Cristina Pa­to: «A gai­ta dei­xou de ser un ins­tru­men­to que to­ca­ba pa­ra ser o ei­xe da mi­ña ca­rrei­ra»

Crea­do­res y teó­ri­cos in­ci­den en la di­ver­si­fi­ca­ción de la crea­ción y la di­fu­sión de la iden­ti­dad ga­lle­ga

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - SANTIAGO - M. G., M. O.

Di­ver­si­fi­ca­ción de la crea­ción y un mer­ca­do desa­rro­lla­do tec­no­ló­gi­ca­men­te. Esos son los ele­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra si­tuar la cul­tu­ra ga­lle­ga en el mun­do glo­bal y so­bre los que re­fle­xio­na­ron ayer crea­do­res y teó­ri­cos en las jor­na­das so­bre la in­dus­tria cul­tu­ral ga­lle­ga que pro­mo­vió el Con­se­llo da Cul­tu­ra. En­tre ellos, Domingo Do­cam­po ex­pu­so un pa­no­ra­ma po­si­ti­vo en Ga­li­cia. «Es­ta­mos on­de hai que es­tar e te­mos in­fraes­tru­tu­ras e un sec­tor das TICs», di­jo el ca­te­drá­ti­co de Teo­ría do Si­nal, pa­ra quien los desafíos es­tán en «ache­gar as in­fraes­tru­tu­ras de ban­da lar­ga a to­do o país» y re­co­no­cer que «a fen­da di­xi­tal ho­xe é cul­tu­ral».

La jor­na­da con­tó tam­bién con Cristina Pa­to, pa­ra quien «o que se ve no escenario ten que ser só a pun­ta dun ice­berg do que é un ar­tis­ta pa­ra a so­cie­da­de». La gai­tei­ra y edu­ca­do­ra, que ex­pu­so que «co­mo ar­tis­ta in­de­pen­den­te o pro­du­to son eu», in­ci­dió en có­mo en los úl­ti­mos 20 años cam­bió la in­dus­tria. «O fei­to de ser un ar­tis­ta en so­li­ta­rio sig­ni­fi­ca que tes que adap­tar­te a un­ha in­dus­tria que non pa­ra de cam­biar. An­tes vi­ña un­ha dis­co­grá­fi­ca, ofre­cía un con­tra­to, ne­go­cia­bas, sa­ca­bas un dis­co e fa­cías con­cer­tos. Ho­xe en día iso cam­biou. A maio­ría so­mos ar­tis­tas au­to­edi­ta­dos». Esa es una de las gran­des di­fe­ren­cias en­tre el mer­ca­do de Es­ta­dos Uni­dos y el de Ga­li­cia, ya que allí jue­ga un pa­pel muy im­por­tan­te la fi­gu­ra del fi­lán­tro­po pa­ra po­der sa­car ade­lan­te los pro­yec­tos, des­ta­can­do que la ma­yo­ría de los de mi­cro­me­ce­naz­go lo­gran sa­lir ade­lan­te. La ar­tis­ta, que co­men­zó su in­ter­ven­ción to­can­do una pe­que­ña pie­za, ex­pli­có su tra­yec­to­ria y su in­ten­to de di­ver­si­fi­car su ca­rre­ra más allá de la eti­que­ta de la «pri­mei­ra mu­ller gai­tei­ra» y afir­mó que «a gai­ta dei­xou de ser un ins­tru­men­to que to­ca­ba pa­ra ser o ei­xe da mi­ña ca­rrei­ra».

En las ar­tes es­cé­ni­cas en­tró In­ma Ló­pez Sil­va. La es­cri­to­ra re­pa­só el efec­to de la cri­sis en el sec­tor y su de­pen­den­cia de la in­ver­sión pú­bli­ca, y pro­pu­so un cam­bio de mo­de­lo en el que sean los pú­bli­cos los que sus­ten­ten el cam­bio. La vi­sión so­bre la si­tua­ción en el sec­tor de las ar­tes vi­sua­les la ofre­ció Agar Le­do. Y Nie­ves Ro­drí­guez, la de las in­dus­trias cul­tu­ra­les en torno a la Red an­tes de que Fran­cis­co Cam­pos ce­rra­se la se­sión con una con­fe­ren­cia so­bre la eco­no­mía de la cul­tu­ra en Ga­li­cia.

«Hai que ache­gar as in­fraes­tru­tu­ras de ban­da lar­ga a to­do o país» Domingo Do­cam­po Ca­te­drá­ti­co de Teo­ría do Si­nal

P. R.

La ar­tis­ta par­ti­ci­pó ayer en las jor­na­das so­bre la in­dus­tria cul­tu­ral ga­lle­ga del Con­se­llo da Cul­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.