MAL­PI­CA

UNA DE LAS VI­LLAS MARINERAS DE MA­YOR BE­LLE­ZA DE LA COS­TA DA MOR­TE, AÚ­NA EN 61 KI­LÓ­ME­TROS CUA­DRA­DOS DE EX­TEN­SIÓN TO­DO LO IN­DIS­PEN­SA­BLE PA­RA EL TURISTA: TRA­DI­CIÓN, CUL­TU­RA Y FIES­TAS

La Voz de Galicia (Deza) - Especial1 - - PORTADA - TO­NI LONGUEIRA CAR­BA­LLO

El es­cu­do he­rál­di­co de Mal­pi­ca re­su­me a la per­fec­ción su idio­sin­cra­sia co­mo pue­blo, su lu­gar en la Cos­ta da Mor­te y su am­plia ofer­ta pa­ra cap­tar la aten­ción de los mi­les de tu­ris­tas que, ca­da año, eli­gen la co­mar­ca co­mo lu­gar de des­can­so.

Mal­pi­ca lo tie­ne to­do. Es agri­cul­tu­ra, ga­na­de­ría, sec­tor pes­que­ro y ma­ris­que­ro tra­di­cio­nal, es la cu­na de la ar­te­sa­nía del barro de Ga­li­cia y po­see un ri­co pa­tri­mo­nio, em­pe­zan­do por A Croa do Cas­tro de Cer­que­da. Tam­bién aú­na his­to­ria, que se re­mon­ta a los tiem­pos de la fa­mi­lia Ló­pez Sán­chez de Mos­co­so, per­te­ne­cien­te al po­de­ro­so li­na­je de los Al­ta­mi­ra y una to­rre co­mo sím­bo­lo del po­der me­die­val en Mens.

La ca­pi­tal mu­ni­ci­pal es, sin du­da, su gran re­fe­ren­te tu­rís­ti­co. Ideal pa­ra dis­fru­tar de una ex­ce­len­te y va­ria­da gas­tro­no­mía y per­der­se por sus es­tre­chas ca­lle­jue­las que desem­bo­can, por un la­do, en la pla­ya ur­ba­na de Area Maior, con las Si­sar­gas en el ho­ri­zon­te, y por el otro, en el puer­to, el gran mo­tor eco­nó­mi­co y tam­bién su prin­ci­pal es­ca­pa­ra­te.

Mal­pi­ca no se en­tien­de si no es mi­ran­do al mar. Siem­pre ha mi­ra­do al mar. Las subas­tas de pes­ca­do y ma­ris­co con­gre­gan ca­da día en la lon­ja a nu­me­ro­sos cu­rio­sos.

La romería del San­to Ha­drián, que se ce­le­bró el domingo 18 de ju­nio, es una de las de ma­yor so­le­ra, tra­di­ción, de­vo­ción y mul­ti­tu­di­na­rias de las que se ce­le­bran en la Cos­ta da Mor­te y re­pre­sen­ta el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da a un ve­rano en el que pro­li­fe­ran los con­cier­tos, las fe­rias marineras, las ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas y, so­bre to­do, la Mos­tra olei­ra, una de las ini­cia­ti­vas de ma­yor ca­la­do, que se ce­le­bra a co­mien­zos del mes de agos­to en Bu­ño, una pa­rro­quia orgullosa de es­ta tra­di- ción ar­te­sa­nal, y el me­jor es­ca­pa­ra­te pa­ra sus 800 ve­ci­nos

Mal­pi­ca ha sa­bi­do di­ver­si­fi­car su ofer­ta tu­rís­ti­ca, in­clu­yen­do el de­por­te y la vi­da sa­na. Es­tá ro­dea­da de sen­das, so­bre to­do, la in­clui­da en la Ru­ta dos Fa­ros, de re­fe­ren­cia en la Cos­ta da Mor­te. Tam­bién ha sa­bi­do ex­plo­tar el mar pa­ra la pro­mo­ción de los de­por­tes náu­ti­cos. La tra- ve­sía a na­do en­tre Si­sar­gas y Area Maior es un cla­ro ejem­plo. Una prue­ba du­ra don­de las ha­ya, que em­pe­zó sien­do un tri­bu­to a un ma­ri­ne­ro de la lo­ca­li­dad y que aho­ra con­gre­ga a 200 na­da­do­res, al­gu­nos de ellos de re­nom­bre na­cio­nal, y que se pe­lean por cu­brir los 4,3 ki­ló­me­tros en­tre el ar­chi­pié­la­go y el prin­ci­pal are­nal del cas­co ur­bano.

FO­TO A. GAR­CÍA

Area Maior ca­pi­ta­li­za gran par­te del ocio y de la ac­ti­vi­dad de­por­ti­va en épo­ca es­ti­val.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.