Si­lle­da cir­cuns­cri­be al ám­bi­to lo­cal el con­cur­so de ideas pa­ra el con­sis­to­rio

El BNG in­sis­tió en que el tras­la­do cos­ta­rá un mi­llón y Cuí­ña ne­gó te­ner ya ci­fras

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS - JA­VIER BE­NI­TO

Con el be­ne­plá­ci­to de los tres gru­pos de la cor­po­ra­ción, el con­cur­so de ideas pa­ra ha­bi­li­tar la ac­tual Ca­sa da Cul­tu­ra co­mo con­sis­to­rio en Si­lle­da, dan­do así cum­pli­mien­to al acuer­do fa­vo­ra­ble en la con­sul­ta po­pu­lar del pa­sa­do ju­nio, se cir­cuns­cri­bi­rá a los es­tu­dios de ar­qui­tec­tu­ra asen­ta­dos en el mu­ni­ci­pio. De es­ta for­ma se re­pi­te la fór­mu­la em­plea­da pa­ra el cen­tro de día re­si­den­cial, que ha­bía sus­ci­ta­do las que­jas del Co­le­xio Ofi­cial de Ar­qui­tec­tos de Ga­li­cia (COAG) en Pon­te­ve­dra. En el pleno or­di­na­rio de ayer, el re­gi­dor so­cia­lis­ta, Ma­nuel Cuí­ña, da­ba cuen­ta del re­sul­ta­do del re­fe­ren­do ade­más de abrir a la opi­nión del res­to de gru­pos la fór­mu­la pa­ra el con­cur­so de ideas.

Cuí­ña ex­pli­có que ha­bía man­te­ni­do con­ver­sa­cio­nes con el COAG pa­ra en­car­gar­se de coor­di­nar ese pro­ce­so, que su­pon­dría unas ta­sas de 3.000 eu­ros ne­go­cia­bles ade­más de fi­jar­se cua­tro pre­mios, con el pro­yec­to de obra co­mo re­com­pen­sa pa­ra el ga­na­dor, pe­ro otros tres en me­tá­li­co, del se­gun­do al cuar­to cla­si­fi­ca­do. Des­de un pri­mer mo­men­to el BNG mos­tró su apo­yo a un con­cur­so res­trin­gi­do con los es­tu­dios de ar­qui­tec­tu­ra si­lle­den­ses, mien­tras el PP elu­día en prin­ci­pio pro­nun­ciar­se en es­pe­ra de con­cre­tar­se más las pro­pues­tas, aun­que des­pués, al in­sis­tir el re­gi­dor en que ya se vo­ta­ría en ese pleno la de­ci­sión, tam­bién apo­ya­ron esa op­ción, la que más gus­ta­ba a los pro­pios so­cia­lis­tas aun­que Cuí­ña es­pe­ra­ba nue­vas que­jas des­de el co­le­gio de ar­qui­tec­tos.

Pe­ro la con­sul­ta po­pu­lar ge­ne­ró de nue­vo de­ba­te por va­rios mo­ti­vos. Hu­bo dis­cre­pan­cias en­tre PSOE y PSOE so­bre si el 27,4 % de par­ti­ci­pa­ción era sa­tis­fac­to­ria, lo que de­fen­dió el al­cal­de re­sal­tan­do que «non foi ma­la» y ase­gu­ró ha­ber com­pro­ba­do que otras con­sul­tas po­pu­la­res en con­ce­llos si­mi­la­res tu­vie­ron me­nos por­cen­ta­je de vo­tan­tes. Los po­pu­la­res se in­tere­sa­ron por una pe­ga­da de car­te­les que ge­ne­ra­ron feís­mo, ade­más de pre­gun­tar por los cos­tes de la con­sul­ta y si ya se ha­bía pa­ga­do a los tra­ba­ja­do­res mu­ni­ci­pa­les que par­ti­ci­pa­ron el día 4 en el pro­ce­so de vo­ta­cio­nes. Tam­bién alu­die­ron a que acu­dió gen­te con pa­pe­le­tas ya des­de ca­sa, así co­mo al ele­va­do por­cen­ta­je de abs­ten­ción y vo­tos en blan­co.

