«Nos úl­ti­mos dous anos o re­par­to de pa­que­te­ría ten au­men­ta­do o 100 %»

Las com­pras por In­ter­net y la ac­ti­vi­dad agra­ria han in­cre­men­ta­do el tra­ba­jo de Co­rreos en la co­mar­ca

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS - I. U. P. / O. P.

El amor es­tá prác­ti­ca­men­te muer­to, al me­nos en lo que a la co­rres­pon­den­cia de la car­ta tra­di­cio­nal se re­fie­re. El car­te­ro la­li­nen­se Rafael Igle­sias ase­gu­ra que «a car­ta par­ti­cu­lar do no­vio á no­via e to­do iso foi en des­cen­so» en Co­rreos: es­ti­ma que en la úl­ti­ma dé­ca­da la co­rres­pon­den­cia ca­yó en la zo­na un 30 %. Sin em­bar­go, un sec­tor que es­tá co­gien­do fuer­za y au­men­tan­do el vo­lu­men de los re­par­tos es la pa­que­te­ría, pues se ha in­cre­men­ta­do «en los úl­ti­mos dos años el 100 %», no so­la­men­te en Es­pa­ña, sino que tam­bién «en Ga­li­cia des­de lo­go, e nas áreas ru­rais moi­to máis, e ta­mén con In­ter­net», ase­gu­ra Igle­sias.

Es­tos au­men­tos del co­rreo den­tro de la zo­na ru­ral se de­ben en el te­rreno agro­pe­cua­rio prin­ci­pal­men­te a que «ne­ce­si­tan su­mi­nis­tros, re­cam­bios, pien­sos, pa­gos de pro­du­ción; e en­tón eso xe­ne­ra moi­to mo­ve­men­to eco­nó­mi­co e ex­trac­tos ban­ca­rios». Es­to su­po­ne la re­vi­ta­li­za­ción del ser­vi­cio den­tro del en­torno ru­ral, que, en el ca­so de La­lín, Ra- fael co­men­ta que las zo­nas más ren­ta­bles son aque­llas que tie­nen una im­por­tan­te den­si­dad de ex­plo­ta­cio­nes, ya que «aí hai moi­tí­si­mo mo­ve­men­to por­que son em­pre­sas da súa ca­sa, pois es­tán di­ver­si­fi­can­do ho­xe en día a ac­ti­vi­dad agra­ria».

Por otro la­do, una de las peo­res épo­cas pa­ra el ser­vi­cio es el ve­rano. Es­te re­pre­sen­tan­te sin­di­cal co­men­ta que los mo­ti­vos son va­ria­dos y com­pren­den, por ejem­plo, las pla­zas de car­te­ro que no se re­po­nen en las va­ca­cio­nes, sino que su­po­nen un in­cre­men­to en la ru­ta de los re­par­ti­do­res que ya hay, por lo que «re­sul­ta im­po­si­ble le­va­lo ao día, por eso a ca­li­da­de no ve­rán adoi­ta des­cen­der, e nó­tao cal­quer em­pre­sa que re­ci­be co­rreo pe­rió­di­ca­men­te».

Los en­víos ur­gen­tes, pun­tua­les

A pe­sar de ello Igle­sias ase­gu­ra que aque­llo que es ur­gen­te «che­ga si ou si» en tiem­po y for­ma. Y, aun­que el día de ma­yor trá­fi­co de co­rres­pon­den­cia es el lu­nes y la me­jor épo­ca la Na­vi­dad, el mun­do de las pos­ta­les tu­rís­ti­cas aún no per­te­ne­ce a la ca­te­go­ría de lo ex­tin­to, pues «en xu­llo e so­bre to­do en agos­to si que se xe­ra, se­gue ha­ben­do. Mes­mo ago­ra se po­den po­ñer per­so­na­li­za­das con fo­to­gra­fía e im­prí­men­se. Hai xen­te que se mo­ve, que vai en ru­ta e que as en­vía». Eso sí, acla­ra que aque­llas «per­so­nais a pu­ño e le­tra, o que era a epís­to­la nor­mal, prac­ti­ca­men­te ex­tin­guiu­se».

Lo que sí que se «dis­pa­ró» de ma­ne­ra for­mi­da­ble fue la ven­ta on­li­ne, y au­gu­ra que el acuer­do de la em­pre­sa pú­bli­ca con Ama­zon pue­de lle­gar a fun­cio­nar el pró­xi­mo otoño, al­go que «vai in­cre­men­tar in­du­da­ble­men­te as ci­fras de fac­tu­ra­ción e dis­tri­bu­ción de­se ti­po de pro­du­tos, de pa­que­tes».

MI­GUEL SOU­TO

Igle­sias di­ce que ha­ce años en­tre­ga­ba un pa­que­te por se­ma­na; aho­ra son dos o tres ca­da día.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.