Dos ca­ras tras un diag­nós­ti­co de ELA

Ti­ta Gar­cía y Qui­na Mar­tí­nez com­par­ten en­fer­me­dad y ve­cin­da­rio. Pa­ra la pri­me­ra sa­ber lo que te­nía fue un ali­vio; pa­ra la se­gun­da, un po­zo del que em­pie­za a sa­lir

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA - CRISTINA BARRAL

Ti­ta Gar­cía, a la que diag­nos­ti­ca­ron ELA en el 2013 con 40 años, es la res­pon­sa­ble de que Qui­na Mar­tí­nez cuen­te su ca­so. La vi­da de es­ta mu­jer de 61 años cam­bió un 29 de enero del 2016 cuan­do un mé­di­co le pu­so nom­bre, por es­cri­to en un informe, a lo que ha­bía em­pe­za­do unos años an­tes co­mo unos ca­lam­bres en un de­do. «De unos sín­to­mas ton­tos, a es­to. Fue tre­men­do. Es que yo soy muy ne­ga­ti­va», ad­mi­te en un par­que de la ciu­dad.

Al ma­za­zo de la no­ti­cia y al des­cu­bri­mien­to de la en­fer­me­dad en In­ter­net, si­guió un pe­re­gri­na­je de mé­di­cos y de ser­vi­cios que de­jó en ella y en su ma­ri­do no ya un mal sa­bor, sino un sen­ti­mien­to de «mar­gi­na­ción». Jo­se re­la­ta que el Chop no cuen­ta con una con­sul­ta mul­ti­dis­ci­pli­nar que sí hay en San­tia­go o en Vi­go y que fa­ci­li­ta las co­sas, di­cen, a los en­fer­mos de ELA. Lle­ga­ron a pe­dir el cam­bio al Chus. «Nos di­je­ron que no era po­si­ble, aun­que asu­mía­mos no­so­tros el te­ner que des­pla­zar­nos». Lo que sí hi­cie­ron fue so­li­ci­tar otro neu­ró­lo­go en su hos­pi­tal de re­fe­ren­cia.

Qui­na tie­ne di­fi­cul­ta­des pa­ra ca­mi­nar, aun­que pres­cin­de de bas­tón o mu­le­tas por re­co­men­da­ción del fi­sio­te­ra­peu­ta. «Me di­cen que cuan­to más se pue­da re­tra­sar, me­jor. Pe­ro la ver­dad es que ten­go mie­do, ya me caí va­rias ve­ces», con­fie­sa es­ta ex­tra­ba­ja­do­ra de la cons­truc­to­ra Mal­var du­ran­te 30 años. El ma­tri­mo­nio se aca­ba de mu­dar de ca­sa, por «obli­ga­ción to­tal». De un pi­so en pro­pie­dad en un quin­to sin as­cen­sor, a otro con ele­va­dor pe­ro de al­qui­ler.

Ti­ta es­cu­cha el re­la­to de la que aho­ra es su ve­ci­na de ba­rrio. Ella sa­be que es di­fí­cil afron­tar la ELA, pe­ro es de las que pien­san y prac­ti­can que no hay me­jor for­ma de com­ba­tir­la que plan­tán­do­le ca­ra. Su evo­lu­ción es­tá sien­do po­si­ti­va y se sien­te mu­cho me­jor des­pués de ha­ber adel­ga­za­do 13 ki­los. Con la ayu­da de su pe­rra Bim­ba ha­ce ca­mi­na­tas solidarias. En la Pon­te­ve­dra­da 2017 lle­gó has­ta Barro, y Bim­ba has­ta Cal­das. «Voy a rom­per las es­ta­dís­ti­cas», sen­ten­cia tras cua­tro años con­vi­vien­do con la es­cle­ro­sis.

Am­bas son miem­bros de la aso­cia­ción Agae­la. Ti­ta se de­di­ca a ayu­dar a otros en­fer­mos y a dar a co­no­cer los ser­vi­cios que ofre­ce el co­lec­ti­vo, co­mo un ban­co de prés­ta­mo de ma­te­rial o un con­ve­nio con Ade­la Es­pa­ña que ofre­ce des­cuen­tos en ser­vi­cios de reha­bi­li­ta­ción o lo­go­pe­dia, en­tre otros. Po­co a po­co Qui­na es­tá de­jan­do atrás su ne­ga­ti­vi­dad ini­cial. «To­do lo que me gus­ta­ba ha­cer ya no lo pue­do ha­cer, ma­nua­li­da­des, gan­chi­llo... Leo y veo la te­le y me obli­go a sa­lir. El domingo em­pe­cé a cam­biar», se­ña­la.

Qui­na se re­fie­re a la mar­cha del Día Mun­dial de la ELA que se ce­le­bró en Can­gas. «Se me ha­ce muy du­ro por­que es­to es muy in­jus­to. Em­pe­cé con mal pie por el te­ma de la in­va­li­dez, pe­ro es­toy re­ci­bien­do más ayu­da de gen­te que no te­nía por qué mo­jar­se que de la Ad­mi­nis­tra­ción». Ti­ta asien­te. Su ca­ra pa­re­ce de­cir que esa es la ac­ti­tud. Ella cam­bió su sue­ño de via­jar a Tai­lan­dia por una ca­si­ta en el cam­po. La que tie­ne Qui­na en Cam­po Lameiro sin aca­bar la ha­ce ver­se to­da­vía «más en­ce­rra­da» en su cuer­po. Y no va. Al fi­nal de la con­ver­sa­ción son­ríe. ¿Qué le gus­ta­ría ha­cer?, se le pre­gun­ta. «Via­jar mien­tras pue­da, a Por­tu­gal, a si­tios pe­que­ños...».

«Se me ha­ce muy du­ro por­que es­to es muy in­jus­to, pe­ro me obli­go a sa­lir», afir­ma Qui­na

«Voy a rom­per las es­ta­dís­ti­cas», di­ce Ti­ta tras cua­tro años ba­ta­llan­do con la es­cle­ro­sis

EMI­LIO MOL­DES

Qui­na Mar­tí­nez y Ti­ta Gar­cía, ayer, con la pe­rra labrador «Bim­ba», en un par­que de la ciu­dad de Pon­te­ve­dra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.