Dos puer­tas gran­des en una co­rri­da con bron­ca al presidente

Mo­ran­te de la Pue­bla y Ale­jan­dro Ta­la­van­te sa­lie­ron a hom­bros del co­so pon­te­ve­drés

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PORTADA - MA­RÍA HERMIDA

Sin to­ros no hay co­rri­da. Y, ayer, en la pla­za pon­te­ve­dre­sa, tal y co­mo de­cían vo­ces au­to­ri­za­das en la ma­te­ria, «to­ros bue­nos no hu­bo mu­chos». Se sal­vó el quin­to y un po­co el sex­to, se­ña­la­ban. Pe­ro a los de­más as­ta­dos de la ga­na­de­ría D.Da­niel Ruiz les fal­ta­ba fuer­za y brío. Tan­to es así que se caían a la are­na y uno de ellos pa­re­cía en­ca­mi­na­do a ser de­vuel­to, aun­que al fi­nal se si­guió ade­lan­te. En cuan­to a los ma­ta­do­res, Mo­ran­te de la Pue­bla y Ale­jan­dro Ta­la­van­te cum­plie­ron el ex­pe­dien­te y sa­lie­ron por la puer­ta gran­de. Pe­ro no pue­de de­cir­se que hi­cie­sen fae­nas des­co­mu­na­les, aun­que hu­bo una so­no­ra pi­ta­da y bron­ca al presidente por su ra­ca­ne­ría con Ta­la­van­te, al que el pú­bli­co pre­mió con una se­gun­da vuel­ta al rue­do en­tre aplau­sos.

La tar­de em­pe­zó con Mo­ran­te. Le to­có un to­ro flo­jo (Du­que, 455 ki­los) y el dies­tro ofre­ció un to­reo al na­tu­ral sin de­ma­sia­do em­pa­que. La es­to­ca­da fue bue­na y la co­sa ter­mi­nó en una ore­ja. Tam­po­co se pi­dió más. Mo­ran­te se pu­do lu­cir al­go más con el cuar­to (Ar­te­sano, 480 ki­los), don­de es­tu­vo me­jor con la mu­le­ta que con el ca­po­te. Hi­zo al­gu­nos pa­ses que le­van­ta­ron olés, pe­ro da­ba la im­pre­sión de que la úni­ca pre­ten­sión era ase­gu­rar la se­gun­da ore­ja. Ma­tó bien y se lle­vó un apén­di­ce, acom­pa­ña­do de flo­res que le brin­dó el pú­bli­co en su vuel­ta al rue­do.

El se­gun­do de la tar­de fue pa­ra Ta­la­van­te. Le to­có un to­ro muy no­ble (Asis­ten­te 470 ki­los), al que úni­ca­men­te se le pu­do po­ner un par de ban­de­ri­llas, con las que ya se ca­yó. Fue una fae­na có­mo­da. To­reó con la de­re­cha y dio una es­to­ca­da ful­mi­nan­te. El presidente le dio una ore­ja y la pla­za pi­dió la se­gun­da. No hu­bo ma­ne­ra, y la pi­ta­da fue bien evi­den­te. La his­to­ria se re­pi­tió con el quin­to (Re­bu­jino, 500 ki­los), el me­jor as­ta­do de la co­rri­da. Los ban­de­ri­lle­ros tu­vie­ron una ac­tua­ción me­dio­cre. Y la fae­na me­jo­ró con la mu­le­ta. To­reó con am­bas ma­nos y, aun­que no lle­gó a cla­var del to­do la es­to­ca­da, es­ta fue muy acer­ta­da y, a la pos­tre, ful­mi­nan­te. Nue­va­men­te, el presidente le brin­dó una ore­ja. Pe­ro el ten­di­do pe­día más. Va­ya si pe­día. Pi­tos, gri­tos, bron­ca... pe­ro no hu­bo ma­ne­ra. El re­cién es­tre­na­do presidente se en­ro­có ahí y Ta­la­van­te tu­vo que con­for­mar­se con el ca­lu­ro­so re­co­no­ci­mien­to des­de la gra­da.

El ter­ce­ro del car­tel era Ca­ye­tano. Con el ca­po­te re­ci­bió al to­ro de ro­di­llas, y la co­sa pro­me­tía. Pe­ro el pri­me­ro en fa­llar fue el as­ta­do (Le­chón, 460 ki­los), que se ca­yó so­bre la are­na en in­fi­ni­tas oca­sio­nes. En una de ellas, cuan­do la cua­dri­lla le tu­vo que ayu­dar a er­guir­se, des­de el ten­di­do se pi­dió que lo de­vol­vie­se. No fue así. Si­guió la fae­na pe­ro, si con la mu­le­ta Ca­ye­tano no hi­zo nin­gu­na proeza, lo que ocu­rrió con la es­pa­da fue un au­tén­ti­co desas­tre. Cua­tro pin­cha­zos y un des­ca­be­llo pa­ra ma­tar a un to­ro que no le­van­ta­ba ca­be­za. Si­len­cio ab­so­lu­to pa­ra el ma­ta­dor de his­tó­ri­co ape­lli­do.

Ya con el sex­to, cam­bia­ron un po­co las co­sas. El as­ta­do (Ca­la­bres, 435 ki­los) era mu­cho más agre­si­vo y di­fí­cil de to­rear. Tan­to es así que el dies­tro su­frió un re­vol­cón. Le­van­tó al­gu­nos olés con la mu­le­ta y, es­ta vez sí, acer­tó con la es­to­ca­da. Qui­zás fue es­ta suer­te fi­nal la que le pro­por­cio­nó la ore­ja con la que se mar­chó de Pon­te­ve­dra. Mien­tras, Mo­ran­te de la Pue­bla y Ale­jan­dro Ta­la­van­te sa­lie­ron en hom­bros de la úl­ti­ma co­rri­da de la fe­ria de A Pe­re­gri­na.

Más in­for­ma­ción

EMI­LIO MOL­DES

Ta­la­van­te y Mo­ran­te, tras la ter­ce­ra co­rri­da de fe­rias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.