Las úl­ti­mas va­cas de San­xen­xo

«Cu­ca», «No­va» y «Ro­xa», ejem­pla­res de ru­bia ga­lle­ga, pa­cen en una fin­ca de Nan­tes

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA - MAR­COS GAGO

A Yo­lan­da Martínez Va­re­la (40 años, San­xen­xo) la cría de va­cas le vie­ne de fa­mi­lia. «Que eu re­cor­de ti­ve­ron va­cas eu, a mi­ña nai, a mi­ña avoa e a mi­ña bi­sa­voa», re­cuer­da al ha­cer cuen­tas. «É un­ha tra­di­ción, vai por xe­ra­cións», aña­de. En su vi­vien­da en Pa­zos, en la pa­rro­quia de Nan­tes, pa­cen tran­qui­la­men­te tres de las úl­ti­mas va­cas de San­xen­xo, qui­zás las úl­ti­mas. Su ma­ri­do, Cris­tó­bal Ga­rri­do, re­cuer­da que ha­bía otra ex­plo­ta­ción ga­na­de­ra en Noa­lla, pe­ro que ce­rró re­cien­te­men­te. Eso en cuan­to a va­cas, por­que bue­yes no se ve uno en la ca­pi­tal tu­rís­ti­ca de las Rías Bai­xas des­de ha­ce años. Así que ve­ci­nos y tu­ris­tas se tie­nen que con­for­mar con Cu­ca (diez años), No­va (cinco años) y Ro­xa (dos años y me­dio). Es­ta úl­ti­ma es­tá preñada y es pri­me­ri­za, así que re­quie­re al­go más de aten­ción. Son las úl­ti­mas va­cas san- xen­xi­nas. «An­tes ha­bía alo­me­nos un­ha en ca­da ca­sa», re­cuer­da Yo­lan­da. Eran otros tiem­pos.

Es­te ma­tri­mo­nio de Nan­tes cui­da de es­tas va­cas, de ra­za ru­bia ga­lle­ga, pa­ra con­su­mo pro­pio. Si se en­ca­ri­ñan de al­gu­na ter­ne­ra, la am­nis­tían pa­ra cría.

«Te­mos as va­cas por­que nos gus­tan e por­que te­mos pas­tos, por­que se non tes te­rreos e as tes na cua­dra non ten sen­ti­do», con­fie­sa. Cu­ca, No­va y Ro­xa tie­nen una die­ta muy na­tu­ral, sin pien­sos ni adi­ti­vos. Pas­tan en los pra­dos que ro­dean la ca­sa, sus due­ños les cor­tan hier­ba cuan­do lo ne­ce­si­tan y en in­vierno «dá­se­lle al­pa­ca, pe­ro to­do da fin­ca, millo, por­que se lle fai fa­ri­ña, to­do de aquí, da ca­sa», re­la­ta.

Mi­les de per­so­nas se pe­lean por con­se­guir un me­tro cua­dra­do de are­na en Sil­gar, pe­ro ni Yo­lan­da, ni Cris­tó­bal se sien­ten atraí­dos por el en­can­to del mar. «Nós es­ta­mos acos­tu­ma­dos á te­rra e nós non ve­mos San­xen­xo co­mo zo­na de praia, nós non dis­fru­ta­mos da praia por­que non é cou­sa que nos gus­te. Nós dis­fru­ta­mos máis do cam­po».

Las tres va­cas res­pon­den a la voz de sus due­ños, so­bre to­do a la de Cris­tó­bal. Son man­sas y ale­ja­das de rui­dos y pa­san una vi­da tran­qui­la, ya que no tra­ba­jan el cam­po ni su­fren nin­gún es­trés. Com­par­ten los pra­dos con dos ca­ba­llos y ni se al­te­ran an­te los flas­hes del fo­tó­gra­fo, co­mo si su­pie­sen que son las es­tre­llas del mo­men­to. Son co­mo des­te­llos de otra épo­ca, de cuan­do los ca­rros can­ta­ban por las co­rre­doi­ras y San­xen­xo era una vi­lla de ca­si­tas jun­to al mar.

ÓS­CAR VÍFER

Yo­lan­da Martínez y Cris­tó­bal Ga­rri­do lle­van to­da su vi­da crian­do va­cas pa­ra au­to­con­su­mo en la pa­rro­quia san­xen­xi­na de Nan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.