Ve­lo­so y Mar­que apar­can a Gus­ta­vo y Álex en su ca­rre­ra por la Gran­dís­si­ma

El vi­la­gar­ciano y el es­tra­den­se sus­pen­den has­ta el día 15 su gran amis­tad mien­tras pe­lean por ga­nar otra vez la Vol­ta a Por­tu­gal

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS DEPORTES - PA­BLO PENEDO

La amis­tad de Gus­ta­vo Cé­sar Ve­lo­so (Vilagarcía de Arou­sa, 29 de Enero de 1980; W52-F.C. Por­to) y Alejandro Mar­que Por­to (A Es­tra­da, 23 de Oc­tu­bre de 1981; Spor­ting-Ta­vi­ra) du­ra lo que sus lar­gas ca­rre­ras pro­fe­sio­na­les. En el ca­so del es­tra­den­se, in­clu­so un po­co más, de su úl­ti­mo año co­mo ci­clis­ta ama­teur en el C.C. Es­tra­den­se (2001), cuan­do en una as­cen­sión al Al­to do Sei­xo co­no­ció a quien aca­ba­ba de dar el sal­to al pro­fe­sio­na­lis­mo de la mano del Boa­vis­ta. Una re­la­ción co­ci­na­da a fue­go len­to en­tre pe­da­la­da y pe­da­la­da por las ca­rre­te­ras de Ga­li­cia. Fra­gua­da en la for­ja de lar­gas ho­ras ba­jo el frío, el vien­to, pe­ro tam­bién el ca­lor que cas­ti­gan a los obre­ros de la bi­ci­cle­ta en su pues­ta a pun­to dia­ria; que des­de el 2005 Gus­ta­vo y Álex rea­li­zan en pa­ra­le­lo del or­den de dos a tres jor­na­das se­ma­na­les. En sus ini­cios, jun­to a dos re­fe­ren­tes co­mo Eze­quiel Mos­que­ra y el pen­ta­cam­peón de la Vol­ta a Por­tu­gal Da­vid Blan­co. El mis­mo al que el es­tra­den­se su­ce­día al año de su re­ti­ra­da co­mo ga­na­dor de la Gran­dís­si­ma, en la que ha re­sul­ta­do la ma­yor prue­ba de re­sis­ten­cia de la amis­tad de los hoy re­fe­ren­tes del ci­clis­mo ga­lle­go jun­to a De­lio Fer­nán­dez, al arre­ba­tar­le Mar­que por 4 se­gun­dos el jer­sey ama­ri­llo del 2013 a Ve­lo­so, en­ton­ces su je­fe de fi­las en el Quin­ta da Li­xa. Un triun­fo ce­le­bra­do por am­bos, y al que su­ce­die­ron las vic­to­rias del arou­sano en la ge­ne­ral del 2014 y 2015.

Des­de hoy, y has­ta el día 15, la fé­rrea amis­tad de Gus­ta­vo y Álex se vuel­ve a li­cuar se­pa­ran­do, co­mo siem­pre han sa­bi­do ha­cer, lo per­so­nal de la de­fen­sa de los in­tere­ses de sus co­rres­pon­dien­tes es­cua­dras, en las que par­ten co­mo re­fe­ren­tes pa­ra el triun­fo en la ge­ne­ral en la me­ta fi­nal de Vi­seu.

Pa­ra mues­tra de to­do lo di­cho, un bo­tón. En el úl­ti­mo tra­mo de afi­na­ción pa­ra la Vol­ta a Por­tu­gal, Ve­lo­so y Mar­que com­par­tie­ron sen­das con­cen­tra­cio­nes en al­tu­ra, del 10 al 30 de ju­nio en Na­va­ce­rra­da, y una se­ma­na en la se­gun­da quin­ce­na de ju­lio en Man­za­ne­da. De vuel­ta al ni­vel del mar, pun­to y apar­te.

«Na es­tra­da so­mos ri­vais di­rec­tos, non nos fa­ci­li­ta­mos o mí­ni­mo o un ao ou­tro; so­mos pro­fe­sio­nais. E fó­ra sa­be­mos di­fe­ren­ciar o tra­ba­llo e a no­sa ami­za­de», co­men­ta Ve­lo­so. Lo di­ce quien ve en Mar­que «un dos ri­vais aos que máis res­pec­to lle te­ño. O úl­ti­mo ci­clis­ta co que me gus­ta­ría xo­gar­me un­ha Vol­ta na crono; dun­has ca­rac­te­rís­ti­cas moi pa­re­ci­das ás mi­ñas. Das cro­nos lon­gas da Vol­ta dos 4 úl­ti­mos anos, só me ga­ñou el, a do 2013, que foi cam­pión».

Álex lo tie­ne cla­ro: «Gus­ta­vo é o ri­val a ba­ter. É o can­di­da­to nú­me­ro 1 á Vol­ta. Xa o ano pa­sa­do era o máis forte —fue se­gun­do tras su com­pa­ñe­ro Rui Vin­has—». Se ve que fra­queo, vai­me ata­car, e se ve­xo que fra­quea, vouno ata­car. Ca­da un de­fen­de­mos un­has co­res».

MÓ­NI­CA IRAGO

Ve­lo­so y Mar­que, en un des­can­so de su úl­ti­mo en­tre­na­mien­to jun­tos an­tes de la Vol­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.