La ge­ne­ra­ción es­pon­tá­nea de un cam­peón de fon­do a rit­mo de ve­lo­cis­ta

Ini­cia­do con 19 años en el atle­tis­mo, su pro­gre­sión en año y me­dio le ha va­li­do tres ofer­tas de clu­bes de Di­vi­sión de Ho­nor

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA DEPORTES - PA­BLO PE­NE­DO

El pa­sa­do 5 de fe­bre­ro Ama­deo Abal Cha­ves (Cam­ba­dos, 1 de Sep­tiem­bre de 1995) se con­ver­tía en Gra­no­llers en el vi­gen­te cam­peón de Es­pa­ña de Me­dia Ma­ra­tón en ca­te­go­ría pro­me­sa; úl­ti­mo seg­men­to de for­ma­ción en el mun­do del atle­tis­mo de com­pe­ti­ción, en una fran­ja de edad que abar­ca de los 19 a los 21 años. Un éxi­to por si so­lo digno de re­se­ña, pe­ro que en el ca­so que nos ocu­pa ad­quie­re el va­lor ex­tra que apor­ta el es­tar de­lan­te de un de­por­tis­ta con tan so­lo año y me­dio de tra­yec­to­ria en el mun­do del tar­tán y las ca­rre­ras de cross y ru­ta. Las po­si­bi­li­da­des de un fu­tu­ro al asal­to de las al­me­nas del atle­tis­mo na­cio­nal, quien sa­be si fo­rá­neo, mo­ti­van hoy a un cam­ba­dés que ha des­per­ta­do el in­te­rés de va­rios equi­pos de la Di­vi­sión de Ho­nor en con­tar con él pa­ra sus plan­ti­llas la pró­xi­ma tem­po­ra­da.

El ba­lon­ces­to y el pi­ra­güis­mo ha­bían col­ma­do has­ta ha­ce un par de años el gu­sa­ni­llo de Ama­deo Abal por el de­por­te. Na­da se­rio. Has­ta que se de­ci­dió a co­rrer la Ca­rre­ra Po­pu­lar de Ou­bi­ña, so­bre 10.000 me­tros, y aca­bó ter­ce­ro. «Ata en­tón non co­rre­ra nun­ca un­ha ca­rrei­ra», re­cuer­da. De ahí que lla­ma­se la aten­ción del san­xen­xino Diego Cal­ve­te, ha­ce unos años sub­cam­peón del mun­do de duatlón pa­ra­lím­pi­co, y pu­pi­lo del repu­tado en­tre­na­dor de Ma­rín Carlos Landín. «Diego dí­xo­me que o tem­po que fi­xe­ra en Ou­bi­ña, sen ades­trar, es­ta­ba moi ben». Un par de se­ma­nas des­pués el cam­ba­dés aca­ba­ba quin­to en su se­gun­da ca­rre­ra, un 5.000 en Com­ba­rro. Landín y el pon­te­ve­drés Jo­sé An­to­nio Ra­ma­llo, en su día me­dio­fon­dis­ta in­ter­na­cio­nal y no­ta­ble co­rre­dor de cross, se to­ma­ron un ca­fé con Abal, y le hi­cie­ron ver que te­nía do­tes pa­ra co­rrer por en­ci­ma de la me­dia.

«Ha­cía el ca­fre, sa­lía a lo lo­co, a ver has­ta don­de lle­ga­ba, y ha­cía su­frir mu­cho al res­to; y al fi­nal no aca­ba­ba del to­do mal. Era al­guien del to­do des­co­no­ci­do, y que no lo ha­cía del to­do mal», re­me­mo­ra hoy Ra­ma­llo pa­ra ex­pli­car el por­qué se ofre­ció al arou­sano a in­ten­tar ha­cer de él un buen me­dio­fon­dis­ta. Con cua­li­da­des, di­ce, pa­ra «des­ta­car en el 10.000».

Seis me­ses se pa­só el en la ac­tua­li­dad co­rre­dor del Ath­le­tics de Vi­go tra­ba­jan­do una re­sis­ten­cia inexis­ten­te ba­jo las ór­de­nes del qui­zá ma­yor es­pe­cia­lis­ta en la ma­te­ria en Ga­li­cia, Carlos Landín En no­viem­bre del 2015 se po­nía ba­jo las ór­de­nes de Ra­ma­llo.

Unos 100 ki­ló­me­tros y seis días de tra­ba­jo pau­ta­do a la se­ma­na obra­ron en Abal una me­jo­ra me­teó­ri­ca. Al me­nos, la su­fi­cien­te pa­ra ser con­vo­ca­do a los 3 me­ses de em­pe­zar a en­tre­nar por la se­lec­ción ga­lle­ga pa­ra el Na­cio­nal de cross; y pa­ra ini­ciar con le­tra fir­me la es­cri­tu­ra de un pal­ma­rés que ce­rró el 2016 con el tí­tu­lo au­to­nó­mi­co de 5 ki­ló­me­tros en ru­ta, el sub­cam­peo­na­to ga­lle­go de los 10 ki­ló­me­tros en ru­ta, y el bron­ce ga­lai­co en los 10.000 me­tros en pis­ta al ai­re li­bre. Prue­ba es­ta úl­ti­ma en la que subió un pel­da­ño es­te año, con una pla­ta en el Cam­peo­na­to Ga­lle­go de Me­dia Ma­ra­tón y el tí­tu­lo na­cio­nal de la es­pe­cia­li­dad. Siem­pre pro­me­sa.

Pen­dien­te so­lo del tra­ba­jo de fin de ca­rre­ra pa­ra li­cen­ciar­se en Cri­mi­no­lo­gía por la Uni­ver­si­dad Isa­bel I de Bur­gos, cer­ca de cum­plir los 22, Ama­deo Abal ha apar­ca­do su idea de pre­pa­rar a fon­do opo­si­cio­nes a pe­ni­ten­cia­ría pa­ra «de­di­car­me un par de anos ao atle­tis­mo, a ver que po­do fa­cer nel», mo­vi­do por ese es­ta­do men­tal y fí­si­co que ha en­con­tra­do a los man­dos de unas za­pa­ti­llas. «Gús­ta­me le­var o cor­po ao ex­tre­mo, aca­bar o ades­tra­men­to con esa sen­sa­ción, e ver o mister con­ten­to».

Real So­cie­dad, Pam­plo­na Atlé­ti­co, Simply Scor­pio y Nerja, enun­cia, lo han ten­ta­do pa­ra sus equi­pos pro­fe­sio­na­les la pró­xi­ma tem­po­ra­da. Pe­ro el cam­ba­dés bro­ta­do por ge­ne­ra­ción es­pon­tá­nea du­da. En­tre un ace­le­rón, o con­ti­nuar apren­dien­do sin pau­sa pe­ro sin pri­sas a avan­zar con zan­ca­das lim­pias y me­di­das ha­cia el éxi­to en una lar­ga ca­rre­ra de fon­do que no ha he­cho más que co­men­zar.

MARTINA MISER

El cam­ba­dés Ama­deo Abal Cha­ves di­ce que ma­ne­ja ofer­tas de la Real So­cie­dad, Pam­plo­na Atlé­ti­co, Simply Scor­pio de Za­ra­go­za y Nerja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.