie­ra prue­bas con­tra él —se­ña­ló un alle­ga­do de es­te úl­ti­mo—, es que las prue­bas que ha­bía de­mos­tra­ban su inocen­cia».

Nue­ve años a O Mu­lo

En el ca­so de O Mu­lo, el fis­cal so­li­ci­tó una con­de­na de nue­ve años, cua­tro me­ses y quin­ce días de pri­sión, así co­mo que se le im­pon­ga el pa­go de dos mul­tas de 150 mi­llo­nes de eu­ros. En­tien­de que en el su­pues­to de Ra­fael Bu­ga­llo es más be­ne­fi­cio­so pa­ra él el Có­di­go Pe­nal an­te­rior a la re­for­ma del 2010. En­tien­de que era el je­fe de una «tra­ma cri­mi­nal de nar­co­trans­por­te», tal y co­mo re­se­ñó en su informe fi­nal.

En su in­ter­ven­ción, sos­tu­vo que ca­da uno de los acu­sa­dos, a los que tam­bién apli­ca una re­ba­ja en su pe­ti­ción ini­cial de con­de­nas, te­nía un rol muy de­ter­mi­na­do den­tro de es­ta or­ga­ni­za­ción.

RA­MÓN LEI­RO

Tras va­rias se­sio­nes de vis­ta oral, pre­vi­si­ble­men­te el jui­cio ter­mi­na­rá a lo lar­go del día de hoy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.