Guar­dias ci­vi­les enamo­ra­dos de las dos rue­das

Tres agen­tes de Trá­fi­co de Pon­te­ve­dra par­ti­ci­pa­rán en el dis­po­si­ti­vo de se­gu­ri­dad de la Vuel­ta Ci­clis­ta

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - LA VOZ DE DEZA Y TABEIRÓS - LÓ­PEZ PENIDE

Con­tun­den­te: «Yo, sí, los de­más no lo sé. A mí me gus­ta el ci­clis­mo». Al­ber­to Car­los Pé­rez Gutiérrez es un enamo­ra­do de las dos rue­das, ya sea de la mo­to­ci­cle­ta que pilota co­mo ca­bo pri­me­ro de Trá­fi­co del des­ta­ca­men­to de O Po­rri­ño, o si­guien­do las evo­lu­cio­nes de unos ci­clis­tas en cual­quier prue­ba de­por­ti­va. Por eso no ex­tra­ña que re­co­noz­ca sin am­ba­ges que par­ti­ci­par en el dis­po­si­ti­vo de se­gu­ri­dad de la Vuel­ta Ci­clis­ta a Es­pa­ña «es una sa­tis­fac­ción a ma­yo­res a lo que es es­tar en Trá­fi­co. Es una de las prue­bas de­por­ti­vas más im­por­tan­tes que puede cu­brir un agen­te de Trá­fi­co. Te enor­gu­lle­ce».

La Vuel­ta es, po­si­ble­men­te, la prue­ba de­por­ti­va que más Guar­dia Ci­vil mo­vi­li­za en to­da Es­pa­ña. De he­cho, se es­ti­ma que dia­ria­men­te pue­den ser unos 120 los agen­tes de­di­ca­dos a ga­ran­ti­zar su se­gu­ri­dad, de los cua­les 58 per­te­ne­cen a dis­tin­tas agru­pa­cio­nes de Trá­fi­co. Jun­to a Al­ber­to Car­los es­ta­rán otros dos guar­dias del des­ta­ca­men­to de Pon­te­ve­dra, Jo­sé Ma­nuel Ber­jano La­mo­so y Jo­sé An­to­nio Ro­di­ño Mi­guéns.

Para los tres se­rá la úl­ti­ma vez que pue­dan dis­fru­tar de es­ta ex­pe­rien­cia, to­da vez que es­tá es­ta­ble­ci­do que un agen­te so­lo puede to­mar par­te en es­te ope­ra­ti­vo tres ve­ces en su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal. Es algo vo­lun­ta­rio, lo que no im­pli­ca que con so­lo so­li­ci­tar­lo se va­ya a au­to­ri­zar la par­ti­ci­pa­ción de un agen­te. «Hay que ha­cer exá­me­nes pre­vios, teó­ri­cos y de moto, y pa­sar en­tre­vis­tas», apun­ta Pé­rez Gutiérrez, quien des­ta­ca que «en el pri­mer año es­tás para apren­der, en el se­gun­do ya sa­bes e in­ten­tas en­se­ñar a los que lle­gan nue­vos, y en el ter­ce­ro prác­ti­ca­men­te eres el que ins­tru­yes a to­dos los de­más».

Con dos Vuel­tas a sus es­pal­das, es­te ca­bo de Trá­fi­co re­co­no­ce que «Com­pli­ca­do es to­do, pero to­do se ha­ce». Así, los que tie­nen que con­tro­lar el trá­fi­co, «a los ci­clis­tas y co­ches de equi­po no los vas a ver. So­lo es­tás con la mi­sión de pa­rar vehícu­los, apar­car­los bien...», mien­tras que, «si es­tás den­tro del con­trol del pe­lo­tón, tie­nes que te­ner precaución por­que los co­rre­do­res son de­li­ca­dos. Cual­quier mo­vi­mien­to y pue­des to­car­los o, sim­ple­men­te, ro­zar­los y allá van. Tie­nes que ir con precaución».

