Te­so­ros abier­tos al pú­bli­co pa­ra des­cu­brir el ar­te y la his­to­ria

Los ho­ra­rios de vi­si­ta, al­gu­nos es­cue­tos, y su si­tua­ción y ac­ce­so in­flu­yen a la ho­ra de atraer a po­ten­cia­les vi­si­tan­tes

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - DEZA-TABEIRÓS - RO­CÍO RA­MOS

En es­tos tiem­pos pri­ma la reali­dad vir­tual, los mu­seos com­pi­ten por re­no­var­se pa­ra con­ver­tir­se en es­pa­cios más atrac­ti­vos e in­ter­ac­ti­vos que en­gan­chen al pú­bli­co y, de pa­so, in­cre­men­ten vi­si­tas. A ve­ces, no son ne­ce­sa­rios fue­gos ar­ti­fi­cia­les tec­no­ló­gi­cos pa­ra es­tar en el top. In­flu­yen mu­chas cir­cuns­tan­cias. Pe­se la si­tua­ción y, por su­pues­to, el con­te­ni­do.

A ve­ces, la vi­si­ta ya me­re­ce la pe­na so­la­men­te por el con­ti­nen­te. Ha­bla­mos de mu­seos ubi­ca­dos en lu­ga­res sin­gu­la­res en los que el edi­fi­cio es ya un plus. Es el ca­so del museo mu­ni­ci­pal Ra­món María Aller de La­lín, en la ca­sa na­tal del as­tró­no­mo y que per­mi­te al vi­si­tan­te ha­cer­se una idea de co­mo era la vi­da de es­te cu­ra es­tu­dio­so de las es­tre­llas su­bien­do las in­trin­ca­das es­ca­le­ras de su ob­ser­va­to­rio. El tiem­po pa­sa y tras un du­ro in­vierno al edi­fi­cio le ha­rían fal­ta al­gu­nos re­to­ques. Mu­cho más re­cien­te es la reha­bi­li­ta­ción de la ca­sa na­tal de Joa­quín Lo­ri­ga. El pa­zo de Li­ña­res se ha con­ver­ti­do en un contenedor cul­tu­ral que atraer las mi­ra­das y va su­man­do con­te­ni­dos. El úl­ti­mo se­rá el le­ga­do del geó­gra­fo Hil­den.

La re­cu­pe­ra­ción de es­te ma­te­rial téc­ni­co y cien­tí­fi­co del ho­lan­dés por par­te del Con­ce­llo de La­lín su­ma con­te­ni­do al Pa­zo, que ya al­ber­ga el Museo Ga­le­go de Ma­rio­ne­ta y el cen­tro de in­ves­ti­ga­ción cas­tre­xa, ade­más de una co­lec­ción de­di­ca­da a Lo­ri­ga. Su am­plio ho­ra­rio, su si­tua­ción al pie del Ca­mino de San­tia­go y un en­torno pri­vi­le­gia­do ha­ce que el nú­me­ro de vi­si­tan­tes es­té en cre­ci­mien­to, sin ol­vi­dar las ac­ti­vi­da­des que al­ber­ga a me­nu­do.

Otro que cree es el Museo Ca­sa do Pa­trón de Doa­de de ini­cia­ti­va privada y que año a año va su­man­do es­pa­cios. El úl­ti­mo un me­ren­de­ro y an­tes de eso el cas­tro Au­re­la, es­tos días de nue­vo con una ex­ca­va­ción en mar­cha, que con­ti­núa aña­dien­do nue­vos ele­men­tos.

Y aun­que lle­gar allí re­quie­re es­fuer­zo, por su ubi­ca­ción en po­bla­cio­nes pe­que­ñas, la Fun­da­ción Neira Vi­las en Gres y la Fun­da­ción Pa­co La­reo A So­lai­na de Pi­lo­ño con­ti­núan te­nien­do ti­rón. En pos de los pa­sos de Neira Vi­las, la Fun­da­ción re­ci­be a me­nu­do a gru­pos de per­so­nas muy in­tere­sa­dos en sa­ber mu­cho más del crea­dor de Me­mo­rias dun neno la­bre­go y, de pa­so, des­cu­brir cu­rio­si­da­des, co­mo las que al­ber­ga el Museo Ma­nuel Rei­món­dez Por­te­la, la bi­blio­te­ca Ani­sia Mi­ran­da o la pro­pia ca­sa del es­cri­tor. Am­bos son es­ce­na­rio de ac­ti­vi­da­des li­te­ra­rias y ar­tís­ti­cas.

Si ha­bla­mos de mu­seos re­cien­tes, en la zo­na, el úl­ti­mo en su­mar­se a la lis­ta se­ría Cas­tro­de­za, que con­ti­núa sien­do des­co­no­ci­do pa­ra mu­chos ve­ci­nos de a pie, pe­ro que es vi­si­ta­do so­bre to­do por co­le­gios de den­tro y fue­ra de la co­mar­ca. Su di­se­ño in­ter­ac­ti­vo y di­dác­ti­co es­tá pen­sa­do so­bre to­do pa­ra ellos.

Es­ce­na­rio de ex­po­si­cio­nes iti­ne­ran­tes, el Mosteiro de Carboeiro, tam­bién pla­tó ci­ne­ma­to­grá­fi­co en nu­me­ro­sas oca­sio­nes, es uno de los lu­ga­res más vi­si­ta­dos de la zo­na. En For­ca­rei, se­gún la pá­gi­na web del Con­ce­llo, el Cen­tro Et­no­grá­fi­co de Te­rra de Montes, ubi­ca­do en Sou­te­lo de Montes, abre los fi­nes de se­ma­na y otros días con ci­ta pre­via.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.