Car­boei­ro pier­de a uno de sus más fir­mes de­fen­so­res

Xosé Ra­món Váz­quez Bar­ca­la (1949, Si­lle­da) Fa­lle­ce Váz­quez Bar­ca­la, re­fe­ren­te en Si­lle­da por su la­bor co­mo di­na­mi­za­dor so­cial y cul­tu­ral du­ran­te dé­ca­das

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA - JA­VIER BE­NI­TO

En Car­boei­ro se res­pi­ra una paz es­pe­cial. En­tre las pa­re­des del mo­nas­te­rio ro­má­ni­co te sien­tes trans­por­ta­do a otra épo­ca. El co­ra­zón pal­pi­ta con otra in­ten­si­dad. Se­gu­ro que así lo sen­tía ca­da vez que se acer­ca­ba a una de sus ni­ñas mi­ma­das Xosé Ra­món Váz­quez Bar­ca­la. El su­yo, se pa­ra­ba ayer a los 68 años. Un in­far­to se lle­va­ba a un re­fe­ren­te en Si­lle­da co­mo di­na­mi­za­dor so­cial y cul­tu­ral du­ran­te dé­ca­das. Fue fir­me de­fen­sor de la reha­bi­li­ta­ción del ce­no­bio, al que de­di­có un li­bro, Un mos­tei­ro ca­mi­ño de Com­pos­te­la, con el que lo­gró un ac­cé­sit del pre­mio Ju­lio Cam­ba en el 2008. Seis años an­tes in­te­gró un gru­po de diez per­so­nas ins­tan­do a crear una fun­da­ción en de­fen­sa de la con­ser­va­ción de es­te bien de in­te­rés cul­tu­ral.

Ra­món Bar­ca­la, co­mo era co­no­ci­do por to­dos, cur­só es­tu­dios ecle­siás­ti­cos en el Se­mi­na­rio de

Lugo. Tras re­ma­tar la ca­rre­ra sa­cer­do­tal en 1974 se tras­la­dó a Ma­drid y am­plió es­tu­dios de Psi­co­lo­gía, ejer­cien­do des­pués la do­cen­cia en el co­le­gio Los Sau­ces, así co­mo de di­rec­tor-pro­fe­sor en va­rias aca­de­mias de ve­rano vin­cu­la­das a es­te cen­tro en to­da Es­pa­ña. En 1988 co­men­zó su re­la­ción la­bo­ral con el Con­ce­llo de Si­lle­da, pri­me­ro co­mo tu­tor de la es­cue­la ta­ller San Lou­ren­zo de Car­boei­ro, en dos pro­yec­tos pues­tos en marcha pa­ra res­tau­rar el mo­nas­te­rio. Des­de en­ton­ces desem­pe­ñó su la­bor co­mo em­plea­do mu­ni­ci­pal has­ta su ju­bi­la­ción en ma­yo del 2014.

Ca­si tres dé­ca­das don­de ejer­ció va­rio­pin­tos car­gos, des­de je­fe de pren­sa a ad­jun­to a la Se­cre­ta­ría, aun­que su prin­ci­pal la­bor re­mi­tía al de­par­ta­men­to mu­ni­ci­pal de Cul­tu­ra. Sus apor­ta­cio­nes pa­ra la pues­ta en va­lor de Car­boei­ro o pa­ra la Ca­sa da Cul­tu­ra son re­co­no­ci­das en­tre los si­lle­den­ses. Tam­bién es­tu­vo al fren­te de co­mi­sio­nes de fies­tas o con car­gos en tiem­pos di­fí­ci­les del club de fút­bol o la ban­da de mú­si­ca. Ra­món Bar­ca­la for­mó par­te co­mo re­pre­sen­tan­te de Co­mi­sio­nes Obre­ras en la fir­ma del pri­mer con­ve­nio co­lec­ti­vo del Con­ce­llo en el 2002 pa­ra el per­so­nal la­bo­ral. Es­tu­vo muy vin­cu­la­do al al­cal­de Juan Sal­guei­ro.

Pin­tor au­to­di­dac­ta y po­lí­ti­co

Pin­tor au­to­di­dac­ta, al que le «obli­ga­ron» a ex­po­ner por pri­me­ra vez en Si­lle­da en el 2000, tam­bién en­tró en el mun­do po­lí­ti­co. Fue mi­li­tan­te del PSOE aun­que an­tes es­tu­vo vin­cu­la­do a Alian­za Po­pu­lar. En las úl­ti­mas elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les del 2015 con­cu­rrió en la lis­ta del PP, en el pues­to oc­ta­vo. Es­ta for­ma­ción ayer mos­tra­ba «a no­sa máis pro­fun­da cons­ter­na­ción po­lo ines­pe­ra­do pa­sa­men­to», ade­más de sus con­do­len­cias a la fa­mi­lia. A su mu­jer, El­vi­ra Ma­to, así co­mo a sus hi­jos Ra­quel, Er­nes­to, Ire­ne y Jo­se­lu, el fa­mo­so fut­bo­lis­ta, ex del Real Ma­drid o el Dé­por. Hoy se­rá el fu­ne­ral en la igle­sia de Si­lle­da a las 17.30 ho­ras de un si­lle­den­se de co­ra­zón.

M. M.

Xosé Ra­món Váz­quez Bar­ca­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.