La lim­pie­za en Ca­ta­sós obli­ga a cor­tar el ac­ce­so a la fra­ga la­li­nen­se

Las la­bo­res sil­ví­co­las bus­can pro­te­ger el pa­so de las per­so­nas por es­te mo­nu­men­to na­tu­ral, con ex­trac­ción de ra­mas, sa­nea­do de ár­bo­les y mejora de cu­bier­ta ve­ge­tal

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PORTADA - JA­VIER BE­NI­TO

Ha­blar en Lalín de atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos pa­sa, en gran me­di­da, por su ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca con el Co­ci­do co­mo re­fe­ren­cia, jun­to a su ri­que­za na­tu­ral. Y en es­te se­gun­do ca­so en el pri­mer pues­to de la lis­ta de en­cla­ves a vi­si­tar fi­gu­ra la fra­ga de Ca­ta­sós. De­cla­ra­da mo­nu­men­to na­tu­ral en el 2000 por la Xun­ta, es­tos días vi­ve un es­pe­cial aje­treo con la pre­sen­cia de trac­to­res y di­ver­sa ma­qui­na­ria así co­mo per­so­nal en­car­ga­do de una «pues­ta a pun­to» de es­te es­pa­cio ve­ge­tal. Las la­bo­res sil­ví­co­las em­pren­di­das por la Di­rec­ción Xe­ral de Pa­tri­mo­nio Na­tu­ral obli­gan a cor­tar ac­ce­sos a la fra­ga la­li­nen­se, co­mo re­zan car­te­les co­lo­ca­dos en al­gu­nos pun­tos an­te el pe­li­gro de caí­da de ár­bo­les o des­pren­di­mien­tos.

Des­de Pa­tri­mo­nio Na­tu­ral ex­pli­ca­ban ayer que el ob­je­ti­vo de es­ta ac­tua­ción en la fra­ga de Ca­ta­sós bus­ca «aten­der á ne­ce­si­da­de de pro­tec­ción do es­pa­zo e das per­soas que por el tran­si­tan». Por ello se es­tán a aco­me­ter la­bo­res sil­ví­co­las de res­tau­ra­ción y pro­tec­ción con­si­de­ra­das «im­pres­cin­di­bles» pa­ra el man­te­ne­mien­to de es­te es­pa­cio na­tu­ral, que ate­so­ra ejem­pla­res em­ble­má­ti­cos de cas­ta­ños o ro­bles cen­te­na­rios y con­si­de­ra­dos los más al­tos de to­da Eu­ro­pa, en­tre otras es­pe­cies.

En­tre los trabajos a eje­cu­tar fi­gu­ra la ex­trac­ción por me­dios ma­nua­les y me­cá­ni­cos de «pon­las sol­tas e me­no­res das dis­tin­tas es­pe­cies fo­res­tais pre­sen­tes na fra­ga». La Xun­ta alu­de a cas- ta­ños, ro­bles o abe­du­les, en­tre otras, «que es­tán es­pa­lla­das por to­do o es­pa­zo». Tam­bién se pro­ce­de­rá a la retirada de las ra­mas des­ga­rra­das, «su­xei­tas par­cial­men­te no fus­te do ar­bo­ra­do ou to­tal­men­te que­bra­das e pen­du­ra­das so­bre o mes­mo fus­te o apoia­das nou­tras ár­bo­res».

La ini­cia­ti­va sil­ví­co­la en eje­cu­ción in­clu­ye ade­más el «cor­te, des­po­la­do, trans­por­te de ma­te­rial re­sul­tan­te da lim­pe­za de pon­las me­no­res e to­ra­das maio­res pa­ra a súa retirada e xes­tión». De­be­rán cor­tar­se las ra­mas des­ga­rra­das en fus­te del ar­bo­la­do, «sa­nean­do as tro­cha­du­ras e dei­xan­do cor­tes lim­pos pa­ra evi­tar fu­tu­ras ro­tu­ras e in­fec­cións so­bre a su­per­fi­cie». Ade­más se re­ti­ra­rán los re­si­duos, aco­mo­dan­do los to­co­nes re­sul­tan­tes.

La res­tau­ra­ción de la cu­bier­ta ve­ge­tal en es­te es­pa­cio pro­pie­dad de la Xun­ta des­de 1998. Un es­pa­cio con una pro­tec­ción ofi­cial es­pe­cial por esa de­cla­ra­ción de mo­nu­men­to na­tu­ral que con­di­cio­na cual­quier trabajo sil­ví­co­la co­mo el que se es­tá efec­tuan­do, pa­ra pre­ser­var en to­do mo­men­to el con­jun­to ar­bó­reo. Por ello las ac­tua­cio­nes se cir­cuns­cri­ben a re­ti­rar ra­mas caí­das o tron­cha­das sin ta­las u otras ac­cio­nes que afec­ten a los ejem­pla­res.

En la fra­ga de Ca­ta­sós se pue­de dis­fru­tar con­tem­plan­do esos cen­te­na­rios ejem­pla­res de ro­bles y cas­ta­ños con una ru­ta de sen­de­ris­mo. Un re­co­rri­do cir­cu­lar de 1,2 ki­ló­me­tros de lon­gi­tud y de di­fi­cul­tad ba­ja. Tras con­cluir es­tos trabajos sil­ví­co­las me­jo­ra­rá su rea­li­za­ción por esa lim­pie­za.

MI­GUEL SOUTO

En los pun­tos por don­de no se pue­de ac­ce­der a la fra­ga se co­lo­ca­ron car­te­les in­di­ca­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.