Va­rios con­duc­to­res, en el punto de mi­ra por com­pe­ti­cio­nes clan­des­ti­nas en Poio

La Po­li­cía Lo­cal in­ves­ti­ga des­de es­te lu­nes los da­ños oca­sio­na­dos de nue­vo en el en­torno del mo­nas­te­rio

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA - LÓ­PEZ PENIDE

De nue­vo, el en­torno del mo­nas­te­rio de Poio su­frió es­te fin de se­ma­na los em­ba­tes de los afi­cio­na­dos a las ma­nio­bras te­me­ra­rias al vo­lan­te y los ami­gos de las ca­rre­ras ile­ga­les. Las mar­cas que los vehícu­los de­ja­ron en los jar­di­nes a las puer­tas de es­te em­ble­ma pa­tri­mo­nial del mu­ni­ci­pio se su­man a las hue­llas de neu­má­ti­cos que se han lo­ca­li­za­do en dis­tin­tos pun­tos del mu­ni­ci­pio don­de los ve­ci­nos de­nun­cian que son ha­bi­tua­les es­te ti­po de com­pe­ti­cio­nes clan­des­ti­nas.

De he­cho, la Po­li­cía Lo­cal de Poio con­fir­mó ayer que tie­ne el asun­to en su punto de mi­ra y que «vi­xía de pre­to a va­rios xó­ve­nes que con­du­cen de for­ma te­me­ra­ria po­lo Con­ce­llo». De es­te mo­do, des­de el lu­nes las pes­qui­sas se cen­tran en las mar­cas de trom­pos y de­rra­pes apa­re­ci­das de­lan­te del mo­nas­te­rio.

Es un punto don­de ya en el pa­sa­do re­cien­te se pro­du­je­ron des­per­fec­tos que el cuer­po mu­ni­ci­pal vin­cu­la con es­te ti­po de ac­ti­tu­des al vo­lan­te. Así, en di­ciem­bre, los agen­tes de­nun­cia­ron a un jo­ven que «nun­ha ma­no­bra te­me­ra­ria gol­peou un­ha zo­na pro­te­xi­da do con­xun­to his­tó­ri­co do con- ven­to, pro­du­cin­do da­nos con­si­de­ra­bles (...), ata o punto de rom­per un dos ador­nos de pe­dra».

Me­ses an­tes, en mar­zo pa­sa­do, fue iden­ti­fi­ca­do el pi­lo­to de un BMW de co­lor ro­jo que pre­su­mi­ble­men­te se de­di­ca­ba a rea­li­zar trom­pos y arran­ca­das en la ro­ton­da de la va­rian­te VG 4.8, a la al­tu­ra del ce­men­te­rio de San Xoán. Mien­tras los in­ves­ti­ga­do­res vin­cu­la­ron a es­te tu­ris­mo con los da­ños su­fri­dos por el por­tal de una fá­bri­ca ubi­ca­da en A Rei­boa, ve­ci­nos de Poio de­nun­cian que es ha­bi­tual ver un co­che del mis­mo co­lor y mo­de­lo en la glo­rie­ta de Cam­pe­lo rea­li­zan­do to­da cla­se de fi­li­gra­nas al vo­lan­te.

De igual mo­do, la Po­li­cía Lo­cal tie­ne cons­tan­cia de he­chos si­mi­la­res pro­ta­go­ni­za­dos por dis­tin­tos con­duc­to­res en otros pun­tos del mu­ni­ci­pio, ca­so de la subida a la pro­tec­to­ra de pe­rros en O Pe­rei­ro. Tam­bién en las in­me­dia­cio­nes de Saí­ñas, en Por­to­san­to y en la ca­rre­te­ra que co­mu­ni­ca la glo­rie­ta de Lou­ri­do con Cam­pe­lo. De he­cho, son va­rias las denuncias ve­ci­na­les ya tra­mi­ta­das, al­gu­nas de las cua­les se acom­pa­ñó de gra­ba­cio­nes de ví­deo rea­li­za­das con teléfonos mó­vi­les.

«As ma­no­bras fei­tas nes­te ti­po de con­du­ción agre­si­va son moi pe­ri­go­sas xa que o per­der trac­ción o vehícu­lo e moi doa­do que se le­ven a al­gun­ha per­soa por dian­te», in­ci­den des­de la Po­li­cía Lo­cal. Re­cuer­dan, en to­do ca­so, que no se tra­ta de un fe­nó­meno ais­la­do de es­te mu­ni­ci­pio. Así, la Guardia Ci­vil man­tie­ne un ope­ra­ti­vo en las pro­xi­mi­da­des del po­lí­gono de O Cam­pi­ño pa­ra im­pe­dir es­tas com­pe­ti­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.