Ocho si­glos vien­do cam­biar el mun­do pa­ra dar­le oxí­geno

Ca­si me­dio cen­te­nar de ejem­pla­res sin­gu­la­res de 41 es­pe­cies dis­tin­tas con­vier­ten la pro­vin­cia en un te­so­ro na­tu­ral

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS - CAR­MEN GAR­CÍA DE BUR­GOS

Al­gu­nos tie­nen has­ta 800 años de edad, y han so­bre­vi­vi­do, no so­lo a un nue­vo en­torno, sino a un nue­vo mun­do. Pro­ce­den de paí­ses co­mo Chi­na, Ja­pón y Nue­va Ze­lan­da, pe­ro su­pie­ron adap­tar­se al cli­ma, tie­rra y con­di­cio­nes de pe­que­ños lu­ga­res pro­te­gi­dos de Ga­li­cia. Han vis­to pa­sar a mi­llo­nes de per­so­nas jun­to a sus tron­cos, y han re­sis­ti­do tem­po­ra­les, se­quías, in­vier­nos, ve­ra­nos y cam­bios po­lí­ti­cos y so­cia­les. Y mu­chos de ellos ni si­quie­ra son co­no­ci­dos. Otros sí tie­nen un pe­que­ño club de ad­mi­ra­do­res y pro­tec­to­res. Fue­ron es­tos, los ve­ci­nos del pro­pio car­ba­llo de San­ta Mar­ga­ri­da, en Pon­te­ve­dra, quie­nes se mo­vi­li­za­ron sin tre­gua has­ta que lo­gra­ron con­ven­cer a los po­lí­ti­cos de que era ne­ce­sa­rio cui­dar el cen­te­na­rio ár­bol, que fue in­clu­so men­cio­na­do por el Pa­dre Sar­mien­to. Pe­ro hay otros que son me­nos co­no­ci­dos. Y que si­guen sien­do sin­gu­la­res.

Se tra­ta de 48 ár­bo­les y nue­ve for­ma­cio­nes ar­bó­reas de 41 es­pe­cies que son con­si­de­ra­das re­li­quias bo­tá­ni­cas, ex­pli­ca la Dipu­tación de Pon­te­ve­dra, que aca­ba de pu­bli­car en su pá­gi­na web una com­ple­ta fi­cha de ca­da uno de ellos, con sus da­tos más téc­ni­cos y tam­bién la his­to­ria que los ro­dea. En ella ex­pli­ca que to­dos es­tos ejem­pla­res «tie­nen un gran va­lor cien­tí­fi­co, cul­tu­ral, di­dác­ti­co, pai­sa­jís­ti­co y or­na­men­tal, y su­po­nen un le­ga­do que se man­tie­ne en el tiem­po, tan­to en zo­nas ru­ra­les co­mo ur­ba­nas», y ci­ta, en­tre otros, los par­ques, cas­ti­llos, pa­zos, jar­di­nes, mon­tes y fin­cas que les dan co­bi­jo. Y, en oca­sio­nes, cuen­tan in­clu­so con el pri­vi­le­gio de unas vis­tas im­pa­ga­bles, co­mo en el ca­so de la sim­bó­li­ca ca­rre­ra de bo­jes de la is­la San Si­món.

Su mi­sión es dar oxí­geno, ha­cer res­pi­rar al pla­ne­ta y a sus ha­bi­tan­tes. Y pa­ra pro­te­ger­los, la Es­ta­ción Fi­to­pa­to­ló­gi­ca Areei­ro (EFA), de­pen­dien­te de la Dipu­tación, tra­ba­ja en la clo­na­ción de al­gu­nos de sus ejem­pla­res más va­lio­sos, ade­lan­ta la ins­ti­tu­ción pro­vin­cial, co­mo la Hi­gue­ra del Me­co, un ár­bol de más de 100 años si­tua­do en­tre dos pe­ñas del mon­te de A Si­ra­de­lla (O Gro­ve). Otros ya lo han si­do y, de he­cho, en el Pa­zo de Lou­ri­zán hay una fin­ca con más de 700 clo­nes fru­to de ex­pe­ri­men­tos ge­né­ti­cos de cas­ta­ño pa­ra con­se­guir el fru­to ga­lle­go y la re­sis­ten­cia asiá­ti­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.