Por su par­te, el BNG no en­tró en si era mu­cha o po­ca la par­ti­ci­pa­ción, pe­ro sí con­si­de­ro Ma­tías R. da To­rre que la con­sul­ta cons­ta­tó que no ha­bía preo­cu­pa­ción so­cial gran­de por ese te­ma. La­men­tó de nue­vo que no se hu­bie­se avan­za­do an­tes da­tos so­bre el coste del tras­la­do y que los re­sul­ta­dos «non dei­xan un­ha xes­tión fá­cil» al go­bierno lo­cal. Til­dó de muy gra­ve que no se hu­bie­se res­pon­di­do a la ale­ga­ción pre­sen­ta­da por el BNG so­bre el pro­ce­so del re­fe­ren­do so­bre la exis­ten­cia de una jun­ta elec­to­ral per­ma­nen­te, que lo po­nía en en­tre­di­cho e in­clu­so ha­bló de que fue frau­du­len­to por ese mo­ti­vo. Y tam­bién alu­dió a la pe­ga­da de car­te­les, pre­gun­tán­do­se quién los pa­gó.

El al­cal­de re­co­no­cía en el turno de ré­pli­ca que ha­bía si­do el PSOE quien co­lo­có car­te­le­ría in­vi­tan­do a dar el sí al tras­la­do del con­sis­to­rio a la ac­tual Ca­sa da Cul­tu­ra, for­ma­ción po­lí­ti­ca que los abo­na. Tam­bién in­ci­día en que no se de­bía ha­ber usa­do mo­bi­lia­rio ur­bano, pi­dien­do dis­cul­pas y afir­man­do que se re­ti­ra­ron dos días des­pués, eso sí, con la con­sul­ta po­pu­lar ya rea­li­za­da. Di­jo que aún no se abo­na­ron las re­tri­bu­cio­nes a los tra­ba­ja­do­res, pre­vis­to en la nó­mi­na de agos­to, y que en breve se da­rán a co­no­cer to­dos los cos­tes por­que es­tá el in­ter­ven­tor de va­ca­cio­nes.

Ma­nuel Cuí­ña ase­gu­ró que no ha­bía si­do éti­co acu­dir ya con pa­pe­le­tas a vo­tar, que si su­pie­se quién fue se le re­pro­cha­ría pe­ro que no fue an­tes de abrir­se las me­sas elec­to­ra­les, ya que es­ta­ban cus­to­dia­das en Se­cre­ta­ría. So­lo se co­no­ció al­gún ca­so en una me­sa de La­ro y se cree que al­guien al abrir­se la mis­ma acu­dió a co­ger­las y des­pués las dis­tri­bu­yó. Res­pec­to al coste del tras­la­do, Ma­tías R. da To­rre in­ci­dió en que po­dría ron­dar el mi­llón de eu­ros, con­si­de­ran­do que de­be­ría ha­ber­se da­do in­for­ma­ción a los ve­ci­nos so­bre el coste, que pu­do ha­ber for­za­do a la par­ti­ci­pa­ción. Pe­ro el al­cal­de in­sis­tió en que no hay aún nin­gu­na es­ti­ma­ción eco­nó­mi­ca del tras­la­do, que ge­ne­ró son­ri­sas de la opo­si­ción.

La pe­ga­da de car­te­les tam­bién lle­vó a de­ba­tir so­bre la ne­ce­si­dad de con­tar con una or­de­nan­za y apli­car­la, así co­mo ha­bi­li­tar pa­ne­les pa­ra pro­pa­gan­da.

El re­gi­dor re­co­no­ció que los car­te­les en mo­bi­lia­rio ur­bano eran del PSOE pe­ro se re­ti­ra­ron rá­pi­do

El PP se que­jó de que al­gu­nos vo­tan­tes acu­die­ron ya con las pa­pe­le­tas de ca­sa

R. A.

La cor­po­ra­ción da­ba luz ver­de al con­cur­so de ideas pa­ra trans­for­mar la Ca­sa da Cul­tu­ra en con­sis­to­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.