Y si es­tán en lo que se co­no­ce co­mo re­ser­va, en la par­te tra­se­ra del pe­lo­tón, los mo­to­ris­tas del ins­ti­tu­to ar­ma­do ten­drán que li­diar con los co­ches de equi­po. «Es don­de hay más ten­sión, don­de se mue­ve to­do el meo­llo ci­clis­ta. Son los que se acer­can a los co­rre­do­res para dar­les agua, ór­de­nes y esa gen­te ha­ce su tra­ba­jo sin ver para los de­más. Se me­ten y te van pi­tan­do... Y apár­ta­te o te apar­to. Con ellos sí que hay que te­ner cui­da­do, más que na­da por­que vi­ven en una ten­sión y tú tie­nes que vi­vir en esa mis­ma ten­sión, pero se con­vi­ve».

Pero, ¿có­mo es el día a día de un guar­dia ci­vil en la Vuel­ta Ci­clis­ta a Es­pa­ña? Es­te año arran­ca el 19 de agos­to en Ni­mes, en Fran­cia, por lo que días an­tes to­dos los agen­tes que com­po­nen el dis­po­si­ti­vo de se­gu­ri­dad se con­cen­tran para abor­dar la pro­ble­má­ti­ca que pue­den en­con­trar­se en la edi­ción de es­te año. De igual mo­do, to­das las ma­ña­nas, an­tes de ca­da sa­li­da, ca­da je­fe de las sec­cio­nes de con­trol de trá­fi­co, con­trol de pe­lo­tón y re­ser­va rea­li­za un brie­fing con los agen­tes ba­jo su man­do para ana­li­zar las in­ci­den­cias con­cre­tas de ca­da eta­pa en sí. «Den­tro de lo que es la prue­ba de­por­ti­va, lo nues­tro es un tra­ba­jo. Es un des­plie­gue muy es­truc­tu­ra­do. To­do el mun­do tie­ne una mi­sión con­cre­ta de lo que ha­cer y, den­tro de lo que te to­ca ca­da día, tie­nes un co­me­ti­do dis­tin­to», ma­ti­za Al­ber­to Car­los.

Pro­nós­ti­co a la ga­lle­ga

«Son mu­chas ho­ras jun­tos», re­co­no­ce, al tiem­po que des­ta­ca «el com­pa­ñe­ris­mo, la la­bor de to­dos, el que na­die puede des­mar­car­se por­que te­ne­mos que ser una má­qui­na en­gra­sa­da para que to­do fun­cio­ne. Es una ex­pe­rien­cia bo­ni­ta». Lo cier­to es que en­tre los agen­tes de la Guar­dia Ci­vil se crean la­zos de amis­tad que las nue­vas tec­no­lo­gías, y más con­cre­ta­men­te apli­ca­cio­nes co­mo What­sApp, per­mi­ten per­pe­tuar más allá de lo que son las tres se­ma­nas de prue­ba ci­clis­ta.

A la pre­gun­ta de un pro­nós­ti­co, una res­pues­ta a la ga­lle­ga: «To­dos los que van es­te año son to­dos muy bue­nos y cual­quie­ra po­dría ga­nar. Ha­bría que ver que fuer­zas tie­nen a es­tas al­tu­ras».

En es­te pun­to, el aná­li­sis de es­te ca­bo pri­me­ro de Trá­fi­co se de­tie­ne en el he­cho de que, «mien­tras al­gu­nos han ido al Gi­ro, otros, al Tour y aho­ra re­pi­ten en la Vuel­ta». Por nom­bres pro­pios, «el Froo­me tie­ne mu­chas pa­pe­le­tas por­que tie­ne un equi­po muy gran­de; Ar­gus se vio que es­ta­ba fuer­te, aun­que flo­jeó la úl­ti­ma se­ma­na del Tour; Ni­ba­li lo hi­zo bien en el Gi­ro y vie­ne más des­can­sa­do que los de­más; para Al­ber­to es su úl­ti­ma ca­rre­ra. No va a co­rrer más e igual quie­re dar el do de pe­cho. Cual­quie­ra de ellos puede ser».

L. PENIDE

El 19 de agos­to, Al­ber­to Car­los Pé­rez, jun­to a Jo­sé Ma­nuel Ber­jano y Jo­sé An­to­nio Ro­di­ño, to­ma­rán la sa­li­da a su ter­ce­ra y úl­ti­ma Vuel­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.