El go­bierno dice que Ri­car­sat po­día con­tra­tar con el Con­ce­llo has­ta 2014

El al­cal­de dice que a par­tir de ese año no hu­bo más ad­ju­di­ca­cio­nes, y reta a Lou­zao a de­mos­trar que en 2015 se pa­gó una fac­tu­ra por una sub­con­tra­ta de un co­che

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PORTADA - O. P. ARCA

Tras cer­ca de dos ho­ras de de­ba­te so­bre las ad­ju­di­ca­cio­nes a em­pre­sas del coor­di­na­dor de Pro­tec­ción Ci­vil, Car­los Faíl­de, y so­bre su tra­ba­jo, el na­cio­na­lis­ta Xo­sé Ma­ga­ri­ños di­jo al al­cal­de: «Deu vos­te­de un­ha gran lec­ción de fu­nam­bu­lis­mo, o fe­li­ci­to». Y eso que el go­bierno no em­pe­zó con buen pie: anun­ció una mo­ción de ur­gen­cia so­bre la compatibilidad de Faíl­de, pe­ro la opo­si­ción le hi­zo rec­ti­fi­car y ha­blar de da­ción de cuenta, o de de­ba­te, o lo que fue­ra: cual­quier co­sa, pe­ro sin pro­pues­ta de re­so­lu­ción. Y así sí hu­bo una­ni­mi­dad pa­ra la ur­gen­cia.

López di­jo que com­pa­re­cían pa­ra dar la cara, y ofre­cer ex­pli­ca­cio­nes, por más que su pri­me­ra in­ter­ven­ción lle­gó a de­ses­pe­rar a Ma­ga­ri­ños, que le exi­gió que se cen­tra­se en la cues­tión. Ex­pli­có el re­gi­dor que por un de­cre­to de ju­nio del 2011 le plan­teó la coor­di­na­ción de Pro­tec­ción Ci­vil, sin in­cre­men­to de sa­la­rio, y sin que la RPT in­clu­ya ese car­go: por eso ase­gu­ra que no lo pue­de ce­sar, y ve una ca­ce­ría po­lí­ti­ca en el ca­so. En­car­gó un informe a la se­cre­ta­ría mu­ni­ci­pal: lo en­tre­gó ayer, sin tiem­po pa­ra que la opo­si­ción lo le­ye­se an­tes de la se­sión. López ase­gu­ró que con­clu­ye que Faíl­de tie­ne compatibilidad en su la­bor pú­bli­ca y pri­va­da por si­len­cio ad­mi­nis­tra­ti­vo tras tres me­ses sin res­pon­der­le. Pe­ro aña­dió que de ha­bér­se­le con­tes­ta­do, ha­bría que con­ce­der­le esa compatibilidad.

Por­que in­sis­tió en que con­tra­ta­ba la em­pre­sa Ri­car­sat, en la que Faíl­de tu­vo un pe­que­ño por­cen­ta­je has­ta 2014: «Ne­se ano cam­bia, por­que é pro­pie­ta­rio», y al en­te­rar­se el Con­ce­llo de­ja de con­tra­tar con la fir­ma, por­que la compatibilidad se­ría ya prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble. El al­cal­de ase­gu­ra que el Con­ce­llo so­lo con­tra­tó 3.700 eu­ros en 2014, y des­de en­ton­ces na­da más.

Sus ex­pli­ca­cio­nes no con­ven­cie­ron a la so­cia­lis­ta Be­lén Lou­zao, que di­jo que al igual que lo nom­bró coor­di­na­dor –«vos­te­de sa­be­rá que lle debía», di­jo, pa­ra fir­mar aquel de­cre­to un mes an­tes in­clu­so de con­for­mar su pri­mer go­bierno– aho­ra de­be ce­sar­lo, por­que se ve com­pro­me­ti­da la in­de­pen­den­cia e im­par­cia­li­dad de Faíl­de en­tre sus fun­cio­nes pú­bli­cas y sus in­tere­ses pri­va­dos. Acu­só a López de des­viar la aten­ción, y sa­có una ima­gen del 2015 en que Ri­car­sat apun­ta­ba la en­tre­ga de un co­che de Po­li­cía Lo­cal en A Es­tra­da, por una sub­con­tra­ta. López di­jo que es fal­so y re­tó a la so­cia­lis­ta a pre­sen­tar la fac­tu­ra pa­ga­da, ju­gán­do­se la di­mi­sión.

Lou­zao in­sis­tió en que Faíl­de no in­for­mó del cam­bio de su si­tua­ción en Ri­car­sat en el 2014, ni de que la fir­ma es­ta­ba sien­do sub­con­tra­ta­da pa­ra ha­cer tra­ba­jos en A Es­tra­da. De­man­dó la in­ves­ti­ga­ción de con­tra­tos, y di­jo que si en el Con­ce­llo se sa­be des­de el 2014 de la si­tua­ción «até­ñan­se ás con­se­cuen­cias», apun­tan­do a la con­ve­nien­cia de una in­ves­ti­ga­ción en el área de Per­so­nal.

Mar Blan­co, de Mó­ve­te, apun­tó la gra­ve­dad del ca­so, y pu­so ci­fras al de­ba­te. In­di­có que en 2011, y pe­se a un informe en con­tra de In­ter­ven­ción por frac­cio­nar con­tra­tos, Ri­car­sat se lle­vó 6.800 eu­ros por una web, y 5.300 por un cur­so de in­for­má­ti­ca, que con la com­pra de ma­te­rial pa­ra ha­cer­lo se dis­pa­ró a 30.000. En el 2013, Ri­car­sat fac­tu­ró 46.597 eu­ros, y Emer­sa­fe más de 6.600. Dis­cre­pan­cia en el 2014 con las ci­fras de López: Blan­co apun­tó 7.442,31 eu­ros fren­te a los 3.700 que di­jo el al­cal­de; y en el 2015, 2.781 a Emer­sa­fe. Di­jo que so­li­ci­tan una co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción pa­ra acla­rar si hu­bo irre­gu­la­ri­da­des en las con­tra­ta­cio­nes con las em­pre­sas vin­cu­la­das a Faíl­de, ya que «na Es­tra­da eran so­bra­da­men­te co­ñe­ci­dos os ne­go­cios pri­va­dos des­te tra­ba­lla­dor pú­bli­co». Es­tu­vo re­tran­quei­ra cuan­do plan­teó: «Se non se lu­cra [Faíl­de] das ad­xu­di­ca­cións das ad­mi­nis­tra­cións e lle pa­ga­mos de me­nos, igual po­de­mos fa­lar de ex­plo­ta­ción la­bo­ral» del coor­di­na­dor de Emer­xen­cias. El go­bierno tam­bién le di­jo a ella que ha­bía cal­ca­do al­gu­nas pre­gun­tas he­chas por sin­di­ca­tos ho­ras an­tes.

El de­ba­te so­bre Faíl­de se pro­lon­gó cer­ca de dos ho­ras, con el al­cal­de fa­ján­do­se con to­da la opo­si­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.