Ma­riano: «Ni ba­jas ni go­les anu­la­dos co­mo ex­cu­sa, no es­tu­vi­mos bien»

El en­tre­na­dor del Es­tra­den­se ape­la a la cal­ma y me­jo­rar an­te el Cam­po La­mei­ro

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS DEPORTES - JA­VIER BE­NI­TO

El en­tre­na­dor del Es­tra­den­se ape­ló ayer a la cal­ma tras la de­rro­ta an­te la Eri­za­na. «De­be­mos ha­cer las co­sas me­jor; no po­de­mos es­cu­dar­nos ni en las ba­jas ni los go­les anu­la­dos co­mo ex­cu­sa, no es­tu­vi­mos bien», sen­ten­ció. La­men­tó en­ca­jar un gol a los vein­te se­gun­dos de jue­go, aun­que siem­pre pue­de pro­du­cir­se una ju­ga­da ais­la­da en cual­quier mo­men­to, pe­ro so­bre to­do in­ci­dió en el se­gun­do, de sa­que de ban­da y cuan­do el ri­val ya es­ta­ba con diez. Y tam­bién en la fal­ta de pun­te­ría de sus fut­bo­lis­tas, sin lo­grar mar­car «a pe­sar de que tu­vi­mos al me­nos vein­te ti­ros a puer­ta».

«Si fue­ra de ca­sa es di­fí­cil, si en­ca­jas un gol en el pri­mer mi­nu­to to­da­vía es más di­fí­cil y si jue­gas ade­más en un cam­po pe­que­ño ya es im­po­si­ble», re­su­mió Alberto Ma­riano lo ocu­rri­do es­te do­min­go. Ese tem­pra­ne­ro tan­to rom­pió el plan­tea­mien­to del técnico ro­ji­llo, de me­ter pre­sión al ri­val y rit­mo de jue­go, ser agre­si­vos. To­do se cae y ter­mi­na de hun­dir­se con el 2-0, des­pués de dos ju­ga­das du­do­sas con Bor­ja d pro­ta­go­nis­ta —pa­ra Ma­riano al me­nos uno no fue fue­ra de jue- go— y otros tan­tos go­les anu­la­dos a los es­tra­den­ses cuan­do so­lo per­dían por la mí­ni­ma.

Las re­du­ci­das di­men­sio­nes del cam­po fa­ci­li­ta­ron ade­más a la Eri­za­na re­ple­gar lí­neas ca­si al bor­de de su área, má­xi­me tras su se­gun­do gol, y aguan­tar se­sen­ta mi­nu­tos con un fut­bo­lis­ta me­nos. «No no­ta­ban mu­cho la au­sen­cia por­que acu­mu­la­ban ju­ga­do­res y aun­que no­so­tros buscamos ata­car por los la­te­ra­les en oca­sio­nes no te­nía­mos su­fi­cien­te pa­cien­cia, ha­bía que mo­ver más rá­pi­do el ba­lón y nos cos­ta­ba», di­jo el en­tre­na­dor ro­ji­llo. «Toca me­jo­rar y que es­ta de­rro­ta se que­de en un ac­ci­den­te», re­mar­có.

En la previa del cho­que ase­gu­ra­ba Ma­riano que iba a ser cla­ve no en­ca­jar y ade­lan­tar­se en el mar­ca­dor pa­ra que el ri­val abrie­se sus lí­neas, que en ca­so con­tra­rio lo pa­sa­rían mal. Su pre­mo­ni­ción se cum­plió y co­mo ya les ocu­rrió an­te el No­guei­ra de Ra­muín ter­mi­na­ron por per­der. Dos de­rro­tas an­te equi­pos de per­fil si­mi­lar, am­bas fue­ra de ca­sa, en cam­po pe­que­ño, «que nos com­pli­can mu­cho nues­tro jue­go», apun­tó el técnico. Res­pec­to al res­to de re­sul­ta­dos de la jor­na­da, pa­ra él en­tra­ba den­tro de lo po­si­ble la victoria del Atios por 0-1 en Moa­ña, da­da la bue­na se­gun­da vuel­ta de am­bos. Pa­ra Ma­riano, «fue­ra de ca­sa va­mos a su­frir no­so­tros pe­ro tam­bién el res­to de ri­va­les y don­de de­be­mos ha­cer­nos fuertes es en ca­sa».

El Es­tra­den­se re­cu­pe­ra a Ma­nu­ti y Jorge pa­ra el pró­xi­mo en­cuen­tro tras cum­plir su san­ción, pe­ro los le­sio­na­dos en prin­ci­pio no, con Alberto pa­ra­do una se­ma­na más y Ós­car Bo fal­to de en­tre­na­mien­tos. «Fue un re­sul­ta­do ma­lo pe­ro te­ne­mos to­da­vía nues­tras po­si­bi­li­da­des in­tac­tas y hay que me­jo­rar nues­tro fút­bol an­te el Cam­po La­mei­ro, dar una ale­gría a la afi­ción», in­ci­dió el técnico, an­te un ri­val que ago­ta sus úl­ti­mas op­cio­nes pa­ra ale­jar­se de los pues­tos de des­cen­so y los pre­vi­si­bles arras­tres.

Ma­nu­ti y Jorge re­gre­san tras su san­ción, pe­ro los le­sio­na­dos es­tán ca­si des­car­ta­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.