«Del via­je van a na­cer ríos de can­cio­nes y ver­sos con­tra la vio­len­cia ma­chis­ta»

Ce­rró su pe­re­gri­na­ción con un ho­me­na­je a las víc­ti­mas de es­ta la­cra en el 2017

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - AGENDA - MON­TSE GAR­CÍA

«Con­tra la vio­len­cia ma­chis­ta no va­le ca­mi­nar, hay que co­rrer». Con esa má­xi­ma ini­ció el can­tau­tor Ra­fa Sán­chez (Ma­drid, 1968) el pa­sa­do día 15 el Ca­mino en Ron­ces­va­lles. Des­pués de quin­ce eta­pas co­rrien­do una me­dia de 50-60 ki­ló­me­tros dia­rios —con una jor­na­da de des­can­so—, lle­gó ayer a Com­pos­te­la. Lo hi­zo emo­cio­na­do y se­gu­ro de que es­ta ex­pe­rien­cia no ter­mi­nó con las cua­ren­ta vuel­tas que dio a la Pra­za do Obra­doi­ro, una por ca­da mu­jer víc­ti­ma de la vio­len­cia de gé­ne­ro de es­te año en Es­pa­ña y otras ocho por ni­ños que mu­rie­ron a ma­nos de sus pro­ge­ni­to­res. «El via­je con­ti­núa den­tro de mí y es­toy se­gu­ro de que van a na­cer ríos de ver­sos, de pa­la­bras y de can­cio­nes con­tra el ma­chis­mo y so­bre la ne­ce­si­dad de mi­rar pro­fun­do», ex­pli­có po­co des­pués del ho­me­na­je con el que ce­rró la pe­re­gri­na­ción.

Con la ini­cia­ti­va Zan­ca­das con­tra el ma­chis­mo, el can­tau­tor ma­dri­le­ño quie­re apor­tar su grano de are­na pa­ra aca­bar con es­ta la­cra. «Mien­tras so­lo el 1,7 % de la po­bla­ción de Es­pa­ña, co­mo re­co­gen los da­tos del CIS, lo con­si­de­re un pro­ble­ma, el ma­chis­mo con­ti­nua­rá. To­do pa­sa por que ese por­cen­ta­je au­men­te y que nos de­mos cuen­ta de la mag­ni­tud del pro­ble­ma y de su gra­ve­dad, de que de­trás de ca­da ci­fra hay una per­so­na», di­jo. Pa­ra él, es­te ti­po de vio­len­cia ter­mi­na­rá «el día que to­me­mos con­cien­cia de que el ma­chis­mo es una cul­tu­ra que nos atra­vie­sa y con­si­ga­mos erra­di­car­lo de nues­tras vi­das».

Ra­fa Sán­chez ex­pli­có que la idea de rea­li­zar co­rrien­do el Ca­mino de San­tia­go pa­ra de­nun­ciar la vio­len­cia ma­chis­ta sur­gió de una ex­pe­rien­cia per­so­nal di­rec­ta y de unos ta­lle­res que es­tu­vo im­par­tien­do du­ran­te dos años ba­jo el tí­tu­lo de Fa­bri­can­cio­nes, en los que acom­pa­ña­ba a víc­ti­mas pa­ra trans­for­mar el do­lor en can­cio­nes que con­for­ma­rán un dis­co. Pa­ra es­ta pe­re­gri­na­ción —es la se­gun­da vez que ha­ce el Ca­mino, pe­ro la pri­me­ra muy jo­ven y des­de Pon­fe­rra­da— es­tu­vo du­ran­te tres se­ma­nas pre­pa­rán­do­se. Aun­que co­rre ha­bi­tual­men­te, el re­to es­ta­ba en que no ha­bía tiem­po pa­ra re­cu­pe­rar­se en­tre jor­na­da y jor­na­da.

Una vez fi­na­li­za­da la pe­re­gri­na­ción, in­di­có que es pron­to pa­ra rea­li­zar un ba­lan­ce: «Ne­ce­si­ta­ría al me­nos una se­ma­na pa­ra di­ge­rir es­to, es mu­cha in­ten­si­dad: la can­ti­dad de per­so­nas que me han es­cri­to, la can­ti­dad de mu­je­res que han pa­sa­do por es­ta cau­sa...», ex­pli­có, pa­ra aña­dir que la úni­ca pa­la­bra que tie­ne al ter­mi­nar es la de gra­ti­tud. «Gra­ti­tud al Ca­mino, a las per­so­nas que me he en­con­tra­do, con mu­cha ca­li­dad hu­ma­na... Ade­más, tam­bién he es­ta­do muy sos­te­ni­do a tra­vés de las re­des so­cia­les. Mu­cha gen­te ha apo­ya­do la ini­cia­ti­va, tan­to fa­mo­sa co­mo anó­ni­ma, que tie­ne el mis­mo va­lor. Pa­ra mí ha si­do de las ex­pe­rien­cias de mi vi­da», des­ta­có el ma­dri­le­ño, in­di­can­do que no se atre­ve a de­cir si de ella, fi­nal­men­te, sal­drá un dis­co o un li­bro. «He es­ta­do mu­chas ho­ras so­lo, oyen­do mis zan­ca­das y sin­tien­do co­mo iba cre­cien­do esa ola con­tra el mal­tra­to y con­tra la vio­len­cia ma­chis­ta. En nin­gún mo­men­to de es­ta tra­ve­sía he fla­quea­do, siem­pre he es­ta­do con­ven­ci­do de que si me res­pe­ta­ban las pier­nas, de ca­be­za no iba a que­brar y así ha si­do», afir­mó.

Sán­chez tu­vo un men­sa­je es­pe­ran­za­dor: «Aun­que aún nos fal­ta mu­cho por re­co­rrer con­tra la vio­len­cia ma­chis­ta, creo que si los ciu­da­da­nos to­ma­mos ca­da vez más con­cien­cia de la mag­ni­tud de es­te pro­ble­ma, ha­brá un día que ter­mi­na­rá». Pa­ra ello in­di­có que hay que al­zar la voz ca­da uno des­de su ám­bi­to so­cial: «Hay que ser proac­ti­vos».

C. VILLAVERDE

Ra­fa Sán­chez, emo­cio­na­do, des­ta­có el apo­yo re­ci­bi­do en su ini­cia­ti­va con­tra el ma­chis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.