El ca­so ter­mi­na con el libre ac­ce­so de la opo­si­ción a da­tos, que se pe­di­rán por es­cri­to

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS -

El ca­so Faíl­de mar­ca un an­tes y un des­pués en la re­la­ción go­bierno-opo­si­ción en A Es­tra­da. Tras el con­vul­so man­da­to 2011-2015, con unas re­des so­cia­les muy be­li­ge­ran­tes fren­te al go­bierno de López Cam­pos, tras re­va­li­dar ma­yo­ría ab­so­lu­ta la si­tua­ción fue de más cal­ma. Pe­ro la po­lé­mi­ca que ha lle­va­do al has­ta la fe­cha coor­di­na­dor de Pro­tec­ción Ci­vil a so­li­ci­tar una ex­ce­den­cia vuel­ve a abrir una bre­cha im­por­tan­te.

Cons­ten­la anun­ció que el go­bierno da­rá di­rec­tri­ces a Se­cre­ta­ría pa­ra mo­di­fi­car el pro­ce­di­mien­to de ac­ce­so a la do­cu­men­ta­ción mu­ni­ci­pal por par­te de los gru­pos de opo­si­ción. Di­jo que has­ta la fe­cha cual­quier edil en­tra­ba en los ser­vi­cios «co­mo Pe­ri­co po­la súa ca­sa», so­li­ci­tan­do in­for­ma­ción di­rec­ta­men­te a los fun­cio­na­rios, que de­ja­ban de rea­li­zar su ta­rea pa­ra aten­der sus de­man­das lle­gan­do a ge­ne­rar al­gún co­lap­so del ser­vi­cio. Ese libre ac­ce­so se aca­bó: «Te­rán que pe­di­lo por es­cri­to. Ata ago­ra vi­ña­mos sen­do to­tal­men­te trans­pa­ren­tes, e imos se­guir sén­doo igual, pe­ro con­for­me a un pro­ce­de­men­to».

¿Qué des­en­ca­de­na el cam­bio? Se­gún Cons­ten­la, una con­ce­ja­la del PSOE so­li­ci­tó fac­tu­ras de Ri­car­sat y Emer­sa­fe, que le fue­ron en­tre­ga­das ya al día si­guien­te, in­clu­so con ano­ta­cio­nes de pu­ño y le­tra de Cons­ten­la pa­ra agi­li­zar esa en­tre­ga: ho­ras des­pués las pu­bli­ca­ba el me­dio di­gi­tal que des­ta­pó el ca­so Faíl­de. El te­nien­te de al­cal­de di­ce que la ac­tua­ción de la con­ce­ja­la pue­de vul­ne­rar el ROF.

Cons­ten­la si­guió su crí­ti­ca con la opo­si­ción: a Mar Blan­co (Mó­ve­te) le pi­den «que non ve­xa tan­to Xo­go de Tronos e House of Cards, pa­ra an­dar cons­pi­ran­do e ar­te­llan­do es­tra­te­xias pa­ra ata­car a es­te go­berno», que ga­nó las elec­cio­nes, y di­jo que su for­ma de ha­cer opo­si­ción «raia o ras­trei­ro e mez­quino», cuan­do el eje­cu­ti­vo es­tá sa­can­do ade­lan­te sus pro­yec­tos elec­to­ra­les.

A Ma­ga­ri­ños (BNG) le di­jo que el PP no le acep­ta ni la pri­me­ra lec­ción de mo­ra­li­dad y ges­tión, tras pe­dir la di­mi­sión de López por el ries­go del PXOM, y el do­cu­men­to lle­ve 9 sen­ten­cias fa­vo­ra­bles. Cree que le de­be dis­cul­pas al al­cal­de y al pue­blo por ello, in­di­can­do que de se­guir así en la cor­po­ra­ción el úni­co Ma­ga­ri­ños que que­da­rá se­rá su her­mano, que fue en las lis­tas del PP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.