La re­sis­ten­cia de las «chi­cas de pla­tino» de Pontevedra

Pa­san los ve­ra­nos y ahí si­guen ellas, sen­ta­das en A Fe­rre­ría. La ma­yor, Lu­lú, ya ha cum­pli­do los 107 años

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA - MARÍA HER­MI­DA

Pue­de que no ten­gan to­da­vía un club de fans. Pe­ro de­be fal­tar­les po­co. Lu­lú, Ma­til­de Ba­la, Ma­til­de Vi­cen­te y Ma­rien, las mu­je­res bien en­tra­das en años que se sien­tan ca­da día en un ban­co de A Fe­rre­ría y se res­guar­dan del sol con som­bri­llas de te­la —que no pa­ra­guas, co­mo ellas co­rri­gen a quien ose lla­mar­les así— char­lan des­de su asien­to con un im­por­tan­te nú­me­ro de tu­ris­tas ca­da día. Son mu­chos a los que le lla­ma la aten­ción ver­las así, tan ele­gan­tes y ri­sue­ñas y, so­bre to­do, son mu­chos los que, una vez que las co­no­cen un verano, al año si­guien­te co­rren de nue­vo al ban­co pa­ra ver si si­guen bien. ¿Y con­ti­núan bien? Ellas di­cen que no, que tie­nen mu­chos acha­ques. Pe­ro cuan­do con­fie­san sus eda­des y cuen­tan có­mo es su día a día se cons­ta­ta que re­sis­ten me­jor que bien el pa­so del tiem­po. Eso sí, del año pa­sa­do a es­te hu­bo una pérdida, la de Co­ru­sa, que fa­lle­ció es­te in­vierno a pun­to de con­ver­tir­se en cen­te­na­ria. «Era la que peor sa­lud te­nía y se mu­rió en mar­zo», cuen­tan sus ami­gas.

Es­tas cua­tro mu­je­res, a las que al­gún día al­guien bau­ti­zó co­mo «las chi­cas de pla­tino de Pontevedra», ape­la­ti­vo que les en­can­ta, se mue­ven en una hor­qui­lla de edad dig­na de elo­gio. Lu­lú, la ve­te­ra­na, pei­na los 107 años. Se que­ja mu­cho de que no pue­de sa­lir so­la a la ca­lle por­que le fa­llan las pier­nas. Pe­ro es ca­paz de re­cor­dar his­to­rias de la Gue­rra Civil, de po­ner­le nom­bre a su pri­mer no­vio, de traer al pre­sen­te a un pre­ten­dien­te «que en mi ca­sa no gus­ta­ba, por­que era un po­co así ma­lean­te, pe­ro a mí me en­can­ta­ba por­que era gua­pí­si­mo» y de ex­pli­car que se ca­só a los 38 y no tu­vo hi­jos. Al elo­giar su bue­na me­mo­ria, in­di­ca: «Eso sí, la cabeza la ten­go in­tac­ta», con­fie­sa en­tre ri­sas.

Es­pe­ran­do el Ba­rça-Ma­drid

La acom­pa­ña en la ter­tu­lia ca­lle­je­ra y ma­ña­ne­ra un dúo de Ma­til­des. Una es Ma­til­de Ba­la, que tie­ne 97 años y que apa­ren­ta la más dis­pues­ta de to­das. De he­cho, en cuan­to al­gu­na no en­tien­de una pre­gun­ta, ella acla­ra to­do. «Es­ta­mos to­das bas­tan­te bien, no po­de­mos que­jar­nos», di­ce. La otra Ma­til­de se ape­lli­da Vi­cen­te y cum­plió los 93. Va en si­lla de rue­das y, co­mo el res­to, tie­ne bue­na me­mo­ria y hu­mor ex­ce­len­te. Al pre­gun­tar­les de qué to­ca ha­blar ese día, Ma­til­de Vi­cen­te in­di­ca: «Yo hoy es­toy con el fút­bol, que me en­can­ta. Les es­toy con­tan­do que es­te fin de se­ma­na jue­ga el Ma­drid y el Bar­ce­lo­na, eso sí que no me lo pier­do yo».

El cuar­te­to lo com­ple­ta Ma­rien, con 91 años, gran ju­ga­do­ra de brig­de. Ella in­di­ca que, en vís­pe­ras de la Pe­re­gri­na, to­ca ha­cer pla­nes tam­bién pa­ra las fies­tas. Quie­ren, co­mo mí­ni­mo, ver la pro­ce­sión. Cuen­tan tam­bién que echan de me­nos a Chelo, «la ni­ña», que es­tá en su fin­ca de ve­ra­neo. ¿Qué edad tie­ne pa­ra que la lla­men la ni­ña? Pues va por los 90. Y cla­ro, es una ni­ña al la­do de Lu­lú, que le sa­ca 17 pri­ma­ve­ras.

¿Cuán­tos años su­man las cua­tro jun­tas? De iz­quier­da a de­re­cha, las dos Ma­til­des, Lu­lú y Ma­rien. Sus años su­ma­dos arro­jan la frio­le­ra ci­fra de 388 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.