Nuno Ea­nes, An­to­nia Fe­rrín y En­ri­que Vidal pa­ra bau­ti­zar tres ca­lles de La­lín

Dos ma­te­má­ti­cos y as­tró­no­mos, jun­to a un tro­va­dor me­die­val, fue­ron los es­co­gi­dos

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS - J. BE­NI­TO

Por se­gun­do vier­nes con­se­cu­ti­vo el al­cal­de ru­bri­ca­ba un de­cre­to pa­ra dar nom­bre a ca­lles de La­lín. Si la pa­sa­da se­ma­na la ave­ni­da Bos Ai­res se bau­ti­za­ba co­mo rúa Ca­cha­re­la, adi­ca­da á ci­da­de de Bos Ai­res, so­lo en su pri­mer tra­mo, des­de la in­ter­sec­ción de la ca­lle con Pin­tor Laxeiro y Mo­li­ne­ra y has­ta el en­tron­que con las ave­ni­das da Es­ta­ción y Gon­zá­lez Ta­boa­da, aho­ra le ha to­ca­do a via­les de­sig­na­dos has­ta el mo­men­to con le­tras. En con­cre­to las ca­lles C, D y F ya tie­nen nue­va de­no­mi­na­ción, asu­mien­do el go­bierno lo­cal las con­clu­sio­nes re­mi­ti­das por la Co­mi­sión do Ruei­ro, que pro­po­nía a Nuno Ea­nes de Cer­cio, An­to­nia Fe­rrín Mo­rei­ras y En­ri­que Vidal Abas­cal pa­ra po­si­bles rúas.

De for­ma in­me­dia­ta la ca­lle C pa­sa­rá a de­no­mi­nar­se Nuno Ea­nes de Cer­cio, mien­tras que An­to­nia Fe­rrín Mo­rei­ras da nom­bre a la D y En­ri­que Vidal Abas­cal a la F. En es­te ca­so no pa­ra un tra­mo de vial, co­mo ocu­rría con Bos Ai­res, sino pa­ra la to­ta­li­dad de su tra­za­do y las vi­vien­das in­clui­das. Pe­ro, ¿quién eras esas per­so­nas que aho­ra en­gro­san el ca­lle­je­ro la­li­nen­se? Se tra­ta de dos ma­te­má­ti­cos y as­tró­no­mos, jun­to con un tro­va­dor me­die­val.

Si co­men­za­mos por es­te úl­ti­mo, Nuno Ea­nes na­ció en la pa­rro­quia de Cer­cio y fue au­tor de nue­ve tex­tos me­die­va­les, en­tre ellos ocho can­ti­gas de amor y una com­po­si­ción «que po­de cla­si­fi­car­se co­mo o úni­co exem­plo de des­cor­do da lí­ri­ca ga­le­go-por­tu­gue­sa». Su ac­ti­vi­dad poé­ti­ca y mu­si­cal da­ta pro­ba­ble­men­te del úl­ti­mo cuar­to del si­glo XIII.

Por su par­te, An­to­nia Fe­rrín Mo­rei­ras (Ou­ren­se, 1914-San­tia­go, 2009) fue la pri­me­ra mu­jer as­tró­no­ma ga­lle­ga ade­más de ma­te­má­ti­ca y dis­cí­pu­la del la­li­nen­se Ra­món Ma­ría Aller. Tra­ba­jo en el Ob­ser­va­to­rio As­tro­nó­mi­co de la Uni­ver­si­da­de de San­tia­go de Com­pos­te­la (USC) y pu­bli­có tra­ba­jos en re­vis­tas es­pe­cia­li­za­das. Tam­bién fue la pri­me­ra mu­jer pro­fe­so­ra de la Fa­cul­ta­de de Cien­cias de San­tia­go, en 1957, ade­más de ela­bo­rar su te­sis Ob­ser­va­ción de pa­sos por dúas ver­ti­cais, ba­jo la di­rec­ción de Ra­món Ma­ría Aller.

En­ri­que Vidal Abas­cal (Ovie­do, 1908-San­tia­go, 1994) es­tá co­mo An­to­nia Fe­rrín vin­cu­la­do a las Ma­te­má­ti­cas y la As­tro­no­mía, ade­más de pin­tor. Es­tá con­si­de­ra­do uno de los pio­ne­ros en el aper­tu­ris­mo ma­te­má­ti­co in­ter­na­cio­nal en la pos­gue­rra es­pa­ño­la y cuen­ta con orí­ge­nes fa­mi­lia­res en La­lín, lo­ca­li­dad de la que es hi­jo adop­ti­vo. Tam­bién su te­sis de doc­to­ra­mien­to fue di­ri­gi­da por Ra­món Ma­ría Aller, en 1944, so­bre el pro­ble­ma de la ór­bi­ta apa­ren­te de las es­tre­llas do­bles vi­sua­les, y fue pro­mo­tor de la Real Aca­de­mia Ga­le­ga de Cien­cias y su pri­mer pre­si­den­te.

El de­cre­to de Ra­fael Cuí­ña tam­bién es­ta­ble­ce co­mu­ni­car esos tres cam­bios de nom­bres de ca­lles tan­to a los ser­vi­cios es­ta­dís­ti­cos co­mo a la Aso­cia­ción de Em­pre­sa­rios de De­za, así co­mo al pleno de la cor­po­ra­ción en la pri­me­ra se­sión a ce­le­brar. Y des­de la al­cal­día se in­sis­tió ayer en que se­gui­rán ejer­cien­do la com­pe­ten­cia en torno a dar nom­bres a ca­lles o mo­di­fi­car el re­gla­men­to de ho­no­res o dis­tin­cio­nes. Aun­que abre la op­ción de lle­var­se a pleno si ha con­sen­so pre­vio en las de­no­mi­na­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.