Des­de el eu­ca­lip­to que se co­ló sin ser in­vi­ta­do has­ta la tar­ta pa­ra ce­le­brar el aniver­sa­rio

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS -

Ayer se pre­veían tem­pe­ra­tu­ras por en­ci­ma de los trein­ta gra­dos en la ca­pi­tal pro­vin­cial, y des­de la Dipu­tación no se qui­so co­me­ter el error del año pa­sa­do, cuan­do los pri­me­ros do­ce me­ses del man­da­to se ce­le­bra­ron con un ac­to en el Pa­la­ce­te das Men­do­za, se­de de Tu­ris­mo Rías Bai­xas, en el que más de uno cre­yó que iba a des­ma­yar­se por el ca­lor. Ayer no. Ayer el ac­to se or­ga­ni­zó en el sa­lón de ple­nos del Pa­zo Pro­vin­cial, con el fres­co que pro­por­cio­na­ba el ai­re acon­di­cio­na­do pe­se a es­tar la sa­la ab­so­lu­ta­men­te re­ple­ta de in­vi­ta­dos.

Hu­bo uno con el que no se con­ta­ba, pe­ro cu­ya pre­sen­cia ad­vir­tió Mos­que­ra. En el pa­nel de ma­de­ra que se mon­tó co­mo fon­do del es­ce­na­rio se dis­pu­sie­ron ra­mas a mo­do de de­co­ra­ción. Y al­gu­nas de ellas eran de eu­ca­lip­to. «Non é que se­xa­mos de­ma­sia­do ami­gos do eu­ca­lip­to nes­ta Depu­tación», bro­meó el vi­ce­pre­si­den­te, en la que fue la anéc­do­ta de la jor­na­da.

El ac­to con­clu­yó, co­mo cual­quier cum­plea­ños que se pre­cie, con una tar­ta en la que se po­día leer «Fa­cen­do país con­ce­llo a con­ce­llo», y el le­ma de es­tos dos años, «máis equi­da­de, máis ser­vi­zos». La cor­tó Car­me­la Sil­va ba­jo la aten­ta mi­ra­da de Cé­sar Mos­que­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.